Trump dice que se siente bien tras comparar el coronavirus con la gripe, pero le notan problemas para respirar (VIDEO)

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: AP / Video: MH
  • En un video se ve como el presidente Donald Trump aparentemente tiene problemas para respirar con normalidad
  • A pesar de los videos, el mandatario asegura que se siente mejor que nunca en 20 años
  • Trump anunció su intención de participar en el próximo debate electoral del 15 de octubre

De acuerdo con un video difundido en redes sociales, el presidente Donald Trump parece tener dificultad para respirar con normalidad luego de regresar a la Casa Blanca tras permanecer tres días en el hospital tratando sus síntomas del COVID-19.

Algunos expertos médicos han señalado que Trump parecía tener dificultades para respirar.

El Dr. Ilan Schwartz, profesor asistente de la Universidad de Alberta, dijo que la respiración de Trump parecía anormal, de acuerdo con Business Insider.

“Este es un ejemplo del aumento del trabajo respiratorio. Además de usar los músculos respiratorios normales (el diafragma y los que se encuentran entre las costillas que expanden la cavidad torácica), los ‘músculos accesorios’ de su cuello se activan para ayudarlo a respirar, indicó el Dr. Schwartz.

Trump respira con dificultad aparentemente según un video
Foto: Twitter.

“Si miras el video en el balcón de la Casa Blanca, claramente está teniendo dificultad para respirar”, dijo la Dra. Zoe Norris al programa BBC Breakfast el martes temprano.

Previamente Trump quiso proyectar una imagen de confianza. “¡Me siento muy bien! No le tengan miedo al COVID. No permitan que domine su vida… ¡Me siento mejor de lo que me sentía hace 20 años!”, tuiteó antes de dejar el hospital.

Los comentarios que ofreció el mandatario desde la Casa Blanca fueron fuertes, sin embargo, se notaba como respiraba más profundo que de costumbre mientras los pronunciaba, reseñó The Associated Press.

Para ver el video de Trump pulsa aquí.

El martes por la mañana, Trump fue un paso más allá, repitiendo sus comparaciones anteriores entre el COVID-19 y la influenza estacional.

“Muchas personas cada año, a veces más de 100.000, y a pesar de la vacuna, mueren de influenza”, escribió en su cuenta de Twitter.

”¿Vamos a cerrar nuestro país? No, hemos aprendido a vivir con él, al igual que estamos aprendiendo a vivir con Covid, que en la mayoría de la población es mucho menos letal!!!”.

Trump respira con dificultad aparentemente según un video
Foto: Twitter.

Posteriormente, Twitter ocultó este tuit con una advertencia de que viola las reglas de esa red social “sobre la difusión de información engañosa y potencialmente dañina relacionada con la COVID-19”, sin embargo, mantuvo accesible el mensaje de Trump por su “interés para el público”.

El virus que causa el COVID-19, sin embargo, ya ha demostrado que es capaz de matar a más gente, particularmente entre los adultos mayores, que la influenza estacional, y ha mostrado indicios de tener un impacto a largo plazo en la salud de las personas aún más jóvenes que infecta.

Trump emitió su mensaje acerca de no temer al virus a pesar de que su propio gobierno ha alentado a los estadounidenses a ser muy cuidadosos y tomar precauciones para evitar contraer y contagiar la enfermedad, que cada vez suma más casos en el país.

Durante más de ocho meses, los intentos del presidente de minimizar la amenaza del coronavirus con la esperanza de apuntalar la economía antes de los comicios han sido criticados por ambos partidos.

“Tenemos que ser realistas en esto: el COVID es una amenaza para la población estadounidense”, dijo el doctor David Nace, del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, con respecto al tuit del mandatario.

“La mayoría de la gente no es tan afortunada como el presidente”, que cuenta con una unidad médica en casa y acceso a tratamientos experimentales, agregó Nace.

“Es un mensaje inadmisible”, coincidió el doctor Sadiya Khan, de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste. “Me atrevería a decir que podría precipitar o agravar los contagios”.

En el ámbito político también hubo oposición a la actitud de Trump hacia el virus.

El senador republicano John Cornyn le dijo a la junta editorial del diario Houston Chronicle que el mandatario había “bajado la guardia” en su intento por mostrar que el país estaba dejando atrás al virus y había generado “confusión” sobre cómo mantenerse a salvo.

Asimismo, el presidente Trump anunció este martes su intención de participar en el debate electoral frente al aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, el próximo día 15 en Miami, según la agencia Efe.

“Estoy deseando (participar en) el debate de la noche del jueves, 15 de octubre en Miami. ¡Será genial!”, tuiteó el mandatario, sobre quien su médico personal, Sean Conley, dijo el lunes que aún no estaba fuera de peligro.

“¡SINTIÉNDOME FENOMENAL!”, aseguró Trump en un segundo mensaje en la misma red social.

Trump respira con dificultad aparentemente según un video
Foto: Twitter.

Archivado como: Trump respira con dificultad

Trump participó en el primer cara a cara frente a Biden el martes pasado en Cleveland (Ohio), días antes de que la madrugada de viernes revelara que había dado positivo en las pruebas de la COVID-19, después de que se supiera a través de medios de comunicación que una de sus asesoras, Hope Hicks, había contraído la enfermedad.

Durante el primer debate, varios de los invitados por el presidente asistieron sin mascarilla, en contraste con los de Biden, que sí la usaron.

El positivo del presidente llevó a que Biden se tuviera que someter también a la prueba, en la que dio negativo.

Actualmente hay más de una docena de positivos en el entorno de Trump, entre ellos la primera dama, Melania Trump, la portavoz presidencial, Kayleigh McEnany, y el jefe de su campaña, Bill Stepien.

Además del debate de Miami hay un tercero y último el 22 de octubre en Nashville (Tennessee).

Archivado como: Trump respira con dificultad

La celebración de esos cara a cara estaba en duda tras el positivo y posterior ingreso de Trump el viernes en el hospital militar Walter Reed (Maryland), en las afueras de Washington.

El mandatario abandonó este lunes el centro sanitario, aunque su médico reconoció que “no está fuera de peligro” y que se encuentra, de hecho, en un “terreno no explorado” por otros pacientes de la COVID-19 debido al tipo de tratamiento que ha recibido.

Poco después de salir del hospital, Trump insinuó que ya es inmune al coronavirus y animó a la gente a salir y no temerlo, en un vídeo grabado justo al llegar a la Casa Blanca y compartido en Twitter.

Archivado como: Trump respira con dificultad

Regresar al Inicio