Trump planearía vengarse de 10 republicanos que aprobaron su segundo juicio político

El presidente saliente Donald Trump planearía vengarse de 10 republicanos que aprobaron su segundo juicio político o impeachment.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: AP / Video: MH
  • Trump estaría considerando vengarse de los 10 republicanos que respaldaron el segundo juicio político en su contra.
  • Trump habría pedido información de los 10 republicanos, al parecer para vengarse por apoyar a los demócratas.
  • El presidente saliente es el único mandatario en la historia de Estados Unidos que ha sido acusado dos veces.

¿Sería capaz? El presidente saliente Donald Trump planearía vengarse de 10 republicanos que aprobaron su segundo juicio político o impeachment.

Trump estaría considerando un castigo político para los 10 republicanos de la Cámara de Representantes que votaron por su impeachment debido a los disturbios que ocurrieron en el Capitolio la semana pasada, según un nuevo reporte citado por el New York Post.

El presidente saliente habría pedido información de los 10 republicanos después de la votación del miércoles por la tarde, informó este viernes el Wall Street Journal.

Trump “quería saber quiénes eran los legisladores y si alguna vez había hecho algo por ellos” y “preguntó quién podría competir contra ellos cuando se enfrenten a la reelección en dos años”, informó el Journal citado por el New York Post.

Este último medio recordó que los republicanos separatistas se unieron a todos los demócratas para acusar a Trump por un solo cargo de presunta incitación a una insurrección que interrumpió la certificación de la victoria del presidente electo Joe Biden.

La republicana No. 3 de la Cámara de Representantes, la representante Liz Cheney, de Wyoming, estaba entre esos 10 y se resiste a los llamados de algunos miembros del Comité de Libertad para que renuncie.

Según el New York Post, Cheney y Trump se enfrentaron durante mucho tiempo en materia de política exterior y él pidió su destitución durante un discurso previo al motín cerca de la Casa Blanca que sentó las bases para su juicio político.

El diario detalló que los otros republicanos que votaron para acusar a Trump fueron los representantes Tom Rice, de Carolina del Sur; John Katko, de Nueva York; Anthony González, de Ohio; Peter Meijer, de Michigan; Adam Kinzinger, de Illinois; Dan Newhouse, de Washington; Fred Upton, de Michigan; Jaime Herrera Beutler, de Washington, y David Valadao, de California.

A pesar de las fuertes críticas por el ataque mortal en el Capitolio, se espera que Trump siga siendo una figura poderosa entre los republicanos cuando deje el cargo el 20 de enero y podría ayudar a derrocar al puñado de titulares, reseñó el Post.

Trump vengarse de republicanos

Muchos otros republicanos, añadió el periódico neoyorquino, incluido el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, criticaron públicamente las acciones de Trump, pero pidieron una censura menos severa.

La representante Nancy Mace (republicana por Carolina del Sur) instó a una moción de censura que prohibiría a Trump volver a ocupar el cargo, pero no apoyó la acusación. Otros objetaron la redacción.

El representante Chip Roy (republicano por Texas) dijo: Trump “merece una condena universal por lo que claramente, en mi opinión, fue una conducta impensable”, pero que no estaba de acuerdo con lo redactado por los demócratas.

Juicio político de Trump podría comenzar el día de la inauguración de Biden

Aunque aún hay muchos factores inciertos, el juicio político contra Trump podría comenzar a la 1.00 de la tarde del próximo miércoles, el mismo día en que el presidente electo Joe Biden tomará posesión del cargo, según un cronograma del procedimiento del Senado obtenido el jueves por The Associated Press.

Es el calendario posible si la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, envía pronto a la Cámara alta los artículos a considerar para llevar a cabo el juicio político.

La Cámara de Representantes acusó a Trump el miércoles de un solo cargo, incitación a la insurrección, después del letal asalto al Capitolio la semana pasada por parte de simpatizantes del mandatario.

El ataque ha dejado la capital de la nación, y otras ciudades de la capital, bajo alta seguridad en medio de amenazas de más violencia alrededor de la inauguración.

Trump es el único presidente en la historia de Estados Unidos que ha sido acusado dos veces.

Pelosi, demócrata de California, no ha dicho cuándo enviará la acusación al Senado.

Algunos demócratas han sugerido esperar para que Biden tenga tiempo de asumir el cargo y comenzar a trabajar en sus prioridades.

Biden ha dicho que el Senado podría dividir su tiempo entre el juicio político, la confirmación de los nominados a su gabinete y trabajar en hacer frente al COVID-19 y otros asuntos.

El juicio político será el primero para un presidente que ya no esté en el cargo. Y, políticamente, forzará un ajuste de cuentas entre algunos republicanos que han apoyado a Trump durante su presidencia y le han permitido en gran medida difundir ataques falsos contra la integridad de las elecciones de 2020.

Continua artículo relacionado