Tucson rechaza convertirse en ciudad santuario y elige a una latina como alcaldesa

  • Tucson votó y dijo no a la posibilidad de convertirse en una ciudad santuario para inmigrantes en Arizona.
  • El rechazo de convertirse en ciudad santuario resultó sorpresivo para muchos, puesto que Tucson vio nacer ese movimiento a favor de los inmigrantes.
  • Por otra parte, Tucson hizo historia al escoger a una latina de ascendencia mexicana como su alcaldesa.

Tucson, en Arizona, rechazó este martes en las urnas declararse como ciudad santuario, al tiempo que hizo historia al elegir a Regina Romero como su primera mujer latina alcaldesa.

Poco más del 71 por ciento de los electores votaron en contra de la iniciativa conocida como Propuesta 205, que pretendía evitar que el Departamento de Policía de Tucson (TPD) cooperara con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE en inglés).

En una ciudad que vio nacer el movimiento santuario, el rechazo de los votantes fue sorpresa para quienes lo apoyaban, reportó Efe.

Zaira Livier, una de las fundadoras de la también conocida como Iniciativa para la Defensa de la Gente, dijo que seguirá luchando en favor de los derechos de los migrantes.

“Todos merecemos vivir en paz sin importar dónde hayamos nacido”, aseguró en rueda de prensa tras conocer los resultados de la elección.

La Propuesta 205 prohibía a los agentes del Departamento de Policía de Tucson preguntar el estatus migratorio de personas en ciertos lugares como las iglesias, escuelas, tribunales y hospitales.

Sus detractores consideraban que la propuesta iba en contra de la polémica ley estatal SB1070, aprobada por la Legislatura de Arizona en el año 2010 y que aún continúa vigente.

La ley estatal que en su momento convirtió al estado de Arizona en el epicentro del debate migratorio, otorga el poder a los departamentos policíacos de cuestionar el estatus migratorio de las personas que “sospechan” que son indocumentados.

Desde entonces, inmigrantes indocumentados han sido deportados debido a que, por ejemplo, tras una detención de tráfico fueron entregados a las autoridades migratorias.

Por meses, impulsores de la medida trataron de convencer a los votantes por medio de anuncios y tocando puertas para pedir apoyo para la iniciativa que pretendía proteger a los inmigrantes indocumentados.

Pero mucho antes de la elección, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, advirtió que Tucson podría perder parte de su presupuesto estatal de más de 120 millones de dólares si se convertía en ciudad santuario por estar en violación de la ley estatal SB1070.

Legisladores republicanos amenazaron además con aprobar durante la próxima sección legislativa leyes que castigarían a ciudades que se convirtieran en “santuario” para los inmigrantes.

También han amenazado con hacer responsable a la ciudad de los crímenes o daños que inmigrantes indocumentados puedan cometer en contra de los residentes.

Por otra parte, durante la trascendental elección de este martes, los votantes hicieron historia eligiendo a Regina Romero como la primera mujer latina alcaldesa de Tucson, la segunda ciudad más grande del estado.

De ascendencia mexicana, Regina Romero ganó con cerca del 56 por ciento de los votos a su favor.

“Estoy muy contenta por este importante logro, mis prioridades son trabajar en favor de nuestras comunidades, proteger sus derechos”, dijo Regina Romero a Efe tras conocer los resultados en su cuartel electoral.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+