Trump genera controversia al autografiar biblias de sus simpatizantes

El presidente Donald Trump estaba haciendo todo lo posible para despertar el ánimo cuando firmó biblias en una iglesia de Alabama para los sobrevivientes de un potente tornado, defendieron muchos líderes religiosos, aunque algunos están ofendidos.

Hershael York, decano de la Escuela de Teología del Seminario Teológico Bautista del Sur en Louisville, Kentucky, dijo que no tenía ningún problema con las biblias firmadas por Trump, como lo han hecho los expresidentes.

“Aunque no tenemos una fe nacional, hay fe en nuestra nación, por lo que no es sorprendente que las personas hagan que los políticos firmen sus Biblias. Esas biblias son significativas para ellos y, aparentemente, estos políticos también lo son”,indicó.

TE PUEDE INTERESAR: Misteriosos mensajes en fotos de Christian Bach despiertan sospechas

Sin embargo, la reverenda Donnie Anderson, ministra ejecutiva del Consejo Estatal de Iglesias de Rhode Island, dijo que se sintió ofendida por la forma en que Trump autografió biblias. Anderson lo vio como un “movimiento político calculado” por el presidente republicano para cortejar su base de votantes evangélicos.

Los presidentes tienen una larga historia de firmar biblias, aunque los presidentes anteriores los firmaron como regalos para enviar con un mensaje espiritual. El presidente Ronald Reagan firmó una Biblia que se envió secretamente a los funcionarios iraníes en 1986. El presidente Franklin Roosevelt firmó la Biblia familiar que su fiscal general solía prestar en el cargo en 1939.

Trump firma biblias twitter

El presidente Trump habría firmado estas Biblias de simpatizantes en Alabama. Foto: Sarah Cooper/@sarahcpr

“Para mí, la Biblia es una parte muy importante de mi fe, y no creo que deba usarse como una estrategia política. Vi que se usaba solo como algo para simbolizar su apoyo a la comunidad evangélica, y no debería usarse de esa manera. La gente debería tener más respeto por las Escrituras”, dijo la reverenda.

FRASES MÁS POLÉMICAS

Mucho antes de su elección en 2016, en plena campaña electoral, el presidente Donald Trump, cobraba popularidad por un largo rosario de polémicas, insultos, salidas de tono y errores con los que sorprendió a todos.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+