Trump llama al Coronavirus “virus extranjero” y lo usa como arma antiinmigrantes

blank
blank

  • Trump ha definido el COVID-19 como un “virus extranjero”, vetado la entrada a millones de extranjeros y aprovechado para promocionar su muro con México.
  • La crisis del coronavirus ha sacado punta al nacionalismo de Donald Trump, que insiste en la idea de un EE.UU. “puro” frente a un mundo amenazante.
  • Trump se escudó esta semana en su táctica favorita, al retuitear el mensaje de un comentarista conservador sobre el “virus de China” y añadir: “¡Necesitamos el muro más que nunca!”

Es un virus “extranjero”, dijo Trump, al que se le puede combatir cerrando las fronteras del país a extranjeros peligrosos que estén infectados con la enfermedad.

El presidente Donald Trump ha recurrido a tácticas familiares mientras lidia con el brote del nuevo coronavirus, culpando a los inmigrantes por los problemas del país y retratando la pandemia de salud a nivel internacional como otro caso en el que Estados Unidos debe enfrentarse al mundo.

Es un enfoque que, de acuerdo con funcionarios de salud pública, ignora la realidad de una situación que está generando pánico y confusión y, sobre todo, alterando la forma de vida de los estadounidenses.

Trump Coronavirus “Virus extranjero”

Pero es lo de siempre para un presidente aislacionista que alguna vez propuso prohibir la entrada de musulmanes al país y que ha trabajado durante su presidencia para fortalecer las fronteras del país y encontrar formas para mantener fuera a aquellos que considera indignos, enfermos o peligrosos.

blank

El presidente Donald Trump habla durante una reunión con el primer ministro irlandés Leo Varadkar en la Oficina Oval de la Casa Blanca, el jueves 12 de marzo de 2020. (AP Foto/Evan Vucci)

El patrón fue particularmente discordante durante su mensaje la nación en la Oficina Oval del miércoles por la noche. En lugar de pedir a los estadounidenses unirse con otras naciones para enfrentarse a un enemigo común, Trump buscó culpables. Acusó a Europa de avivar la propagación del virus, aunque Estados Unidos ha tenido problemas para realizar pruebas básicas, los casos locales se disparan y aumentan los focos infecciosos.

“Este es el esfuerzo más agresivo para enfrentar un virus extranjero en la historia moderna (de EE.UU.)”, dijo Trump en su discurso de este miércoles, en el que culpó a China y Europa de la propagación del coronavirus en su país y anunció un veto a los viajes desde 26 países europeos que entra en vigor esta medianoche.

Trump afirmó que su decisión de restringir los viajes procedentes de China permitió mantener bajos los casos de coronavirus en Estados Unidos, y luego anunció la decisión sin precedentes de restringir los viajes procedentes de gran parte de Europa hacia Estados Unidos.

“La Unión Europea no tomó las mismas precauciones ni restringió los viajes de China y otros lugares críticos”, dijo Trump. “Como resultado, un gran número de grupos nuevos en Estados Unidos fueron sembrados por viajeros que venían de Europa”.

Para estar seguros, expertos de enfermedades infecciosas acordaron que limitar los viajes de países gravemente afectados por el coronavirus puede ayudar a frenar su propagación. La región impactada alberga varias ciudades que han tenido problemas para contener brotes masivos. Y 70% de los casos nuevos a nivel mundial están en Europa, comentó el vicepresidente Mike Pence en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank