EE.UU. quiere incluir a US Citizens en sistemas de reconocimiento facial

  • El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. busca incluir a US Citizens en sistemas de reconocimiento facial en aduanas y aeropuertos
  • Al igual que los extranjeros que ingresan al país desde agosto pasado, también los ciudadanos estadounidenses serían fotografiados
  • Es una “invasión a la privacidad”, manifiesta la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU)

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) quiere utilizar la tecnología de reconocimiento facial para identificar a todas las personas que entran y salen de los Estados Unidos, incluidos los ciudadanos estadounidenses o US citizens.

En una presentación reciente, la dependencia federal propuso cambiar las regulaciones existentes para establecer que todos los viajeros, incluidos los ciudadanos estadounidenses o US citizens, puedan ser fotografiados a la entrada y salida del país en los puntos de cruce fronterizos.

Estos controles de identificación personal también serían instalados en los aeropuertos.

En una entrevista concedida a la cadena de noticias CNN, el director de política y planificación de salida y entrada del DHS, Michael Hardin, indicó que los reglamentos para la implementación de esta tecnología está en las etapas finales de autorización.

Precisó que después de ser publicada, su entrada en vigor debe estar precedida de un período de comentarios públicos.

Desde mediados de agosto, a los ciudadanos que no son estadounidenses y que viajan a los Estados Unidos se les toma una fotografía y se escanean las huellas digitales a su llegada, pero esto no ha sido un requisito aún para los ciudadanos estadounidenses o US citizens.

La revisión biométrica en los puertos de entrada a Estados Unidos se ha recomendado, pero no se ha aplicado ampliamente desde la Ley de reforma de inmigración ilegal y responsabilidad de inmigrantes de 1996.

El Informe de la Comisión del 11 de septiembre, el oficial sobre los ataques terroristas de 2001 en Nueva York y Washington, DC, concluyó que un sistema biométrico de detección de entrada y salida para extranjeros era parte integral de la seguridad nacional de los EE.UU.

No es la primera vez que una agencia federal de Estados Unidos intenta implementar el reconocimiento facial como herramienta de identificación.

En julio pasado se dio a conocer que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) implementó un proceso de reconocimiento facial a las fotografías de las licencias de conducir para determinar posibles coincidencias con inmigrantes indocumentados.

Este sistema está basado en las herramientas de identificación personal del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La vigilancia por cámaras se ha vuelto una constante en el orbe, pero la tecnología de reconocimiento facial aporta precisiones individuales como el nombre y otras condiciones inherentes a la intimidad de la persona.

Así, el reconocimiento facial biométrico “plantea profundas preocupaciones de privacidad”.

Esa voz de alarma proviene de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), cuyo analista de políticas públicas, Jay Stanley, expuso: “La insistencia del gobierno en avanzar con un despliegue a gran escala de esta poderosa tecnología de vigilancia plantea profundas preocupaciones de privacidad”.

Citado por CNN, Stanley preciso en un comunicado que los viajeros, incluidos los ciudadanos estadounidenses, no deberían tener que someterse a exploraciones biométricas invasivas simplemente como condición para ejercer su derecho constitucional a viajar.

 

reconocimiento facial

AP

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+