Trabajadores del Museo Nacional de Brasil sabían de riesgos de incendios

Un funcionario del Museo Nacional de Brasil dijo el lunes que él y sus colegas sabían sobre los riesgos de incendios en el inmueble y se preocupaban por ellos todos los días.

El vicedirector Luiz Fernando Dias Duarte comentó a las televisoras brasileñas que a diario desconectaba todos los aparatos eléctricos de su oficina por cuestiones de seguridad antes de irse. Agregó que los empleados habían recibido hace poco una capacitación por parte de los bomberos sobre cómo minimizar los riesgos y reaccionar en caso de un incendio.

museo nacional de brasil

Getty Images

Dijo que nadie estaba en el edificio para poner en práctica la capacitación cuando comenzó el incendio en el museo el domingo por la noche.

El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo el lunes que los bancos y compañías públicas y privadas han acordado ayudar a reconstruir el museo luego del devastador incendio.

Temer anunció que varios bancos privados, el banco público de desarrollo, la compañía minera Vale y la petrolera estatal Petrobras formarán una “red de apoyo económico” para ayudar a restaurar el museo y reconstruir su acervo.

El museo parece haber sido destruido casi por completo por el fuego que se desató el domingo por la noche.

TE PUEDE INTERESAR: Hispana asesinada en Phoenix estaba embarazada y buscan a su esposo por homicidio

El director del recinto, Alexander Kellner, dijo que no es posible decir con exactitud qué se había perdido.

La policía de Brasil utilizó el lunes macanas, gas lacrimógeno y aerosol pimienta para mantener alejada a una multitud que se congregó frente a la entrada del Museo Nacional.

Unos pocos cientos de personas exigían entrar al recinto para ver lo que se había dañado. Intentaron pasar por las puertas que rodean los terrenos del museo y exigieron al gobierno reconstruir la propiedad.

El recinto tenía una colección de 20 millones de objetos -incluyendo piezas grecorromanas y algunos de los primeros fósiles hallados en el continente- en el que alguna vez fue el palacio de la familia real portuguesa.

El edificio todavía estaba en pie el lunes por la mañana, pero gran parte parecía destruido. Cientos de personas se agolparon en las puertas del sitio, algunos llorando.

ES TENDENCIA

[anvplayer video=”4473482″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+