Crónica: “Una bomba va explotar en la escuela”

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Crónica: “Una bomba va explotar en la escuela”
  • Crónica: “Una bomba va explotar en la escuela”.
  • Dos alertas que pusieron en vilo a las autoridades y en pánico a la comunidad.
  • Una joven hispana está tras las rejas por presuntamente haber publicado la amenaza.

Los últimos días han sido muy complicados para las autoridades del condado de Hall (Georgia).

Y es que hubo dos falsas alarmas que los pusieron a correr y que hicieron entrar en pánico a sus residentes.

Una de esas alertas tenía que ver con una amenaza de bomba que, según dijeron, había sido colocada en una escuela pública de la localidad y que explotaría en cualquier momento.

La otra era advirtiendo sobre una redada simultanea de inmigración en varias polleras de la ciudad de Gainesville, lo que generó terror en los empleados, en su mayoría hispanos.

En ambos casos las autoridades locales fueron notificadas y, por lo menos en la primera, tomaron cartas en el asunto.

Todo comenzó cuando la policía fue notificada por una persona que reside en el estado de Michigan, quien vio la amenaza en una cuenta de Twitter.

Sin pensarlo dos veces, el ciudadano dio aviso a las autoridades que, como suele suceder en esta clase de casos, comenzaron a investigar de inmediato.

La Oficina del Alguacil en conjunto con los investigadores del Distrito Escolar de Hall se enfocaron en dos cosas: indagar la seriedad de la amenaza y dar con la persona responsable de hacerla.

Mientras que el equipo especial antiexplosivos inspeccionaba detenidamente el colegio, otra unidad buscaba el origen de la alerta.

Valiéndose de múltiples técnicas de investigación digital, los detectives encontraron información valiosa que resultó en la emisión de varias órdenes de allanamiento.

En una de las viviendas allanadas encontraron a la presunta responsable de la amenaza.

Destiny Sánchez, de 19 años, fue arrestada y acusada de proferir amenazas terroristas y de interrumpir de las actividades diarias de un centro educativo.

Al verse sorprendida y rodeada por las autoridades, la joven se entregó sin oponer resistencia. Fue recluida en la prisión del condado sin derecho a salir bajo fianza.

Crónica: “Una bomba va explotar en la escuela”

En cuanto a la alerta de redada, que también resultó ser falsa, la situación se manejó diferente.

La policía de Gainesville recibió múltiples llamadas de personas que denunciaban haber visto gente corriendo “como loca” y también otras de comerciantes denunciando que se estaban metiendo sin permiso a sus propiedades.

La queja era contra miembros de la prensa, de periodistas como yo, hambrientos de contar una noticia y especialmente si se trata de redada. Luego de lo que ocurrió en Mississippi varios corrimos a verificar si la información era correcta o no.

Un portavoz policial de Gainesville me llamó y me dijo: “cuando me mencionaron un micrófono que decía Mundo Hispánico supuse que eras tú, así que no íbamos a llegar a molestarlos mientras hacías tu trabajo, pero solo te pido que te mantengas afuera de los límites de compañías”.

Hablé con el funcionario sobre el origen de la falsa alarma y realmente sentí que no le dio nada de importancia. “No sé porque se inventaron semejante mentira, pero ya pasó”, me respondió.

No lo culpo, pues no es un delito poner algo así en las redes sociales. Aunque sean publicaciones falsas, la Primera Enmienda de la Constitución lo avala. Diferente sería exponer que se le hará daño a alguien como en el caso de la amenaza de bomba.

Durante mi investigación, logré documentar que el rumor de la redada al parecer comenzó a esparcirse el jueves cuando despidieron a un obrero.

Este, escondido en por lo menos dos perfiles falsos en Facebook -lo cual cada vez es más común-, comenzó a escribir en diversos grupos de compra y venta de qué habría redadas al día siguiente.

Todo indica que su idea era que los trabajadores tuvieran miedo y no se presentaran a sus puestos laborales.

Una bomba va explotar Mundo Hispanico
Cuando se regó la voz de la redada en las polleras de Gainesville, cientos de empleados abandonaron sus puestos y dejaron sus batas tiradas a medio camino.

Crónica: “Una bomba va explotar en la escuela”

Su teoría fue reforzada sin ninguna intención cuando esa misma tarde el supervisor de una de esas granjas avícolas que posiblemente se creyó el cuento reunió a algunos de los trabajadores y les dijo que “al parecer ICE llegaría a realizar una inspección de papeles”.

Gracias a su error, muchos no llegaron a trabajar y los que sí lo hicieron porque no sabían, cuando entraron y notaron la ausencia fueron informados de la posible redad y salieron del lugar despavoridos.

Desde antes de llegar a los “sitios de las redadas”, yo ya sabía que era falso, porque mientras que íbamos en el vehículo llamé a mis fuentes de inmigración y se mostraron sorprendidas e inmediatamente lo negaron todo.

Mi contacto me dijo claramente que cuando tienen operaciones en curso jamás le avisan a nadie y mucho menos a las personas o empresas involucradas, lo cual me consta.

Espero que ahora que todo ha salido a la luz, seamos más responsables con el tipo de información que subimos a las redes sociales. Y es que pienso que no se vale jugar con el miedo de la gente.

Ahora, cuando algo es real o está sucediendo, pues, aunque cunda el pánico, es mejor exponerlo, ya que así los demás tomarán las medidas respectivas para su seguridad. Gracias por leer mi columna de hoy. Hasta la próxima.

Desde su lanzamiento en 2015 MundoHispánico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber par a mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Instagram y en Twitter.