Resurge tuit de Trump llamando criminales a hispanos tras afirmar ser el “menos racista”

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Resurge tuit de Trump llamando criminales a hispanos tras afirmar ser el “menos racista”
Foto: AP / Video: MH
  • Tras afirmar ser “la persona menos racista”, resurge tuit de Trump donde culpaba a hispanos y afroamericanos de los crímenes violentos en EE.UU.
  • El tuit fue publicado por Trump en 2013 antes de ser presidente
  • “Comenzó su campaña diciendo que se iba a deshacer de esos violadores mexicanos”, indicó el candidato Joe Biden en respuesta a Trump

Tuit racista Trump. Un tuit del presidente Donald Trump de 2013 en el que culpaba a los hispanos y afroamericanos de los crímenes violentos resurgió en las redes sociales luego de que durante el último debate presidencial el mandatario aseguró ser “la persona menos racista”.

Como respuesta a la afirmación de Trump, cibernautas no tardaron en traer a la actualidad la publicación de hace más de siete años impulsándola con el hashtag #RacistInChief, de acuerdo con NewsWeek.

“Lamentablemente, la abrumadora cantidad de delitos violentos en nuestras principales ciudades es cometida por negros e hispanos, un tema difícil que debe discutirse”, tuiteó el candidato republicano en junio de 2013, antes de asumir la presidencia de Estados Unidos.

Resurge tuit de Trump llamando criminales a hispanos tras afirmar ser el “menos racista”
Foto: Twitter.

El comentario de Trump surgió luego de que le preguntaran su opinión acerca del movimiento Black Lives Matter.

“La primera vez que escuché del Black Lives Matter, estaban cantando cerdos en una manta, cerdos, hablando de nuestra policía, cerdos en una manta, los fríen como tocino”, respondió Trump. “Dije que es algo horrible … y ese fue mi primer vistazo de Black Lives Matter, pensé que era algo terrible”, indicó.

“En cuanto a mis relaciones con todas las personas, creo que tengo excelentes relaciones con todas las personas. Soy la persona menos racista en esta sala”.

Durante el debate, el presidente indicó que se había “hecho cargo” de distintos aspectos vinculados con la gente de color. “Me entristece porque soy la persona menos racista”, dijo Trump. “Ni siquiera puedo ver a la audiencia porque está muy oscuro, pero no me importa quién esté en la audiencia. Soy la persona menos racista en esta sala”, insistió.

Por su parte, el candidato por el partido demócrata Joe Biden compartió en su cuenta de Twitter un extracto del debate donde Trump hace la afirmación y escribió que era “uno de los presidentes más racistas de la historia moderna”.

Resurge tuit de Trump llamando criminales a hispanos tras afirmar ser el “menos racista”
Foto: Twitter.
“Él vierte combustible en cada fuego racista, en cada uno”, dijo Biden. “Comenzó su campaña bajando las escaleras mecánicas diciendo que se iba a deshacer de esos violadores mexicanos”.

Biden y Trump aprovecharon el bloque del debate dedicado al racismo para acusarse mutuamente de haber perjudicado más a la comunidad afroamericana, informó la agencia Efe.

Trump recordó que su rival fue el impulsor en el Senado de una ley del crimen en 1994 que provocó que miles de afroamericanos terminaran entre rejas y que él aprobó una reforma en el sentido contrario poco después de llegar al poder.

Además, dijo que ha sido el presidente que más ha hecho por la comunidad negra en la historia de Estados Unidos con la posible excepción de Abraham Lincoln, quien abolió la esclavitud en 1863.

Biden, por su parte, repasó el historial de comentarios racistas de Trump y recordó que en 1989 abogó por la pena de muerte para un grupo de adolescentes afroamericanos conocidos como los “Central Park Five” que fueron acusados de un crimen que no cometieron.

Trump, sin embargo, dio un giro discursivo en pleno bloque sobre racismo para insistir de nuevo en sus acusaciones contra Biden de haber aprovechado su posición política para recibir dinero de Gobiernos extranjeros directa o indirectamente.

“Si todo esto es cierto, es un político corrupto”, dijo Trump al insinuar que Biden recibió pagos de países como China, Rusia, Ucrania o Irak.

“Esto es un montón de basura”, respondió el demócrata, quien ya había negado minutos antes todas esas acusaciones, a lo que Trump replicó con que el candidato demócrata se estaba haciendo pasar por un “inocente bebé”.

Al debatir sobre política exterior, Biden le afeó al presidente su relación con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

“¿Corea del Norte? -se defendió Trump-. No estamos en guerra. Tenemos una buena relación. La gente no lo entiende, tener una buena relación con líderes de otros países es algo bueno”.

Pero el que fuera vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017 traía preparada una respuesta: “Con Hitler tuvimos una gran relación antes de que, de hecho, invadiera Europa, el resto de Europa”.

Como ya hizo durante las primarias demócratas, Biden renegó este jueves de la política migratoria de Obama, quizás el único de sus legados que no se atribuye, mientras Trump le preguntaba insistentemente: “¿Quién construyó las jaulas, Joe?”.

“Yo seré presidente, no vicepresidente”, respondió Biden, que de este modo se sintió libre para criticar a Trump por haber usado la separación familiar como arma migratoria, una estrategia que ha dejado como secuela que 545 menores no encuentren ahora a sus padres.

“Es algo criminal (…) Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todo los conceptos de lo que somos como nación”, dijo Biden.

“Los estamos tratando tan bien, están en instalaciones que son tan limpias”, respondió el mandatario.

Presionado por las encuestas que le van claramente en contra y por los casi 50 millones de estadounidenses que han depositado ya sus votos, Trump aprovechó la primera oportunidad que tuvo para prometer la aprobación de una vacuna anticovid-19 “en semanas”.

“No es una garantía, estará para finales de año, pero creo que hay una alta probabilidad que dos farmacéuticas (la tengan) en cuestión de semanas y creo que se distribuirá de forma muy rápida”, aseguró el presidente.

Biden, por su parte, ennegreció el panorama esperanzador pintado por Trump y alertó de un “invierno oscuro” con la pandemia del coronavirus desatada.