Trump anuncia cierre parcial de frontera con México por coronavirus

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Etiquetas: ,
  • La Administración Trump anunció un cierre parcial de la frontera con México por el coronavirus.
  • Los viajes no esenciales serán restringidos como se hizo en días pasados con Canadá.
  • El Gobierno había emitido este jueves una restricción general de viajes a los estadounidenses.

Luego de conversaciones que aún se mantienen con las autoridades mexicanas, la administración Trump impuso un cierre parcial de la frontera con México, como hizo días atrás con la de Canadá, por lo cual se restringirán los viajes no esenciales para evitar la propagación del coronavirus.

En la ya rutinaria comparecencia del presidente Trump y funcionarios del ejecutivo ante los medios en la Casa Blanca, el secretario de Estado Mike Pompeo confirmó que desde la medianoche de este viernes estará vigente la medida, que incluye, además, la devolución inmediata de los inmigrantes indocumentados.

En cuanto a las restricciones que comienzan a la medianoche, el ejecutivo aseguró que se trata de delimitar qué viajes son esenciales para los ciudadanos y residentes de ambos países, como los relacionados con el trabajo, urgencias médicas y el comercio, por lo cual el tema se conversa aún con el Gobierno de México.

En la conferencia de prensa, al abordarse la cuestión de quienes entren por puntos no autorizados de la frontera norte y sur, se hizo énfasis en que a quienes sean capturados serán regresados de inmedianto, “como forma de proteger la vida de los estadounidenses y de los agentes fronterizos”, dijeron.

El gobierno de Estados Unidos había emitido el jueves una estricta recomendación para que sus ciudadanos no realicen viajes internacionales debido a la pandemia de coronavirus.

Al mismo tiempo, el Departamento de Estado reveló su primer caso en un empleado con sede en Washington y anunció nuevas restricciones para la emisión de pasaportes.

El Departamento de Estado instó a los estadounidenses a no viajar al extranjero bajo ninguna circunstancia y a regresar a sus hogares si ya están en el extranjero, a menos que planeen permanecer en el extranjero.

Posteriormente señaló que las solicitudes de pasaportes para ciudadanos estadounidenses en el país y en el extranjero serán severamente restringidas.

“El Departamento de Estado aconseja a los ciudadanos estadounidenses que eviten todos los viajes internacionales debido al impacto global de COVID-19”, dice el nuevo aviso.

“En los países donde las opciones comerciales de viajes de salida siguen disponibles, los ciudadanos estadounidenses que viven en los Estados Unidos deben hacer arreglos para el regreso inmediato a los Estados Unidos, a menos que estén preparados para permanecer en el extranjero por un período indefinido.

Los ciudadanos estadounidenses que viven en el extranjero deben evitar todos los viajes internacionales”.

Hasta antes de actualización, el consejo de la dependencia para los ciudadanos estadounidenses era “reconsiderar” todos los viajes internacionales, de conformidad con lo que se conoce como alerta de “nivel tres”.

La advertencia global de “nivel cuatro”, como la emitida el jueves, generalmente está reservada para países específicos involucrados en conflictos, desastres naturales o donde los estadounidenses enfrentan riesgos específicos.

Sin embargo, la alerta probablemente tendrá poco efecto práctico porque no es obligatoria y ya hay pocas opciones de transporte para viajes internacionales.

La única forma de prohibir a los estadounidenses que viajen al extranjero sería invalidar el uso de pasaportes estadounidenses para dichos viajes, una medida que actualmente sólo está en vigor para Corea del Norte.

Además, el principal impacto de las alertas de viaje del Departamento de Estado es que las compañías de seguros aumenten las primas o cancelen las políticas de viaje para viajes grupales e individuales, muchos de los cuales se habían suspendido incluso antes de que la alerta se elevara al nivel tres a principios de esta semana.

El departamento ya ha advertido a los estadounidenses que muchas embajadas y consulados de Estados Unidos en el extranjero operan con personal y horarios reducidos debido al brote de COVID-19 y que los servicios para los estadounidenses que necesitan asistencia son limitados.

Poco después de que se actualizara la alerta de viaje, la agencia anunció que, a partir del viernes, “únicamente aceptaría solicitudes de pasaporte de personas con emergencias de vida o muerte que planeen viajar dentro de las próximas 72 horas”.

También indicó que se suspendería la emisión expedita de pasaportes y que algunos centros de solicitud, como bibliotecas públicas, tribunales y oficinas postales, podrían dejar de aceptar solicitudes.

Las nuevas restricciones a las emisiones de pasaporte se dieron después de que se diagnosticara con COVID-19 al primer empleado del Departamento de Estado en Washington.

La dependencia no identificó en qué parte de Washington trabaja esta persona, pero funcionarios con conocimiento del asunto señalaron que labora en un anexo conocido como SA-17 que alberga a la oficina principal de pasaportes.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a discutir el tema públicamente.

“Supervisores, en coordinación con la Oficina de Servicios Médicos, instruyeron al personal que labora en la zona afectada a tomar las precauciones necesarias”, señaló el departamento.

“El lugar ya fue evaluado y está siendo desinfectado de manera profesional y deliberadamente el día de hoy para que pueda ser ocupado a partir de mañana”.

Regresar al Inicio