Trucos para reparar una uña rota sin sufrir en el intento (VIDEO)

Todos nos hemos enfrentado al dilema de la manicura estropeada cuando se nos rompe una uña, pues a parte de que no es nada estético, es tan doloroso que puede incomodarte en tus actividades diarias. Pero con estos tips que presentamos a continuación verás que reparar una uña rota es más fácil de lo que piensas:

1. Bolsita de té

Lava tus manos con agua tibia y jabón, debes tener muchos cuidado para no jalar tu uña rota y agravar el problema.

Después, corta un pedazo de una bolsita de té lo suficientemente grande para cubrir el daño. Aplica pegamento instantáneo sobre la tela, ponlo en la herida y deja secar por algunos minutos.

Recorta el exceso de tela con mucho cuidado y lima tu uña para darle un aspecto uniforme. Al final, aplica un poco de sellador o esmalte transparente.

Foto: Shutterstock

RECOMENDADA: 5 trucos para bajar de peso sin dieta ni ejercicios (VIDEO)

2. Cinta adhesiva para una solución rápida

Si lo que buscas es un método eficaz e instantáneo para reparar una uña rota, puedes recurrir a la cinta adhesiva. Solo basta con recortar un pedazo ligeramente más grande que el quiebre de tu uña y colocarlo con presión para adherirlo.

Recorta el excedente de cinta, y ten mucho cuidado de no enganchar algo, pues de pegará a tu uña y podrá jalarla ocasionando daños más severos.

¡Recuerda que no es una solución permanente! Así que debes tener mucho cuidado y aplicar un sellador o barniz transparente al finalizar.

TE PUEDE INTERESAR: Elimina los puntos negros con mascarillas naturales (VIDEO)

3. El pegamento para uñas resolverá el problema en instantes

Remoja tu uña rota en un bowl con agua tibia para hacerla flexible. Seca con mucho cuidado y da golpes suaves para no empeorar el problema.

Toma un palillo de dientes y coloca una gota de pegamento para uñas, esparce el líquido sobre tu uña rota hasta crear una capa delgada.

Recuerda no tocar el pegamento con los dedos, y quita el exceso con un pedazo de algodón remojado en acetona. Lima la uña para evitar un aspecto áspero y, por último, aplica un fortalecedor para uñas para sellar.

Search

+