Tiroteo en Las Vegas: Al menos tres heridos en balacera en Circus Circus

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto referencial: Shutterstock / Video: MH
  • Autoridades confirmaron tiroteo en Las Vegas.
  • En el tiroteo se desató en un casino de Las Vegas.
  • Al menos tres personas resultaron heridas en el tiroteo en Las Vegas.

Al menos tres personas resultaron heridas el sábado por la noche al desatarse un tiroteo en el hotel y casino Circus Circus en Las Vegas.

Fox News reportó en la madrugada de este domingo que el tiroteo comenzó alrededor de las 7.30 de la noche como un altercado entre dos grupos de adolescentes o adultos jóvenes.

El área Adventuredome del casino fue bloqueada mientras las autoridades realizaban una investigación, informó Fox 5, de Las Vegas.

De acuerdo con Fox 5, agentes de policía que respondieron al tiroteo en Las Vegas encontraron a tres personas heridas que luego fueron transportadas a un hospital y estaban en condición estable. Luego, a las 10.30 de la noche, una “persona de interés” estaba bajo custodia policial, informó la estación.

Algunos huéspedes del hotel le dijeron a KLAS-TV que el hotel fue evacuado debido al tiroteo. Las autoridades dijeron inicialmente que había dos víctimas, pero luego actualizaron el recuento a tres, detalló Fox 5.

Tras el tiroteo en ese famoso casino de Las Vegas, la policía inició la búsqueda de un sospechoso. Las autoridades no dieron a conocer de inmediato ninguna descripción del sospechoso.

Previamente, las autoridades advirtieron a las personas que se mantuviesen alejadas del área mientras se ejecutaba la investigación.

Ktla 5 también reportó sobre el tiroteo en el casino de Las Vegas que comenzó como una disputa entro dos grupos, según informó la capitana de la Policía Metropolitana de Las Vegas, Dori Koren.

“Este no fue un tirador activo. Creemos que no hay más amenazas en este momento para nadie más en el público”, expresó Koren, de acuerdo con la reseña de Ktla 5. A su vez, mencionó que la policía cree que el tiroteo en ese casino de Las Vegas se trató de un incidente aislado.

Crónica Texas: Daniel Polanco, exagente de la Migra, es condenado por narcotráfico

El trabajo de Daniel Polanco como agente de la Migra era no dejar pasar indocumentados a los EE.UU., pero en su lugar, él pasaba el verdadero peligro en retenes y aduanas de Texas, hasta que un buen día todo quedó al descubierto y ahora pasará mucho tiempo en la cárcel.

El exagente de la Patrulla Fronteriza en Texas recibió una severa condena por tráfico de cocaína en la frontera con México. El hombre de 39 años fue condenado a 13 años de cárcel por el juez federal Keith P. Ellison en Houston, por distribución de drogas, cocaína, y falsedad de declaraciones.

Daniel Polanco, exagente de la Patrulla Fronteriza en Texas, recibió una severa condena por tráfico de cocaína en la frontera con México.

Cuando Polanco fue detenido en 2019 por agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) era agente federal de la Patrulla Fronteriza asignado a Edinburg, Texas.

El juez Ellison determinó que Polanco cumpla su sentencia y luego enfrente otros cinco años de supervisión de las autoridades federales del Departamento de Justicia para vigilar su conducta en libertad.

La sentencia del juez Ellison en contra del exagente de la Patrulla Fronteriza fue dictada el martes tres de noviembre, en la llamada Ciudad Espacial.

En el entramado de distribución de drogas también estaba involucrado Héctor Beltrán un exoficial del Departamento de Policía de Edinburg (EPD, por sus siglas en inglés) y quien ya está detenido.

Polanco y Beltrán, entre otros policías, servían a los narcotraficantes como enlace en el norte de la franja fronteriza entre México y Estados Unidos para distribuir grandes cantidades de cocaína, según detalla la acusación.

Sin embargo, en los documentos legales del caso consultados por MundoHispánico en Texas, no se detalla a qué narcotraficantes mexicanos servían los dos acusados.

La investigación encubierta de la DEA, que comenzó en el 2016, se llamó Operation Blue Shame (Operación Vergüenza Azul), en relación al color que usan la mayoría de las corporaciones policiales del país.

De acuerdo con la investigación de la DEA, en mayo de 2011 un informante confidencial les reveló que desde Edinburg hasta Houston había una red de agentes de policías que distribuían cocaína.

Los agentes de la DEA al principio no le creyeron a su informante confidencial pero el hombre, de quien no se revelará su nombre por su seguridad, les insistió revelándoles detalles de la red de distribución y cómo operaba.

Según los testimonios recabados de la DEA los agentes usaban sus identificaciones como oficiales de policía para manejar desde Edinburg hasta Houston de manera periódica y transportando cargamentos de droga.

Los dos hombres pasaban sin problemas los primeros retenes que tiene precisamente la Patrulla Fronteriza a lo largo de la carretera, dentro de las primeras 100 millas, para revisar los vehículos.

Cuando Daniel Polanco llegaba a los retenes, sus compañeros de la Patrulla Fronteriza, al reconocer a su colega, lo dejaban pasar sin saber la carga que llevaba con rumbo al norte.

En total, la investigación de la DEA calcula que el exagente de la Migra distribuyó por lo menos 15 kilos de cocaína. En el área de Houston, otro oficial de policía corrupto le recibía los cargamentos.

Además de la distribución de drogas, Polanco también se robaba cocaína y marihuana, en una treta organizada junto a Beltrán.

Los dos agentes conocían a los distribuidores de drogas de Edinburg, rivales a los de su organización, los detenían y luego les decomisaban los alijos de droga.

Sin embargo, esos alijos nunca llegaban completos ante los fiscales porque los dos oficiales se quedaban con la mayor parte y luego la distribuían y revendían con su red de contactos de policías corruptos.

La charada policial de Polanco y Beltrán incluso los llevó a crear falsos paquetes de droga, colocarlos en un auto en la calle y llamar a las autoridades supuestamente de manera anónima, reportando que en un lugar determinado había droga escondida en un auto abandonado.

Algunas de las llamadas incluso las llegó a hacer el propio Polanco. En los documentos del caso hay transcripciones de las llamadas falsas para distraer a las autoridades y llevarlos a otros lugares, en donde estaban los verdaderos cargamentos de droga.

Con base a todas las pruebas, Polanco fue condenado a 13 años de cárcel en una prisión federal en Texas, sin posibilidad de salir de manera anticipada por buena conducta, ya que por orden del juez deberá cumplir todos los días de su sentencia por haber fallado a la sociedad como agente de la ley.