Tiroteo en tienda y gasolinera de Pensilvania deja a hispano muerto y atacante se quita la vida

Compartir
Suscríbete
Tiroteo en tienda y gasolinera de Pensilvania deja a hispano muerto y atacante se quita la vida
Foto de Getty Images y video de MH
  • Tiroteo en tienda y gasolinera. Un hombre armado abrió fuego varias veces, una de ellas en una tienda y gasolinera de Pensilvania
  • En el ataque murió hombre, que fue identificado esta mañana como Ramón Ramírez, de 31 años
  • El pistolero se quitó la vida posteriormente de un disparo en la mano y el pecho

Tiroteo en tienda y gasolinera. Un hombre armado mató a una persona e hirió a otra afuera de una tienda de conveniencia en el este de Pensilvania antes de suicidarse en una guardería, según informes policiales que citó el New York Post. Las autoridades dijeron que el tiroteo en Upper Macungie Township, en los suburbios de Allentown, comenzó cuando un hombre a bordo de un Toyota Corolla blanco disparó contra una mujer que conducía su automóvil en la Ruta 22, informó el diario local Morning Call.

El atacante, que fue descrito en las transmisiones de radio de la policía como un hombre que sostenía una pistola 9 mm, siguió a la mujer hasta el estacionamiento de una tienda de conveniencia Wawa, dijo el fiscal de distrito del condado de Lehigh a los reporteros en una conferencia de prensa.

tiroteo en tienda y gasolinera
Twitter New York Post

Hirió a un hombre y mató a otro

El hombre armado hirió a un hombre en un automóvil en el Wawa y le disparó fatalmente a un camionero mientras echaba gasolina, dijo Martin. Luego, el atacante huyó a pie a una guardería a un cuarto de milla de distancia, donde se disparó a sí mismo en la mano y el pecho, lo que causó su muerte, dijo Martin a la prensa.

La mujer que fue el primer objetivo del atacante no resultó herida y no sabía que su automóvil recibió un disparo hasta que llegó a la tienda Wawa y vio un agujero de bala, dijo Martin. El conductor del Corolla le disparó al conductor de un Jeep en el Wawa, dejando a la víctima con lo que parecían ser lesiones que no amenazaban la vida, dijo Martin.

Archivado como: tiroteo en tienda y gasolinera

Huyó a una guardería

tiroteo en tienda y gasolinera
Twitter Morning Call

Después de los disparos, el pistolero huyó al Centro de Educación Temprana para Niños de Brookside, en Wescosville, donde se disparó en la mano y el pecho, dijo Martin. “No sabemos cuál fue el motivo en este momento”, dijo Martin, según LehighValleyLive.com. “Parece que los tres tiroteos… fueron indiscriminados y no estaban relacionados”.

La guardería no abrió el miércoles tras lo sucedido, según una publicación en Facebook. “Hoy ocurrió una situación desafortunada”, decía la publicación de Brookside Children’s Early Education Centers. “Un pistolero estaba a pie y la policía lo detuvo en nuestra guardería de Brookside Parkland. Todo el mundo está A SALVO”.

Archivado como: tiroteo en tienda y gasolinera

Varios negocios adyacentes cerraron

tiroteo en tienda y gasolinera
Twitter Morning Call

Al conocerse la presencia de un pistolero, varios negocios cercanos, incluidos los almacenes de Ocean Spray y Nestlé, tuvieron que cerrar. Desde entonces, esas precauciones se han levantado, pero el Distrito Escolar de Parkland cerró una escuela primaria cercana todo el miércoles, citando la presencia masiva de la policía en Upper Macungie Township, informó el Morning Call.

Martin, mientras tanto, le dio crédito a un trabajador de Wawa con el potencial de salvar vidas cuando condujo a dos personas al interior de la tienda al escuchar disparos mientras sacaba la basura. El fiscal de distrito dijo que el empleado cerró las puertas con llave y les dijo a sus colegas que se refugiaran en su lugar, informó LehighValleyLive.com.

Archivado como: tiroteo en tienda y gasolinera

Víctima mortal era un hispano

tiroteo en tienda y gasolinera
Twitter Morning Call

“Todo el mérito para él”, dijo Martin a los periodistas. Las autoridades han recuperado un arma en la investigación en curso, informó LehighValleyLive.com. La publicación Morning Call informó este jueves que la víctima mortal del tiroteo fue identificada como Ramón Ramírez, de 31 años, que se desempeñaba como chofer de camiones para la compañía de logística A. Duie Pyle desde noviembre de 2019.

Entretanto, el atacante fue idenficado como Za Uk Lian, de 45 años, y era un inmigrante originario de Myanmar. Allegados a Za Uk Lian dijeron al Morning Call que el hombre trabajaba en bodegas y que se mudó a Estados Unidos persiguiendo el sueño americano. Residía en South Whitehall Township.

Archivado como: tiroteo en tienda y gasolinera

Nuevo incidente policial empaña veredicto en caso Floyd

La muerte por disparos de un policía de una adolescente afroamericana en Columbus (Ohio) ha empañado el veredicto de culpabilidad contra el exagente Derek Chauvin por el fallecimiento de George Floyd en mayo del año pasado. Este miércoles decenas de personas se acercaron a la esquina donde Floyd murió asfixiado, en el sur de Mineápolis (Minesota), para mostrar sus respetos y gritar su nombre al cielo después del ingreso a prisión de su verdugo.

Las caras de alivio de unos contrastaban con las lágrimas de otros, pero la sensación general era de que “por fin” se había conseguido justicia en el caso de Floyd. Una de las presentes en el lugar fue Debby Pope, una maestra a punto de jubilarse que viajó esta semana desde Chicago (Illinois) a Minesota para vivir en persona el veredicto contra Chauvin y mostrar su apoyo a la comunidad afroamericana.

La lucha continúa

“No tengo ninguna duda de que él es culpable, pero muchos otros lo son y tenemos que continuar la lucha para tener justicia no solo ante esta situación en Mineápolis, sino también ante otras situaciones alrededor del país”, apuntó a Efe Pope, una mujer blanca de 63 años. La profesora iba acompañada de un grupo de educadores que explicaron que las diferencias socioeconómicas entre razas en EE.UU. constituyen uno los principales problemas que, a su parecer, enfrenta el país en estos momentos y a lo largo de su historia.

Precisamente, la Casa Blanca se refirió este miércoles a esas “otras situaciones” en EE.UU., en concreto a la muerte a manos de un policía de una joven afroamericana de 16 años, Ma’Khia Bryant, en Ohio, otro estado limítrofe con Canadá. Según la versión policial, un agente disparó contra Bryant cuando la adolescente aparentemente amenazaba con un cuchillo a otras dos menores de edad, lo que se puede apreciar en las imágenes de la cámara corporal del policía implicado.

Otra muerte en manos de la policía

Este suceso ocurrió 30 minutos antes de que se diera a conocer el martes el veredicto del jurado en el caso de Floyd. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo este miércoles que la muerte de Bryant fue “trágica” porque se trataba de “una niña”. “Estamos pensando en sus amigos y familiares y en las comunidades que están sufriendo su pérdida”, agregó Psaki en su rueda de prensa diaria.

Este episodio se suma a los dos registrados en las últimas semanas que terminaron con la muerte a disparos de dos jóvenes de minorías raciales: Daunte Wright, de 20 años, que murió en Brooklyn Center (Minesota) y Adam Toledo, de 13 años, en Chicago.

Las prácticas policiales, bajo lupa

La respuesta inmediata de la Administración del presidente Joe Biden ha sido la apertura de una investigación exhaustiva este mismo miércoles sobre la legalidad de las prácticas de la Policía de Mineápolis, ahora en el punto de mira de todo el país. “Hoy anuncio que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación civil para determinar si el Departamento de Policía de Mineápolis tiene un patrón o prácticas policiales inconstitucionales o ilegales”, señaló el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland.

Sobre el veredicto contra Chauvin, el titular del Departamento de Justicia admitió que “no aborda problemas policiales potencialmente sistémicos”, por lo que esta investigación revisará “si hay uso excesivo de fuerza, discriminación y otros abusos”. El debate sobre la brutalidad policial en EE.UU. contra las minorías vuelve de este modo a estar sobre la mesa, pese al veredicto de culpabilidad contra Chauvin.

Podría pasar casi tres décadas en prisión

El exagente fue declarado culpable de los tres cargos que se le habían imputado: asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años; y homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Como no tiene antecedentes penales, el policía solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

¿Qué pasará con los otros expolicías involucrados?

temen suicidio de Derek Chauvin
Getty Images

Justo cuando fue dado a conocer el nuevo retrato policial del exagente Derek Chauvin luego de ser declarado culpable de los tres cargos por homicidio que se le imputaba, surge ahora otra interrogante: ¿qué pasará con los otros tres expolicías que participaron en la detención de George Floyd que acabó en su trágica muerte?

La respuesta es simple: los tres expolicías de Minneapolis aún deben ser juzgados por la muerte de George Floyd luego de la condena por asesinato del exoficial Chauvin, reporta el New York Post. Los oficiales despedidos, J. Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, se encuentran actualmente libres con una fianza de $750,000 antes de su juicio, que comenzará el 23 de agosto.

Actualmente están libres

temen suicidio de Derek Chauvin
Hennepin County Sheriff’s Office

Se enfrentan a cargos de complicidad y homicidio en segundo grado, así como homicidio en segundo grado por la muerte de Floyd en mayo de 2020. Se enfrentan a hasta 40 años de prisión por el cargo principal. Los tres oficiales estuvieron involucrados en el arresto fatal, y dos de ellos, Kueng y Lane, restringieron a Floyd junto con Chauvin, según los fiscales.

Fueron Kueng, Lane y Chauvin quienes obligaron a Floyd a tirarse al suelo después de que se resistiera a entrar en la parte trasera de un patrullero durante un arresto por presuntamente usar un billete falso. Una vez que Floyd cayó, Kueng, de 27 años, estaba arrodillado sobre su espalda, ubicado entre Chauvin y Lane, según los fiscales.

Uno de ellos no pudo encontrarle el pulso

Imagen de cámara corporal muestra a J. Alexander Kueng y Derek Chauvin durante el arresto de George Floyd

Después de que Floyd dejó de responder, Kueng comprobó el pulso de la muñeca derecha de Floyd. “No pude encontrar uno”, dijo Kueng, según la denuncia. Lane, de 38 años, quien junto con Kueng fueron los dos primeros policías en la escena, se puso sobre las piernas de Floyd, según los fiscales.

Durante el arresto, Lane preguntó: “¿Deberíamos ponerlo de lado?”. Chauvin respondió: “No, quédese donde lo tenemos”. Lane luego dijo: “Estoy preocupado por el delirio o lo que sea”. Chauvin respondió: “Por eso lo tenemos boca abajo”. Thao, de 35 años, el único policía de los cuatro que no entró en contacto físico con Floyd, se interpuso entre los espectadores y los otros tres oficiales, con una visión clara de cómo Floyd estaba siendo restringido, dijeron los fiscales.

Uno de ellos no tocó a Floyd

temen suicidio de Derek Chauvin
Hennepin County Sheriff’s Office

En un momento, Thao retuvo a un testigo que se había bajado de la acera “implorando a Chauvin que se bajara del Sr. Floyd”, dice la denuncia. El video de los hechos ocurridos en mayo de 2020 le dio la vuelta al mundo y causó en Estados Unidos una ola de protestas que no se veían desde el movimiento por los derechos civiles en la década de los sesenta.

Suscríbete a nuestro boletín semanal y participa por una gift card de $100 cada mes. Recibe tus noticias favoritas en tu bandeja de correo electrónico desde hoy mismo.