Trump no se ha hecho la prueba del coronavirus a pesar de estar en riesgo

  • Trump no se ha hecho la prueba del coronavirus, según la Casa Blanca.
  • No lo hizo a pesar de que asistió a un evento en el que un asistente ha dado positivo al COVID-19.
  • “El presidente Trump se mantiene en excelente estado de salud y su médico seguirá controlándolo de cerca”.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, no se ha hecho la prueba del coronavirus pese a participar recientemente en un evento en el que un asistente ha dado positivo de la enfermedad, según informó este lunes por la noche la Casa Blanca.

“El presidente no se ha hecho la prueba del COVID-19 porque no ha tenido contacto cercano prolongado con ningún paciente confirmado conocido con COVID-19, ni tiene ningún síntoma”, informó en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

“El presidente Trump -añadió Grisham- se mantiene en excelente estado de salud y su médico seguirá controlándolo de cerca”.

Juicio político de Trump presenta argumentos finales

Foto: Getty.

La Casa Blanca salió así al paso de la polémica que se había generado después de que Trump evitase responder durante una comparecencia este lunes ante la prensa si se había sometido a la prueba del coronavirus.

Trump atendió hace diez días la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés), que tuvo lugar en National Harbor (Maryland) y que según se ha sabido uno de sus participantes ha contraído el coronavirus.

Varios líderes republicanos que también participaron en la CPAC están ahora en cuarentena, entre ellos algunos que estuvieron en contacto directo con Trump.

Entre los congresistas en cuarentena están Mark Meadows, nombrado el pasado viernes como nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca; Doug Collins, que participó el viernes de un acto con Trump en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); y Matt Gaetz, que el pasado lunes voló junto al mandatario en el Air Force One.

El senador republicano Ted Cruz es otro de los lideres ahora en cuarentena tras asistir a la conferencia conservadora.

Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien lidera la fuerza de tarea de la Casa Blanca contra la epidemia, reconoció este lunes que tampoco se ha hecho la prueba del coronavirus.

Estados Unidos es uno de los países con más casos de coronavirus con más de 725 infectados y al menos 26 fallecidos.

Trump no dice si se ha examinado por coronavirus y anuncia medidas económicas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes medidas económicas para contrarrestar los efectos del coronavirus en el país, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca en la que no quiso aclarar si se ha hecho la prueba.

Trump propuso un recorte en el impuesto a la nómina, ayudas para las industrias aeronáutica, de cruceros y hotelera -todas ellas afectadas por la cancelación de viajes-, así como ayudas para que los trabajadores por horas “no pierdan su salario”.

El líder estadounidense también adelantó que este martes pedirá al Congreso que apoye estos planes y que dará una nueva rueda de prensa para detallar la respuesta económica de la Casa Blanca a la contingencia sanitaria.

“Nos hemos estado haciendo cargo y vamos a hacernos cargo del pueblo estadounidense y de la economía estadounidense”, dijo el mandatario.

Trump abandonó la conferencia sin responder a preguntas de los periodistas sobre si se ha hecho la prueba del coronavirus después de que se supiera que dos congresistas con los que el mandatario tuvo contacto la semana pasada están ahora en cuarentena.

Se trata del republicano Matt Gaetz, que compartió un vuelo con Trump a bordo del avión presidencial Air Force One, y del también republicano Douglas Collins, que estuvo con el mandatario durante una visita a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

EFE

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, quien coordina la fuerza de tarea de la Casa Blanca contra el coronavirus, tampoco aclaró a preguntas de los periodistas en esa misma conferencia si Trump se ha hecho la prueba y reconoció que él no se la ha hecho.

Pence dijo que además de las medidas anunciadas por Trump, el Gobierno estudia garantizar una licencia remunerada para los trabajadores que se contagien de coronavirus, reforzando así la estrategia del Gobierno para que los empleados no pierdan sus salarios en un país que no garantiza la baja por enfermedad.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este lunes que la amenaza por pandemia de coronavirus “se ha vuelto muy real”, Pence insistió en que el riesgo en Estados Unidos “sigue siendo bajo”.

Los casos de coronavirus en Estados Unidos superan ya los 650 contagios y las muertes se cifran en 25, de acuerdo con el más reciente conteo.

Trump resta importancia al coronavirus mientras Wall Street se desploma

El presidente Donald Trump restó este lunes importancia a la magnitud del coronavirus en Estados Unidos, mientras los mercados financieros se desplomaron por temor a la emergencia sanitaria, registrando la peor caída desde la crisis financiera de finales de la década pasada.

Wall Street

Mi Mundo Dinero, dinero, Wall Street, acciones, mercado, caída. Foto: Getty Images

“El año pasado, 37.000 estadounidenses murieron a causa de la gripe común. Tiene un promedio de entre 27.000 y 70.000 por año. Nada está cerrado, la vida y la economía continúan. En este momento hay 546 casos confirmados de coronavirus, con 22 muertes”, reflexionó Trump en su cuenta de Twitter esta mañana.

Tras la actualización de los datos de muertes en los estados de Washington, Florida y California, el total de víctimas mortales en Estados Unidos ascendió a 25.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump explicó que se reunirá con la cúpula republicana del Congreso para buscar una manera de aliviar el impacto económico del COVID-19 en los bolsillos de los ciudadanos y de las empresas estadounidenses.

Wall Street se hunde 

Trump hizo estas declaraciones después de que el temor a los efectos económicos del coronavirus llevasen a Wall Street a hundirse en su peor jornada en el parqué de la Bolsa de Nueva York desde la crisis de la firma de servicios financieros Lehman Brothers en 2008, con todos los índices en caída y récord negativo del Dow Jones.

En este lunes negro, derivado no de una crisis financiera sino de una epidemia sanitaria que da señales de remitir en su foco original de China, Wall Street incluso tuvo que parar 15 minutos porque el indicador S&P 500 perdía más del 7 % en el arranque matutino.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones registró su mayor recorte porcentual desde 2008 y su peor caída absoluta, de 2.013,76 puntos, situándose en 23.851,02 enteros, y lastrado sobre todo por las firmas Dow (-21,66 %), Chevron (-15,37 %), Caterpillar (-14,28 %), JPMorgan (-13,69 %), Boeing (-13,40 %) y Exxon Mobil (-12,22 %).

Gran parte de Estados Unidos está expuesta al COVID-19 

Las autoridades sanitarias de los Estados Unidos reconocieron este lunes que buena parte de la población del país estará expuesta al coronavirus y que muchos de ellos enfermarán en los próximos meses.

“A medida que la trayectoria del brote continúa, muchas personas en Estados Unidos en algún momento, ya sea este año o el próximo, estarán expuestas a este virus. Hay muchas posibilidades de que muchos se enfermen”, dijo Nancy Messonier, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

asteroide

La NASA ya registra un contagiado de COVID-19 

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, anunció este lunes el primer caso de coronavirus detectado en la agencia aeroespacial estadounidense, que ha obligado a restringir el acceso y ordenar el teletrabajo en uno de sus centros de investigación en Silicon Valley (California).

“El domingo 8 de marzo, recibimos la confirmación de que un empleado del Centro de Investigación Ames de la NASA, en Silicon Valley, dio positivo por el coronavirus (COVID-19)”, dijo Bridenstine en un comunicado, en el que aseguró que creen que “la exposición en el centro ha sido limitada”.

Sin embargo, por precaución, junto al director del Centro de Ames, Eugene Tu, y el jefe de Salud de la NASA, J.D. Polk, decidieron declarar al personal de dichas instalaciones “temporalmente en situación de teletrabajo obligatorio, con acceso restringido al centro hasta nuevo aviso”.