Trump ordena detener conversaciones sobre nueva ayuda por coronavirus

Presidente Trump ordena detener conversaciones sobre nueva ayuda por coronavirus y las acciones en Wall Street se ven perjudicadas.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: GettyImages / Video: MH
  • Trump ordena detener conversaciones sobre nueva ayuda por coronavirus
  • El presidente aseguró que la presidenta de la Cámara de Representantes “no está negociando de buena fe”
  • A pesar de su tono positivo, bastó que el presidente emitiera el comentario para que las acciones de Wall Street bajaran bruscamente esta tarde

Trump ordena detener conversaciones sobre nueva ayuda por coronavirus y las acciones en Wall Street se ven perjudicadas.

Este martes, el presidente Trump dijo que había girado instrucciones a sus principales asesores para que detengan las negociaciones con Nancy Pelosi, líder demócrata, sobre un nuevo paquete de estímulo económico hasta después de las elecciones que se realizarán en noviembre.

Trump aseguró que la presidenta de la Cámara de Representantes “no está negociando de buena fe”.

“Nancy Pelosi está pidiendo $2.4 billones de dólares para rescatar a los estados demócratas mal administrados y con alto nivel de delincuencia, dinero que de ninguna manera está relacionado con COVID-19. Hicimos una oferta muy generosa de $ 1.6 billones de dólares y, como de costumbre, ella no está negociando de buena fe. Estoy rechazando su solicitud, y mirando al futuro de nuestro País”, escribió el presidente a través de su cuenta de Twitter.

Trump ordena detener conversaciones sobre nueva ayuda por coronavirus

Después de señalar a Pelosi como la ‘culpable’ del truncado acuerdo, agregó: “He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centra en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas”.

Foto: Twitter

En la serie de publicaciones que realizó a través de la famosa red social también dijo: “Nuestra economía va muy bien. La Bolsa está en niveles récord, EMPLEO y desempleo también están regresando a números récord. Estamos liderando el mundo en recuperación económica, ¡y LO MEJOR ESTÁ POR VENIR!”

A pesar de su tono positivo, bastó que el presidente emitiera el comentario para que las acciones de Wall Street bajaran bruscamente esta tarde.

Foto: Twitter

Acciones caen después de que el presidente Trump cancele las conversaciones de estímulo

Las acciones bajaron bruscamente en Wall Street el martes por la tarde después de que el presidente Donald Trump ordenó detener las negociaciones con los demócratas sobre un proyecto de ley de estímulo económico del coronavirus hasta después de las elecciones.

El índice S&P cayó un 1,3% después de que Trump tuiteó su mandato. El índice de referencia había subido un 0,7% justo antes del anuncio del presidente cuando quedaba aproximadamente una hora de negociación.

En una serie de tuits sobre las negociaciones entre la Casa Blanca y la presidenta Nancy Pelosi, Trump dijo: “He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centra en estadounidenses trabajadores y pequeñas empresas “. También acusó a Pelosi de no negociar de buena fe.

Los comentarios del presidente se produjeron horas después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, instara al Congreso a brindar más ayuda, diciendo que muy poco apoyo “conduciría a una recuperación débil, creando dificultades innecesarias para los hogares y las empresas”.

El anuncio de Trump frustra las esperanzas de Wall Street de que pronto podría estar en camino otra ronda de estímulo para la economía, que ha sido empujada hacia una recesión por cierres relacionados con la pandemia de coronavirus. El amargo partidismo en Capitol Hill ha impedido un compromiso sobre más ayuda. Los informes sobre la economía se han mezclado recientemente, ya que algunas áreas muestran una desaceleración después de que expiraran los beneficios adicionales por desempleo y otros estímulos aprobados anteriormente por el Congreso.

El promedio industrial Dow Jones bajó 359 puntos, o 1.3%, a 27,785 a las 3:19 p.m. Hora del este. El compuesto Nasdaq bajó un 1,4%. Las acciones pequeñas se mantuvieron mejor que el resto del mercado. El índice Russell 2000 de acciones de pequeña capitalización subió un 0,2%.

La caída del mercado se produce un día después de que el S&P 500 publicara su mejor día en más de tres semanas. Otros mercados de valores de todo el mundo obtuvieron ganancias en su mayoría modestas. Los rendimientos de los bonos del Tesoro a largo plazo bajaron después de las declaraciones de Trump. Anteriormente habían estado cerca de sus niveles más altos en meses.

La venta fue generalizada, liderada por acciones de tecnología y empresas que dependen del gasto del consumidor. Los servicios públicos fueron los únicos ganadores entre los 11 sectores del S&P 500.

Un informe del martes mostró que los empleadores estadounidenses anunciaron un poco menos de vacantes en agosto que el mes anterior. Sin embargo, el número fue mejor de lo que esperaban los economistas.

El comercio en Wall Street se ha vuelto aún más inestable recientemente a medida que los inversores se enfrentan a una larga lista de incertidumbres, desde el diagnóstico de COVID-19 de Trump hasta las expectativas cada vez mayores sobre la capacidad del Congreso para ofrecer otra ronda de estímulos para la economía.

El S&P 500 subió un 1.8% el lunes después de que Trump dijera que regresará a la Casa Blanca para completar su recuperación del coronavirus, aunque su equipo médico dijo que aún no está completamente “fuera de peligro”.

Powell ha instado repetidamente al Congreso a proporcionar ayuda adicional, diciendo que la Fed no puede apuntalar la economía por sí sola, incluso con las tasas de interés en mínimos históricos. “La expansión aún está lejos de completarse”, dijo Powell en un discurso ante la Asociación Nacional de Economía Empresarial, grupo de economistas corporativos y académicos.

Varios grandes desafíos están por delante de los mercados. La principal de ellas es la pandemia que aún se está desatando, como claramente ilustra la estadía de Trump en el hospital. La preocupación es que un aumento en las infecciones podría hacer que los gobiernos recuperen algunas de las restricciones que impusieron a las empresas a principios de este año, lo que llevó a la economía a una recesión.

“Estamos en vísperas de la temporada de ganancias y la gente está razonablemente indecisa sobre si la corrección que comenzó en septiembre tiene que seguir adelante”, dijo Julian Emanuel, estratega jefe de acciones y derivados de BTIG.

Las próximas elecciones también todavía significan una gran cantidad de incertidumbre sobre las tasas impositivas y las regulaciones sobre las empresas, mientras que las tensiones entre Estados Unidos y China continúan a fuego lento.

El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años cayó a 0,75% desde 0,78% el lunes por la noche. Si bien aún es muy bajo, el rendimiento en general ha estado subiendo desde que cayó cerca del 0,50% a principios de agosto.

Los mercados europeos y asiáticos cerraron ampliamente al alza.

Con información de AP

Continua artículo relacionado