Hispana de Texas cargaba manada de perros muertos en camión de U-Haul

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Hispana de Texas cargaba manada de perros muertos en camión de U-Haul
Etiquetas:
  • U-Haul perros muertos: Christina Arriaga enfrenta dos cargos criminales de crueldad animal porque le descubrieron un camión U-Haul en el que llevaba a 33 cachorros muertos y en estado de descomposición.
  • La mujer ya estaba en la mira del Departamento de Control Animal de la ciudad de Pharr, Texas, porque su vecinos se quejaban de los ladridos, aullidos y el penetrante olor a can muerto que salía de su casa.
  • El caso se remonta hasta mayo de 2019 pero cuando se le detuvo la primera vez se fijó su caso como falta administrativa, pero un jurado elevó los cargos a criminales y la volvieron a detener.

Christina Arriaga fue acusada formalmente de crueldad animal por llevar 33 perros muertos en un camión de la compañía de renta de camiones U-Haul en Texas.

Arriaga, de 35 años, fue detenida el jueves 16 de enero de 2020 en su cita con la corte y llevada a la Cárcel del Condado de Hidalgo, en Edinburg, Texas, por un caso que se remonta hasta el miércoles 8 de mayo de 2019 cuando se le detuvo por primera vez.

Sin embargo, Arriaga salió un día después de aquel arresto gracias a una fianza de 30,000 dólares luego de ser acusada de dos cargos de crueldad animal y que en aquel entonces se clasificaron como faltas administrativas.

Desde entonces, la mujer enfrentaba su proceso en libertad y con sesiones en la corte mensualmente en las que el caso se iba posponiendo hasta que las autoridades decidieron llevarlo a revisión ante un jurado acusador con la posibilidad de que enfrentara cargos más severos.

La historia cambió para Arriaga cuando el jurado retomó su caso y decidió imputarle formalmente cargos criminales en diciembre de 2019 y en la siguiente sesión, la del 16 de enero, se ordenó que nuevamente fuera detenida por cargos criminales serios.

Al detenerla, se le informó que se le retiraban las faltas administrativas y se le elevaron a cargos criminales luego de que se revisaran los detalles del caso que ha dejado perplejos incluso a los investigadores policiales de delitos contra los animales.

El caso de Arriaga es complejo y todavía hay muchas preguntas que la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo (HCSO, por sus siglas en inglés), entre otras autoridades, está tratando de resolver.

Todo empezó con la denuncia de una vecina de Arriaga del pueblo de Pharr, casi en la frontera con México, quien llamó a las autoridades para decirles que de la vivienda de la mujer ya llevaba varios días que salía un olor fétido y penetrante, según detallan los documentos del caso consultados por MundoHispánico en Texas.

En su testimonio, la mujer aseguró que había días y noches en que se escuchaban “aullidos y ladridos” de manera constate y luego varios días días de silencio hasta que otra vez empezaban los ladridos de los caninos. El olor a orines de perro era penetrante, aseguró.

La misma vecina de Arriaga denunció que había visto cómo la mujer cargaba en un camión U-Haul decenas de cachorros muertos que sacaba de su departamento.

Ante la segunda denuncia, el Departamento de Control Animal de Pharr fue a la casa de la mujer el martes 30 de abril de 2019 y llamó repetidamente a la puerta sin que nadie les atendiera.

Christina Arriaga está detenidamente, ahora acusada de cargos criminales de crueldad animal, luego de que descubrieron que manejaba un camión U-Haul con 33 perros muertos en el interior. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo)

Los detectives de control animal asentaron en su investigación que escucharon ladrar a decenas de perros adentro de la casa. Luego volvieron días después y asestaron que ya no escucharon los ladridos de los animales.

Arriaga no era la propietaria del domicilio sino que vivía ahí bajo renta y Frank Villarreal, el director del Departamento de Control Animal de Pharr, contactó a la propietaria, que le informó que la mujer rentó la casa y en su contrato asentó que era dueña de dos perros.

Villarreal sabía por los informes de sus investigadores que ahí no había dos perros sino muchos más. Sin embargo, hasta entonces lo único que tenían era la denuncia de la vecina, pero no podían proceder legalmente sin pruebas.

Otros vecinos testificaron que desde que Arriaga vivía en esa casa las cucarachas y moscas habían empezado a proliferar en el vecindario.

Finalmente, aquel miércoles 8 de mayo de 2019, una denuncia anónima llegó al número de emergencias del Departamento de Policía de Pharr (PPD, por sus siglas en inglés) y les alertó que Arriaga iba en un camión U-Haul con decenas de animales muertos en la caja de carga.

El reporte fue difundido a todas las patrullas y un oficial atisbó el camión de U-Haul con las placas que le habían proporcionado.

Al detener el U-Haul, y tan solo al aproximarse al vehículo, el oficial del PPD dijo que percibió un olor fétido a muerte que salía desde el vehículo.

Con base a eso, el patrullero le pidió a la conductora que saliera del vehículo y abriera la caja del camión. Lo que vio, según lo contó en su reporte oficial, fue a decenas de cachorros muertos. Alguno todavía pataleaba un poco, resistiéndose a morir.

Inmediatamente Christina Arriaga fue detenida y Villarreal con su equipo de investigadores del Departamento de Control Animal llegaron a la escena del dantesco encuentro.

En total, los agentes contaron un total de 33 cachorros muertos y uno más que aún estaba vivo. Muchos de los animales, según analizaron los peritos, acababan de morir por asfixia y calor por las altas temperaturas adentro del U-Haul.

La primera orden de arresto de Arriaga detalla que la mujer le dijo a las autoridades que ella y su esposo habían decidido meter a sus perros en el camión y manejar por la ciudad antes de que los sorprendieran adentro de su casa con la manada.

El esposo de la mujer no recibió cargos porque él no estaba cuando los oficiales detuvieron al U-Haul. El jueves 9 de mayo de 2019, Arriaga pagó el 10 por ciento de su fianza de 30,000 dólares, como marca la ley, y pudo salir de la Cárcel del Condado de Hidalgo.

Desde entonces enfrentaba su proceso en libertad.

Sin embargo, con la intervención del jurado acusador, que retomó su caso a petición de la Fiscalía del Condado de Harris, ahora se le terminó la libertad a Christina Arriaga. Ahora enfrenta dos cargos graves de crueldad animal.

Hasta el momento de escribir esta historia, la mujer seguía detenida en la Cárcel del Condado de Hidalgo a la espera de que se determine cuándo será su primera audiencia. El juez calificador que recibió su caso el jueves 16 de enero no ha determinado si merece salir bajo fianza por segunda ocasión.

La investigación continúa abierta ya que las autoridades quieren saber por qué la mujer tenía tal manada de perros, de dónde los sacaba y si en otras ocasiones habían muertos más animales.

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.