ÚLTIMA HORA: ICE arresta a pastor que le echó la policía a feligrés

Oficina del Alguacil del condado de Rockingham y capturas de Facebook
  • ÚLTIMA HORA: ICE arresta a pastor que le echó la policía a feligrés.
  • El líder religioso enfrenta múltiples cargos graves por abuso sexual infantil.
  • Al parecer la diferencia entre el miembro de la congregación y el pastor no fue cuestiones de dinero.

 Tras el escandálalo ocurrido esta semana en una congregación evangélica de Carolina del Norte en donde un feligrés fue arrestado, ahora se anunció la detención del pastor que le echó la policía.

La Oficina del Alguacil del condado de Rockingham anunció en su página web que en conjunto con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) acaban de arrestar a Albert López, pastor de la Iglesia Bautista Puerta Abierta de la ciudad de McLeansville.

La operación en la que fue detenido el líder religioso se llevó a cabo en la vivienda de este localizada en Greensboro, a unas pocas millas de la iglesia donde se suscitó el polémico incidente.

A López, de 54 años, las autoridades lo buscaban desde el 2011 en conexión con una serie de abusos sexuales en perjuicio de varios menores de edad.

El hombre había permanecido lejos del radar de las autoridades, hasta el pasado domingo, cuando decidió sacar por la fuerza a Félix Arias Evangelista.

Hasta ayer se desconocía la razón de la disputa entre ambos, pero ahora el panorama está más claro.

López enfrenta cinco cargos graves, entre ellos violación, agresiones sexuales y perversión de menores.

Las autoridades de Carolina del Norte le han impuesto una fianza de 3 millones de dólares por los delitos que se le imputan.

ÚLTIMA HORA: ICE arresta a pastor que le echó la policía a feligrés

Esta fue la nota inicial que hizo Famoso a López.

Y es que en un video que se ha vuelto viral en las redes sociales se puede ver como un miembro de la Iglesia Bautista Puerta Abierta de la ciudad de McLeansville es detenido por las autoridades locales por negarse a abandonar el precinto.

La persona que fue esposada fue identificada como Félix Arias Evangelista, a quien acusaron de allanamiento de morada.

Los policías del condado de Guilford llegaron al lugar tras recibir una llamada en donde se reportaba que alguien había entrado sin autorización al ministerio.

Los uniformados entonces abordaron a Arias en pleno servicio religioso y le pidieron que se fuera, pero otra persona les gritó “estamos en la iglesia” (we are in a church), aunque eso no inmutó en lo absoluto a los oficiales.

“Se le pidió amablemente que se marchara, pero el señor Arias se negó. El pastor (de la congregación) también se lo había solicitado, pero tampoco acató, así que tuvimos que sacarlo”, informó la Oficina del Alguacil de Guilford por medio de un comunicado.

En entrevista con el diario local Qué Pasa, Arias explicó que, desde hacía días, tenía algunas diferencias con el pastor de la iglesia y que éste le había pedido que no regresase.

“Me había amenazado de que iba a llamar a la policía. Pero le soy franco. No (lo) creí, porque somos una congregación. La iglesia la hemos comprado entre los hermanos”, dijo Arias a Qué Pasa.

De acuerdo con su testimonio, el domingo decidió volver a la que consideraba su congregación como se costumbre, pero que, a su llegada, se topó con dos “hermanos” en la entrada que no le querían dejar pasar.

ICE arresta pastor feligrés

Sin embargo, asegura que se las ingenió para colarse y una vez adentro, se sentó en medio entre la multitud, algo que había hecho durante los últimos 14 años como miembro de dicha iglesia.

“Llevamos muchos años (sirviendo) ahí. No tiene ningún derecho a tratarnos de esa manera, como delincuentes.  Le hemos dado nuestra vida”, dijo Arias a Qué Pasa.

La detención de Arias fue temporal. Y es que una vez en el cuartel de la policía, las autoridades optaron por dejarlo en libertad sin siquiera imponerle el pago de una fianza.

“Es que no cometí ningún delito. Yo soy miembro de esa iglesia”, recalcó el feligrés a Qué Pasa.

Desde que fue expuesto en las redes, el video se volvió viral y sacudió a muchos miembros de la comunidad hispana, quienes condenaron al líder religioso de esa congregación.

“Pena debería de darle al pastor. Echarle la policía a un hermano que antes le estuvo dando de comer con sus diezmos. Todos son iguales”, se leía uno de tantos comentarios en las redes.