Doctor de Trump afirma que visita del presidente al hospital fue “de rutina”

  • Trump chequeo médico: La visita no anunciada del presidente al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el fin de semana fue para “una revisión de rutina programada de antemano”, afirmó su médico
  • Señaló que Trump “no ha tenido ningún dolor en el pecho, ni fue evaluado o atendido de ningún problema urgente o agudo”
  • Su doctor hizo notar que el colesterol total de Trump se ubica en 165 miligramos por decilitro, considerado un nivel deseable

Trump chequeo médico. La visita no anunciada del presidente Donald Trump al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el fin de semana fue para “una revisión de rutina programada de antemano”, afirmó su médico.

Trump “no ha tenido ningún dolor en el pecho, ni fue evaluado o atendido de ningún problema urgente o agudo”, señaló el comandante de la Armada Sean Conley, doctor del mandatario.

“No fue sometido a ninguna evaluación cardiaca o neurológica especializada”, añadió.

El médico proporcionó pocos datos específicos, pero sí hizo notar que el colesterol total de Trump se ubica en 165 miligramos por decilitro, considerado un nivel deseable.

La visita no programada del mandatario al hospital generó inquietudes acerca de su salud, a pesar de la insistencia de la Casa Blanca de que simplemente estaba iniciando con anticipación sus exámenes médicos anuales.

El fin de semana, sin que fuese anunciado al público, como suele ocurrir, el presidente Donald Trump se sometió a una revisión médica de rutina.

Trump pasó más de dos horas en el Centro Médico Nacional Walter Reed el sábado para someterse a lo que la Casa Blanca describió como pruebas de salud correspondientes a su revisión médica anual.

La consulta no figuró en el calendario de actividades públicas de fin de semana de Trump, cuyo previo examen médico fue realizado en febrero, reseñó la agencia de noticias AP.

La secretaria de prensa Stephanie Grisham dijo que el presidente Trump, de 73 años, “esperaba un 2020 muy ajetreado” y quería aprovechar “un fin de semana libre” en Washington para comenzar una parte de su revisión médica de rutina.

Grisham no abundó en detalles sobre los exámenes ni explicó las razones de que su visita médica no haya sido revelada por adelantado. En 2018 y 2019, las revisiones médicas de Trump fueron anunciadas por adelantado y aparecieron en su calendario de actividades públicas.

Trump revisión médica

Grisham dijo que el presidente fue sometido a “un rápido examen médico y análisis de laboratorio” y aseguró que Trump mantiene una buena salud.

“El presidente sigue sano y vigoroso sin quejas, como lo demuestra en sus frecuentes presentaciones vigorosas en actos ante miles de estadounidenses varias veces por semana”, aseveró la secretaria de prensa.

Fue la novena visita del presidente al hospital desde que asumió el cargo.

La revisión médica del 8 de febrero mostró que Trump había subido de peso y estaba considerado oficialmente obeso. Su índice de masa corporal fue 30.4. Pesó entonces 110.2 kilogramos (243 libras) y midió 1.90 metros (6 pies, 3 pulgadas) de estatura.

Esa ocasión, supervisada por su médico Sean P. Conley, duró más de cuatro horas y contó con la participación de un panel de 11 especialistas.

Archivado como: Trump chequeo médico

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+