Trump fustiga a revista evangélica por apoyar destituirlo

  • El presidente Donald Trump criticó a revista evangélica que pidió su destitución.
  • Trump se equivocó al escribir las siglas del nombre de la revista evangélica, pero aseguró que no volvería a leerla.
  • Trump aseguró que a esa revista evangélica “le va mal”.

Donald Trump fustigó este viernes a una prestigiosa revista cristiana evangélica, luego de que esta argumentó en un comentario editorial que el presidente de Estados Unidos debería ser destituido.

Trump tuiteó que Christianity Today, una revista fundada por el difunto evangelista Billy Graham, es una publicación de “extrema izquierda” a la cual “le va mal y no tiene relación con la familia de Billy Graham desde hace muchos años”.

Añadió que la publicación “no sabe leer una transcripción perfecta de una llamada telefónica rutinaria”, en alusión a su llamada en julio al presidente de Ucrania, la que derivó en su juicio político.

Trump agregó que la revista prefiere a “un ateo extremista de izquierda que quiere quitarle su religión y sus armas, que a Donald Trump como su presidente”.

Según reseñó AP, en el editorial de la revista evangélica titulado “Trump debe ser destituido”, el jefe de redacción Mark Galli escribió: “Los demócratas han buscado la caída (de Trump) desde el primer día”, pero añade que “los hechos en este caso son inequívocos: el presidente de Estados Unidos trató de usar su poder político para obligar a un gobernante extranjero a acosar y desacreditar un opositor político del presidente. Esto no sólo es una violación de la Constitución. Más importante aún, es profundamente inmoral”.

Añade que la cuestión de si Trump debe ser destituido por el Senado o por el voto popular en la elección de 2020 “debe quedar librada a la prudencia de la razón”. Pero, “que deba ser destituido, creemos, no es cuestión de lealtad partidista, sino de lealtad al Creador de los Diez Mandamientos”.

En la víspera, la Cámara de Representantes dominada por los demócratas aprobó las acusaciones contra Trump de abuso de poder al presionar a Ucrania para que investigara a su rival político y de obstrucción de la investigación del Congreso, siendo apenas el tercer presidente estadounidense en ser sometido a juicio político en la historia de Estados Unidos.

Siete de cada 10 evangélicos blancos aprueban la gestión de Trump, de acuerdo con una encuesta del Centro Pew de hace algunos meses. Adicionalmente, muchos líderes evangélicos lo respaldan, a pesar de denuncias de abuso sexual, medidas polarizadoras y declaraciones llenas de blasfemias, entre ellos el hijo de Graham, el reverendo Franklin Graham.

Trump dijo en sus tuits que “ningún presidente ha hecho más por la comunidad evangélica, nadie se le acerca”. Adicionalmente, declaró: “¡no volveré a leer ET!”, equivocando la sigla de la revista evangélica.

Manifestantes humillan a Trump en mitin y él responde: “Es una vagabunda” (VIDEO)

El presidente Donald Trump criticó y catalogó como una “verdadera vagabunda” a una opositora que se presentó durante un mitin que ofrecía en Michigan y luego criticó al personal de seguridad por no eliminar rápidamente de la arena a la manifestante, reseñó The Daily Mail.

El miércoles, el mandatario habló ante un lugar abarrotado de adeptos a su gobierno en Battle Creek, Michigan, pero fue interrumpido por un grupo de manifestantes que lo abuchearon y entre todos levantaron una pancarta que decía ‘Don the Con, You’re FIRED’ (“Estás despedido”).

Enseguida la multitud se dio cuenta de lo que sucedía y Trump gritó contundentemente: ‘¡Sácala de aquí!’. De inmediato, los oficiales de seguridad se apresuraron a detener a la mujer que vestía una camisa naranja neón y un sombrero y la sacaron del Kellogg Arena.

Antes de que la sacaran, la mujer se volteó hacia el presidente y le gritó: ‘F ** k you’.

Acto seguido, Trump reprendió a los agentes de seguridad por no detectar ni eliminar lo suficientemente rápido a la protestante.

“Esta es una persona que hizo un gesto horrible solo porque el hombre de seguridad le permitió tener mucho tiempo para hacerlo”, indicó Trump el miércoles.

“Y, por lo general, debo decir que la policía hace un trabajo increíble. Increíble. Lo hacen muy rápido”, dijo el polémico mandatario en tono irónico.

Mientras el Arena se llenaba de abucheos y gritos de desaprobación, Trump trató de mantener la calma, riéndose y diciendo: “Está todo bien”.

Enseguida la mujer fue sacada del lugar, y Trump aprovechó la oportunidad para destrozar a la manifestante.

“Hay una real vagabunda. Espera un minuto. Ella tendrá un infierno en cuanto regrese a casa con su madre… Ella grita un poco, y sabes lo que me gusta hacer para evitar a la gente como ella”, dijo Trump, antes de criticar la seguridad de la arena.

“Y les diré otra cosa, no sé quién es la compañía de seguridad, sin embargo, fue la policía quien apareció, pero, claro, quieren ser políticamente correctos, así que no le agarran la muñeca a la ligera y la sacan. Ellos dicen: ‘Oh, ¿podría venir? Por favor, venga conmigo. Señor. Señora. ¿Quiere?’, Y luego ella le muestra el dedo al tipo”, aseveró el mandatario.

“Tienen que ser un poco más fuertes que eso, amigos”, agregó Trump en tono molesto.

La multitud se enfureció cuando la manifestante fue escoltada y comenzó a vitorear “¡Estados Unidos! ¡Estados Unidos! ¡Estados Unidos!”.

La crítica de Trump al equipo de seguridad se produjo después de que el presidente reprobara al personal de seguridad en otra manifestación en Pensilvania sobre cuánto tiempo les llevó retirar a otro manifestante, reseñó The Daily Mail.

Mientras Trump hablaba con sus partidarios en el Medio Oeste, estaba siendo acusado formalmente durante una tensa votación de la Cámara en Capitol Hill.

Sin embargo, Trump intentaba mofarse del voto histórico de destitución en el mitin, donde se jactaba de no sentir que estaba siendo acusado.

Donald Trump se convirtió en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser enjuiciado por cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso.

“Por cierto, realmente no parece que nos acusen”, dijo Trump en su discurso en el Kellogg Arena. “El país está mejor que nunca. No hemos hecho nada malo”.

 

Search

+