Trump niega que planee volver a separar a familias inmigrantes en la frontera

  • El presidente matizó, sin embargo, que cuando se deja de separar familias sucede lo que él menos quiere
  • Se burló de inmigrantes al decir: “Vienen como si fueran a un picnic, en plan ‘vamos a Disneylandia”
  • Reveló qué puede pasar en el Departamento de Seguridad Nacional tras la salida de Kirstjen Nielsen

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó este martes que esté pensando en restaurar su polémica política de separación de familias inmigrantes en la frontera sur, y calificó de “vergonzosa” la decisión judicial que bloqueó su práctica de hacer esperar en México a quienes solicitan asilo en su país.

“No estamos pensando en hacer eso, no”, dijo Trump al ser preguntado sobre los rumores de nuevas separaciones de familias, durante una reunión en la Casa Blanca con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi.

“Pero cuando no lo hacemos, viene mucha más gente a la frontera -aseguró- Cuando no tienes (esa política), ves a mucha más gente venir. Vienen como si fueran a un picnic, en plan ‘vamos a Disneylandia”.

Varios medios de comunicación informaron este lunes de que Trump había repetido a sus asesores en las últimas semanas que le gustaría restablecer una política que lleve a la separación de familias inmigrantes, parecida a la que su gobierno implementó a comienzos del año pasado.

La división de familias fue una consecuencia de la política de ‘tolerancia cero’ con la inmigración ilegal, por la que EE.UU. procesaba criminalmente a los adultos indocumentados, algo que antes no se hacía, y que llevaba a alejar a los menores de sus padres cuando estos eran privados de libertad.

TE PUEDE INTERESAR: Ángela Aguilar opaca a hija de Lucero con su belleza y Mijares confirma sospechas

Trump puso fin a esa política en junio pasado, tras la decisión de un juez federal, y ordenó que su gobierno mantuviera juntos a los niños con sus padres o familiares en centros de detención.

Pero su asesor Stephen Miller promueve desde hace meses una nueva versión de la política, que obligaría a elegir a los indocumentados entre aceptar voluntariamente que se separe a los niños de ellos, o consentir que a los menores se les prive de su derecho de no ser detenidos indefinidamente para que puedan ser encerrados con ellos.

Trump afirmó hoy de nuevo que la política de separación de familias la inició su predecesor, Barack Obama (2009-2017), una alegación falsa porque el gobierno del exmandatario solo recurrió a esa medida en casos aislados, cuando los agentes fronterizos sospechaban de que los adultos podían estar explotando a los menores.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+