ÚLTIMA HORA: Hospitalizan de emergencia a expresidente de EEUU Jimmy Carter

  • ÚLTIMA HORA: Una vez más fue hospitalizado el expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter
  • Fue internado por un procedimiento para aliviar su presión cerebral
  • Ha tenido lesiones recientes

Jimmy Carter es hospitalizado. El expresidente estadounidense Jimmy Carter fue ingresado en un hospital el lunes por la noche para un procedimiento para aliviar la presión en su cerebro, causado por una hemorragia debido a sus caídas recientes, dijo su portavoz.

El procedimiento está programado para el martes por la mañana en el Hospital de la Universidad de Emory, dijo Deanna Congileo en un comunicado.

Carter ha caído al menos tres veces este año, y el primer incidente en la primavera requirió cirugía de reemplazo de cadera.

Viajó a Nashville, Tennessee, y ayudó a construir una casa de Hábitat para la Humanidad después de obtener 14 puntos después de una caída el 6 de octubre. Y fue hospitalizado brevemente después de fracturarse la pelvis el 21 de octubre. Recibió un grave diagnóstico de cáncer en 2015 pero sobrevivió y desde entonces ha dicho que no tiene cáncer.

Casi cuatro décadas después de que dejó el cargo y, a pesar de un cuerpo que está fallando después de 95 años, el expresidente más antiguo de la nación todavía enseña la escuela dominical aproximadamente dos veces al mes en la Iglesia Bautista Maranatha en su pequeña ciudad natal de Plains en el suroeste de Georgia. Su mensaje es indefectiblemente sobre Jesús, no sobre sí mismo.

El reverendo Tony Lowden, pastor de Carter, dijo que el expresidente fue hospitalizado el lunes en lo que llamó “un día difícil”.

“Solo necesitamos que todo el país esté en oración por él”, dijo Lowden en una entrevista telefónica.

Carter descansa cómodamente y su esposa, Rosalynn, está con él, dijo Congileo.

Carter había recibido un diagnóstico de cáncer en 2015, pero logró combatirlo, desde entonces ha dicho que no tiene el padecimiento.

A los 95 años, Jimmy Carter sigue atrayendo fieles a iglesia

Los peregrinos llegan temprano y desde todos lados. Se congregan al amanecer en un pequeño bosque de nogales junto a una iglesia rural. Vienen, según dicen, para recibir una dosis de decencia y devoción a partir de una lección sobre la Biblia.

La lección la imparte el 39no presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter.

Casi cuatro décadas después de dejar la presidencia y a pesar de algunos problemas de salud, Carter, de 95 años, sigue impartiendo clases dos veces por mes en la Iglesia Bautista de Maranatha, en su pequeña ciudad de Plains, en el sudeste de Georgia. Su mensaje gira siempre en torno a Jesús, no a sí mismo.

La iglesia tiene apenas una treintena de miembros, pero a sus clases asisten a veces 450 personas. Unas 200 llenan el santuario, de paredes verdes y vitrales, y los demás siguen el sermón a través de pantallas, desde salas aledañas.

Es prácticamente imposible hacer a un lado la política cuando se trata de un expresidente. Algunos vienen porque son demócratas que votaron por él cuando fue elegido en 1976 y que se sienten frustrados con el tono que han adoptado el presidente Donald Trump y los republicanos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+