Trump evalúa nuevas medidas para frenar la migración legal e ilegal

  • La Casa Blanca busca reducir las tasas de personas que permanecen en el país una vez expiradas sus visas.
  • Se sopesan planes para que agentes de la Patrulla Fronteriza realicen entrevistas iniciales para determinar si los migrantes que solicitan asilo tienen “miedo creíble” de volver a sus países de origen.
  • Trump asegura que cumplirá su amenaza de enviar a los migrantes a las llamadas ciudades santuario.

Altos funcionarios del gobierno han estado analizando la manera de incrementar la presión a países con alto número de ciudadanos que permanecen en Estados Unidos una vez que sus visas expiraron, parte del creciente enfoque del presidente Donald Trump en materia migratoria de cara a su campaña de reelección.

El gobierno podría reintroducir nuevas restricciones migratorias para los ciudadanos de esos países, según dos personas con conocimiento de los planes y que hablaron a condición de guardar el anonimato debido a que no tenían autorización para revelar conversaciones privadas.

La idea, reportada en primera instancia por The Wall Street Journal, es apenas una de varias que sopesa el gobierno, que cada vez está más desesperado por satisfacer a un mandatario molesto por el incremento de migrantes en la frontera mientras intenta cumplir sus promesas de la campaña de 2016 y reanimar a sus simpatizantes antes de los comicios de 2020.

Las ideas han ido desde las extremistas —incluyendo la amenaza de Trump de cerrar la frontera sur y considerar separar nuevamente a los hijos de sus padres— hasta sutiles variaciones al sistema de migración legal, que incluye esfuerzos por reducir la cantidad de personas que permanecen en el país tras la expiración de sus visas y que, de acuerdo al apartidista Centro de Estudios Migratorios, supera en número a los cruces ilegales en la frontera.

Se analizan también planes para que agentes de la Patrulla Fronteriza realicen entrevistas iniciales para determinar si los migrantes que solicitan asilo tienen “miedo creíble” de volver a sus países de origen. Los agentes son los primeros en entrar en contacto con los migrantes y se cree que serían más estrictos que los funcionarios de asilo. Además, las autoridades han estado sopesando elevar los estándares para la concesión de asilo y cambiar el sistema judicial para que los últimos casos en presentarse sean los primeros en ser procesados. Algunos de los planes se han propuesto, rechazado y presentado nuevamente.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+