Trump en la ONU: no irá a encuentro sobre cambio climático ni se reunirá con líder iraní

Ante la posibilidad de que se lleve a cabo un ataque contra Irán, aunque sea selectivo, Salamí subrayó que la respuesta de su país “no será limitada” y que están preparados “ante cualquier escenario”.

“Nunca permitiremos que la guerra alcance nuestro territorio (…) No pararemos hasta la destrucción del agresor y no dejaremos ningún lugar seguro”, agregó durante la inauguración de una exposición de restos de drones estadounidenses derribados por Irán.

A pesar de estas palabras, la realidad es que EE.UU. reaccionó a los ataques presuntamente financiados por Irán de un modo más moderado del esperado, ya que se planteaba desde ataques cibernéticos a operaciones clandestinas contra los lugares desde donde, según cree EE.UU., Irán lanza sus drones y misiles de crucero.

La nueva escalada de la tensión comenzó hace justo una semana, cuando EE.UU. responsabilizó a Irán de los ataques contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco, que fueron no obstante reivindicados por los rebeldes hutíes del Yemen.

Las autoridades iraníes han negado su implicación en estos ataques y han justificado el derecho de los hutíes a defenderse de la intervención militar en su país desde 2015 de una coalición liderada por Arabia Saudí.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+