La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio

"Un insulto al dolor de la familia". La urna se abre en pleno entierro en Nueva York y la familia hispana demanda al cementerio.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • “Un insulto al dolor de la familia”. La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio
  • José Semidey y Awilda Rivera han decidido demandar a The Evergreens Cemetery, en Brooklyn (NYC), por negligencia
  • Durante el entierro de su madre, Claribel Oppenheimer, de 79 años, la urna de abrió justo frente a los dolientes

“Un insulto al dolor de la familia”. La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio. El lamentable incidente ocurrió en la ciudad de Nueva York, donde un doloroso momento se convirtió en algo realmente penoso para los seres queridos.

José Semidey y Awilda Rivera han decidido demandar a The Evergreens Cemetery, en Brooklyn (NYC), por negligencia y es que durante el entierro de su madre, Claribel Oppenheimer, de 79 años, la urna de abrió justo frente a los dolientes.

Urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio

La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio
Foto: Twitter

La urna no solo se abrió ante la mirada atónita de los presentes, sino que los trabajadores del cementerio intentaron desesperadamente forzarla para que entrara en un hueco que en realidad era más pequeño de lo necesario, indica la demanda judicial que presentó la familia hispana.

“Un cementerio está en el negocio de enterrar gente y creo que lo más básico que hacen todos los días es cavar agujeros”, argumentó Eric Rothstein, abogado de los hijos de Oppenheimer en el proceso de demanda. “No entiendo cómo sucede algo como esto”, agregó.

Familia hispana sumida en el dolor

La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio
Foto: Twitter

La familia hispana, ya sumida en el dolor, terminó indignada porque la señora Claribel no pudo tener un entierro honroso. Sus hijos denunciaron que el espacio para depositar el ataúd no era lo suficientemente grande y por eso no solo se quedó atascado, sino que se abrió frente a todos con los restos de la señora Oppenheimer dentro, reseñó el Diario de NY.

De hecho, familiares y amigos presentes el pasado 24 de junio durante el entierro dijeron que miraron dentro de la urna ya dañada y el cuerpo de la mujer ya no estaba en la solemne posición en la que la habían colocado en la funeraria. Debido al “manejo brusco” en el cementerio, las manos de la señora ya no estaban dobladas sobre ella.

La demanda al cementerio

Foto: Shutterstock

Recientemente, la familia presentó una demanda ante la Corte Suprema del estado en El Bronx. En el documento narran lo que 35 dolientes presenciaron y es que habían dicho sus últimas palabras a la difunta y colocado las rosas sobre la urna, cuando los trabajadores del cementerio empezaron a forcejear con el ataúd para que entrara en el espacio destinado.

Dicen que escucharon como la urna raspaba contra las estrechas paredes del agujero y que los empleados “empujaron, levantaron y bajaron el ataúd una y otra vez para tratar de meterlo en el suelo”, indica la demanda.

Enterrar a la difunta ¿a como de lugar?

La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio
Foto: Shutterstock

En el documento agregaron que después de que el ataúd se les atacara, los empleados del cementerio intentaron halarlo y que incluso comenzaron a discutir entre ellos, por lo que la situación se tornó un tanto agresiva mientras intentaban resolver el problema.

Incluso después de que se había dañado la urna y de que se había abierto la tapa, los hombres siguieron “tirándolo”, al punto en que pensaron que el cuerpo de Claribel se cayera. La familia miraba la escena llorando, dice el informe.

Sacar a Claribel de ahí

Foto: Shutterstock

Al final, los trabajadores decidieron colocar el ataúd dañado con el cuerpo de la mujer movido en el césped. Ahí permaneció por una hora, mientras los hombres utilizaban una retroexcavadora para abrir más espacio y “gritaron que se apartaran” a los familiares.

El abogado de la familia afirma que “es sólo una pieza más de una situación que ya es horrible”, porque el comportamiento de los empleados y la situación en general resultó un insulto al dolor de la familia.

Ya ha pasado antes

La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio
Foto: Shutterstock

Al parecer, un trabajador le habría dicho a la familia que no era la primera vez que ocurría una situación así, ya que “esta sección del cementerio ha tenido este problema antes con ataúdes que no caben correctamente en las tumbas”.

The Evergreens Cemetery, en Brooklyn, Nueva York, no se ha manifestado con respecto al desagradable momento, ni a la demanda. La urna se abre en pleno entierro y la familia hispana demanda al cementerio.

Continua artículo relacionado