Trump hablará de la amenaza nuclear de Norcorea ante la ONU

A medida que comienza la secuela de su tormentoso debut en Naciones Unidas, el presidente Donald Trump volverá a enfrentar los peligros planteados por la amenaza nuclear de Corea del Norte, aunque su sombra puede parecer menos inquietante que hace un año.

Doce meses después de que Trump habló desde la tribuna de la Asamblea General de Naciones Unidas y llamar “Rocket Man” al líder norcoreano Kim Jong Un el esfuerzo por desnuclearizar la península coreana es un trabajo en progreso, aunque los temores de guerra han dado paso a sueños de acercamiento.

TE PUEDE INTERESAR: Una segunda mujer denuncia otro episodio de acoso sexual de Kavanaugh

El presidente, cuyas belicosas denuncias de Pyongyang han dado lugar en buena medida a notas esperanzadoras, planea sentarse con el presidente surcoreano Moon Jae-in, quien llega con un mensaje personal de Kim a Trump después de sus conversaciones intercoreanas la semana pasada.

Estados Unidos descartó el domingo reducir las sanciones económicas a Corea del Norte si ésta no completa la “desnuclearización” después de que el gobernante Kim Jong Un propuso cerrar su principal centro atómico a cambio de concesiones de Washington.

La postura fue manifestada por el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, quien tampoco se pronunció sobre si Estados Unidos consideraría una declaración para poner fin a la Guerra de Corea que el Norte pretende como un indicio de una reducción de lo que describe como la “hostilidad” estadounidense.

TE PUEDE INTERESAR: Aislinn Derbez y Celia Lora alborotan Instagram en candente duelo de escotes (FOTO)

La guerra concluyó sin un tratado de paz en 1953.

Kim dijo la semana pasada durante una cumbre con el presidente surcoreano que estaba dispuesto a desmantelar el complejo nuclear de Nyongbyon frente a inspectores externos si Estados Unidos adopta “medidas correspondientes” que no especificó. También se comprometió a desmantelar el principal sitio de lanzamiento de cohetes de Corea del Norte.

Esa reunión ha contribuido a resucitar la diplomacia entre Estados Unidos y Corea del Norte que ya no tuvo avances desde la cumbre entre el presidente Donald Trump y Kim que tuvo lugar en junio en Singapur y en la que se consiguió un vago compromiso de desnuclearización de la península coreana. Sin embargo, Estados Unidos no ha manifestado disposición a conceder los incentivos pretendidos por Pyongyang.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+