USCIS revisará sus contratos ante amenaza de quedarse sin fondos

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
  • USCIS sin fondos. El Servicio de Inmigración y Ciudadanía informó que revisará todos sus contratos y establecerá prioridades ante la falta de dinero
  • Debido a la pandemia del coronavirus, USCIS encara dificultades presupuestarias y posibles despidos temporarios ya que la agencia se sustenta con el dinero que recuada del costo de los trámites de inmigración
  • USCIS reabrió ayer luego de semanas en que las oficinas estuvieron cerradas

USCIS sin fondos. El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), que encara dificultades presupuestarias y posibles despidos temporarios, informó que ha iniciado una revisión de todos sus contratos a fin de “priorizar los servicios más esenciales para cumplir sus misiones críticas”.

“USCIS debe asegurar la continuación de las operaciones que son críticas para su misión y que se prioricen los fondos para el pago a nuestros empleados”, señaló la agencia en un mensaje divulgado en redes sociales y del que han hecho eco organizaciones civiles.

La agencia, que tiene unos 17,000 empleados, fue creada en 2002 y puesta bajo la égida del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tras la disolución del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS, en inglés), conocido popularmente como “la Migra” y que operaba en el ámbito del Departamento de Justicia.

El jueves, USCIS reabrió varias de sus oficinas en las cuales se tramitan los casos de asilo y los de obtención de la ciudadanía estadounidense para servicios con asistencia personal en casos que no son de emergencia. La agencia había suspendido el 19 de marzo los servicios que requerían la presentación personal de los aplicantes, debido a la pandemia de COVID-19.

Las entrevistas en las oficinas para los casos de asilo y las ceremonias de naturalización han quedado suspendidas, y la emisión de los certificados de residencia legal permanente (“tarjeta verde”) también fue afectada por las restricciones en las operaciones, todo lo cual a su vez menguó la situación presupuestaria de USCIS, una agencia que obtiene financiación con las tasas que cobra por sus servicios.

El mes pasado, el subdirector de la agencia, Joseph Edlow, envió un correo electrónico a los empleados señalando que “dada la naturaleza sin precedentes de la pandemia global no hay datos históricos que puedan usarse para proyectar el alcance y la duración del impacto de COVID-19 en las recaudaciones de USCIS”.

“USCIS agotará sus fondos este verano y, sin una intervención del Congreso, corremos el riesgo de no ser capaces de cubrir la planilla de sueldos, y tendremos que tomar acciones drásticas para mantener la agencia a flote”, añadió.

La agencia ha pedido al Congreso una asignación de 1,200 millones de dólares para compensar la caída de recaudaciones y busca un aumento del 10 % en sus tarifas para cubrir sus necesidades financieras.

Según el mensaje difundido en redes sociales, la agencia ha calculado que las solicitudes de asilo, residencia legal y ciudadanía habrán caído un 61 % hacia septiembre “cuando USCIS espera quedarse sin dinero aún si los gastos se han recaudado para cubrir las funciones críticas”.

USCIS reabrió sus oficinas tras el COVID-19

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía reabrió este jueves muchas de sus oficinas después de que hayan estado cerradas por semanas debido a la pandemia del coronavirus.

“Hoy reabrimos muchas de nuestras oficinas al público”, señaló la agencia en un mensaje en su cuenta Twitter. “Seguimos las normas del Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) para proteger a nuestro personal y al público”.

Archivado como: USCIS sin fondos

“Si usted se siente enfermo, no venga a nuestras oficinas”, añadió el mensaje. “Siga las instrucciones dadas en su notificación de cita y reprograme (la cita) cuando esté saludable”.

USCIS, que procesa las solicitudes de asilo y las de ciudadanía, detalló que, a medida que comience a reabrir los servicios, las oficinas reducirán el número de citas y entrevistas para garantizar el distanciamiento social, dar tiempo a las tareas de limpieza y reducir la ocupación de la sala de espera.

Con respecto a las solicitudes de asilo, el USCIS detalló que se reprogramarán “automáticamente las entrevistas” que fueron canceladas y que los solicitantes recibirán un aviso con la nueva hora, fecha y lugar.

Las entrevistas se podrán llevar a cabo a través de video, con los solicitantes en una habitación y el funcionario a cargo en otra, a fin de cumplir las directrices de distanciamiento social.

El comunicado emitido por la agencia la semana pasada, cuando anunció la reapertura, no hizo referencia a las audiencias para solicitantes de asilo bajo el programa conocido como “Permanezcan en México”, cuyas audiencias fueron postergadas el pasado 24 de marzo hasta el 22 de abril, plazo que amplió luego hasta el 1 de junio.

Archivado como: USCIS sin fondos

En el caso de quienes aguardan por su ciudadanía, el USCIS informó que enviará los avisos para las ceremonias, aunque anticipó que estas “pueden ser más cortas para limitar la exposición a los asistentes”.

A las ceremonias, bajo “formato abreviado”, solo se permitirá que asista el candidato a la naturalización y las personas que brindan asistencia a quienes tengan alguna discapacidad.

Entre las medidas que se seguirán en las oficinas destacan el uso de desinfectante para las manos en los puntos de entrada, la exigencia del uso de cobertor facial que podrá retirarse brevemente mientras se confirma la identidad de la persona o se le toma una fotografía, así como la instalación de marcas y barreras físicas para mantener el distanciamiento social.

Cada año desde 2009, el USCIS completa el trámite de ciudadanía de entre 620,000 y 780,000 personas.

Archivado como: USCIS sin fondos

Regresar al Inicio