ÚLTIMA HORA: Gobierno de Trump ‘salva’ a indocumentada mexicana de la forma más inesperada

  • El gobierno de Trump canceló una multa a una indocumentada mexicana
  • La multa a la indocumentada mexicana fue puesta en julio de este año por el ICE
  • La decisión puede sentar una suerte de precedente y aplicarse a otros indocumentados en la misma situación

 

El gobierno del presidente Donald Trump canceló una multa de casi medio millón de dólares que le impuso el ICE a una indocumentada mexicana que se hallaba en santuario, confirmó este martes a Efe la abogada de la inmigrante.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le emitió el pasado 2 de julio a la mexicana Edith Espinal una multa de 497.777 dólares por no haber acatado una orden de deportación emitida en septiembre de 2017.

De 42 años y madre de tres hijos, la mexicana se había refugiado en la Iglesia Menonita de Columbus (Ohio) en octubre de ese 2017 y pelea aun para que no la expulsen del país.

A raíz de la cancelación de la multa, Lizbeth Mateo, la abogada de la mexicana y activista, cree que la decisión puede sentar una suerte de precedente y aplicarse a otros indocumentados en la misma situación dentro del Gobierno de Trump.

“Es un gran logro para estas personas que están en santuario, especialmente porque no se le había dado la importancia a este tema que podía afectar a todos los indocumentados”, dijo a Efe Mateo.

La abogada señaló que ICE envío una notificación a su cliente en la que le informó que la multa había sido cancelada en base a la discreción que ostenta la agencia.

“ICE ha demostrado con esto que tienen el poder de ejercer discreción. De la misma manera que pueden usar la discreción para retirar estas multas, pueden usarla para liberar a las familias del santuario”, manifestó.

El gobierno de Trump firmó una orden ejecutiva en la que pidió que se aplicaran todas las sanciones posibles a las personas indocumentadas en el país.

Según la normativa, ICE puede multar a quienes no cumplen con la ley de inmigración hasta con 799 dólares por día.

Espinal, de hecho, no es la única inmigrante en santuario que ha recibido las elevadas multas.

Ese es el caso también de la guatemalteca María Chavalan Sut, que el pasado 9 de julio recibió una penalidad de 214.132 dólares.

Chavalan Sut, quién llegó en 2015 como solicitante de asilo político, vive desde septiembre de 2018 en la Iglesia Wesley Memorial United Methodist, en Virginia, y hasta allí le llegó la multa.

Hilda Ramírez, una inmigrante guatemalteca refugiada con su hijo Iván en la iglesia presbiteriana San Andrés, en Austin (Texas), también recibió una sanción económica de 303.620 dólares.

Mateo sostiene que no hay que dejarse intimidar por las políticas de la actual administración federal.

La de Espinal “es una batalla que ganamos en esta guerra pero aprendimos que hay que dar la cara y que debemos unirnos”, dijo. (Con información de Agencia EFE)

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+