Tormentas que azotan el sur de EE.UU. dejan tres muertos

  • Tres víctimas fatales han ocasionado las tormentas en dos estados.
  • Se prevé que el sistema llegue a Georgia este viernes.
  • El sistema está azotando el sur de EE.UU.

Las poderosas tormentas que impactan el sur de Estados Unidos se han cobrado la vida de tres personas, informaron las autoridades.

Fuertes tormentas azotaron de nuevo el sur de Estados Unidos este jueves, y mataron a dos personas en Mississippi y una en Alabama, al tiempo de que dejaron sin electricidad a más de 100,000 personas en Alabama, Mississippi, Luisiana y Texas.

El Servicio Nacional de Meteorología indicó que se piensa que varios tornados azotaron el suroeste y el centro de Mississippi, aunque no hay certeza hasta que se examinen los daños.

Se reportaron también fuertes vientos en Luisiana y en el centro de Alabama al avanzar el sistema hacia el este. Los meteorólogos pronosticaron que el sistema de tormentas en Estados Unidos pudiera llegar a Georgia antes del amanecer, y así ocurrió.

El jueves por la noche también se reportaron fuertes vientos en el sur de Oklahoma.

Un hombre murió el jueves por la tarde en Mississippi luego de que su auto se estrelló contra un árbol en una carretera al sur de Filadelfia, en el estado, dijo el forense del condado Neshoba, John Stephens, en declaraciones a medios locales.

Stephens no dio a conocer el nombre de la víctima.

Kenderick Magee, de 24 años, también murió cuando manejaba en medio de las tormentas, reportó la televisora WLBT. Magee chocó cerca del pueblo rural de Gillsburg, en el suroeste del estado, dijo el forense Campbell Sharp, del condado Amite.

Dos heridos leves fueron reportados en Harvey, Luisiana, un suburbio de Nueva Orleans, cuando un poste de electricidad cayó sobre un vehículo.

En Alabama, las autoridades dijeron que una mujer murió el jueves por la noche luego de que una tormenta derribó un árbol sobre su casa-remolque en el condado St. Clair.

Los paramédicos encontraron a Monica Clements muerta dentro de la vivienda. El hijo de Clements, de 10 años, sufrió heridas menores.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+