Trump amenaza a Irán por ataque a embajada: “¡La pagarán muy caro, feliz Año Nuevo!”

  • El presidente Donald Trump aseguró a Irán que no era una advertencia, sino una “amenaza”.
  • Trump dijo que responsabilizaría directamente a Irán por el ataque a embajada de EE.UU. en Irak.
  • EE.UU. lanzó gases lacrimógenos este miércoles para dispersar a los protestantes en su embajada en Irak.

Las tropas estadounidenses dispararon gases lacrimógenos este miércoles para dispersar a manifestantes proIrán congregados en el exterior del complejo de la embajada de Estados Unidos en Bagdad por segundo día. A su vez, el presidente Donald Trump amenazó a Irán por el suceso.

Docenas de milicianos proTeherán y sus seguidores acamparon a las puertas de la delegación diplomática en la capital iraquí, donde pasaron la noche, un día después de entrar por la fuerza al complejo, destrozando una cabina de recepción y videos en uno de los peores ataques de la historia reciente al inmueble, informó la agencia de noticias AP.

Los marines estadounidenses que custodiaban el edificio emplearon gases lacrimógenos cuando aumentó el número de manifestantes y después de que encendieron un fuego en el tejado de la zona de recepción. Del edificio salía humo.

Los milicianos están enojados por los letales ataques aéreos estadounidenses sobre una milicia que cuenta con el respaldo de Teherán, que se cobraron la vida de 25 combatientes.

El martes, docenas de milicianos proiraníes y sus seguidores entraron por la fuerza al complejo de la embajada en Irak, derribando una puerta principal.

Donald Trump culpó a Irán del ataque y el secretario de Defensa, Mark Esper, anunció más tarde el despliegue inmediato de un batallón de infantería con unos 750 soldados de la 82da División Aerotransportada de Fort Bragg, en Carolina del Norte, a Oriente Medio. No reveló el destino de los soldados, pero un funcionario estadounidense familiarizado con la decisión dijo que irían a Kuwait.

Trump enfrenta duras opciones tras ataque a embajada en Irak

El ataque al complejo de la embajada de Estados Unidos en Bagdad, Irak, el martes por milicianos respaldados por Irán es una demostración clara de que Teherán aún puede golpear los intereses estadounidenses a pesar de la campaña de sanciones económicas que le impuso el presidente Donald Trump.

Trump dijo que Irán sería “responsabilizado totalmente” por el ataque, pero no estaba claro si eso significaba aplicar represalias militares.

“¡La pagarán muy caro! Esta no es una advertencia, es una amenaza. ¡Feliz Año Nuevo!”, tuiteó Trump horas más tarde, y también les agradeció a altos funcionarios del gobierno iraquí por su “rápida respuesta cuando se les solicitó”.

El secretario de Defensa Mark Esper anunció posteriormente que “en respuesta a los recientes eventos en Irak”, y por instrucciones de Trump, autorizó el inmediato despliegue de un batallón de infantería de unos 750 elementos de la 82da División Aerotransportada de Fort Bragg, en Carolina del Norte, al Medio Oriente. No especificó su destino, pero un funcionario estadounidense familiarizado con la decisión dijo que irán a Kuwait.

Esper dijo que otros soldados de la brigada están preparados para ser enviados en los próximos días. El funcionario estadounidense, quien dio los detalles bajo condición de anonimato, dijo que podrían enviarse a los 4,000 efectivos que integran la brigada, conocida oficialmente como Fuerza de Respuesta Inmediata.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+