Tormentas en Louisiana: confirman tres muertos, daños e inundaciones

Tormentas en Louisiana. Tres personas murieron y una resultó herida como consecuencia de las poderosas tormentas que azotaron el noroeste de Louisiana entre la noche de este viernes y la madrugada del sábado.

Dos de ellas muerion en la parroquia de Bossier, específicamente en la calle Davis Road del área de Haughton, confirmó el lugarteniente del Sheriff Bill Davis, según la televisora local KSLA.

Un hombre mayor murió cuando un árbol cayó en su casa a la 1:14 de la madrugada de este sábado, hora local, cerca de la calle Pine Street por la carretera 538 de Louisiana en la localidad de Oil City, situada a la parroquia vecina de Caddo, detallaron las autoridades. Su esposa, que estaba con él en ese momento, no sufrió heridas.

La poderosa tormenta causó daños y obligó el cierre de la autopista Interestatal 20 a la altura de la parroquia de Webster.

El tráfico con dirección hacia el este tuvo que ser desviado en la milla 49, mientras que los viajeros que se trasladaban en dirección oeste tuvieron que salir de la vía en la milla 52, reportaron las autoridades.

Ahora los equipos de rescate y primeros auxilios evalúan los daños en escuelas, como la Benton Middle School. Hay daños en el techo e inundaciones en el interior de la escuela de la Parroquia Bossier.

También se han reportado daños en otros lugares mientras las autoridades evalúan la situación. Tales reportes van desde caídas de árboles, daños en las líneas de la electricidad e inundaciones.

No quieren abandonar los refugios

Un nuevo barrio ha surgido en esta población del sureste de Puerto Rico dañada por un terremoto: sus habitantes son 300 personas, una docena de agentes de policía y una guacamaya, reseñó AP.

Gritos de “¡uno!” se alzaban en el aire el viernes por la mañana, cuando niños jugaban con cartas sobre sus catres mientras hombres con aire soñoliento y la almohada bajo el brazo se iban al trabajo. Muchas de las familias en este polvoriento estadio de béisbol convertido en refugio improvisado viven en las cercanías. Pero no pueden o no quieren regresar a sus casas porque sus muros están agrietados, se han desplomado o han sido evacuados indefinidamente debido a un terremoto de magnitud 6.4, tras el cual el presidente Donald Trump declaró estado de emergencia para la isla.

Cientos de miles de puertorriqueños carecen de electricidad y agua corriente, y miles duermen en refugios o en las aceras desde el sismo del martes. El temblor dejó un muerto, nueve heridos y daños parciales o totales a cientos de viviendas, escuelas y negocios en el suroeste de la isla.

La inusual actividad sísmica, que ha incluido fuertes réplicas, ha demorado las tareas de rescate, acrecentado el número de personas que permanecen en refugios instalados por el gobierno, como el de Guayanilla, y provocado pánico en miles de personas.

Archivado como: tormentas en Louisiana

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+