Thomas Lane, expolicía acusado de la muerte de George Floyd, sale de la cárcel bajo fianza

  • Sale bajo fianza Thomas Lane, acusado en caso de George Floyd
  • El acusado salió libre este miércoles
  • Su próxima aparición en corte es el 29 de junio

Thomas Lane, uno de los cuatro policías despedidos de Minneapolis acusados ​​de la muerte de George Floyd fue liberado de la cárcel el miércoles, después de pagar una fianza de 750 mil dólares.

Thomas Lane, de 37 años de edad, salió de la cárcel del condado de Hennepin alrededor de las 4:08 de la tarde, según muestran los registros de la cárcel, reportó el New York Post.

Su próxima aparición en la corte es el 29 de junio, agregó el diario.

Thomas Lane y otros dos expolicías, Tou Thao y J. Alexander Kueng, fueron detenidos la semana pasada y acusados ​​de ayudar e incitar a la muerte de George Floyd durante su arresto el 25 de mayo, por presuntamente pasar una factura falsificada de 20 dólares en una tienda de comestibles.

Thao, de 34 años, y Kueng, de 26 años, todavía estaban detenidos el miércoles con derecho a una fianza incondicional de 1 millón de dólares cada uno, o 750 mil dólares cada uno con condiciones.

Derek Chauvin, el ahora ex policía que se arrodilló en el cuello de George Floyd durante casi nueve minutos en el arresto, está acusado de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario en segundo grado.

Según la ley de Minnesota, ayudar e incitar al asesinato en segundo grado equivale a un cargo de asesinato en segundo grado, por lo que Thomas Lane, Tou Thao y J. Alexander Kueng enfrentan la misma sentencia potencial que Derek Chauvin, un máximo de 40 años de prisión, si son condenados.

 

Juez fija fianza para Derek Chauvin

Un juez fijó una fianza de un millón de dólares el lunes para el policía de Minneapolis que enfrenta cargos de asesinato en segundo grado por la muerte de George Floyd.

Derek Chauvin, de 44 años, permaneció en silencio durante la mayor parte de su primera audiencia ante la corte, una sesión de 11 minutos en la que compareció a través de un sistema de circuito cerrado desde la prisión estatal de máxima seguridad en Oak Park Heights.

Su abogado, Eric Nelson, no apeló la fianza —que aumentó de los 500 mil dólares establecida inicialmente en el caso— y no abordó el fundamento de los cargos.

Nelson no habló ante los medios tras la sesión.

La próxima comparecencia de Chauvin fue programada para el 29 de junio a la 1:30 de la tarde.

Chauvin también es acusado de asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado por el incidente que cobró la vida de Floyd el 25 de mayo.

George Floyd, un afroestadounidense que se encontraba esposado, murió luego que el policía de raza blanca oprimió su cuello con la rodilla por varios minutos, incluso después de que Floyd dejó de moverse y pedía que le permitiera respirar.

El fallecimiento de Floyd detonó protestas, algunas de ellas violentas, en Minneapolis que rápidamente se propagaron a varias ciudades de Estados Unidos y otros países.

 

 

Archivado como: Thomas Lane

Chauvin y tres agentes más involucrados en el suceso fueron despedidos a raíz de la muerte de Floyd.

Chauvin permanece detenido en una prisión estatal en Oakdale.

Los otros tres policías —J. Kueng, Thomas Lane y Tou Thao— enfrentan cargos por instigación y complicidad.

La muerte de Floyd ha generado llamados a reformar el Departamento de Policía de Minneapolis, al que activistas comunitarios han acusado desde hace tiempo de una discriminación racial arraigada y brutalidad.

La mayoría de los integrantes del concejo municipal de Minneapolis se dijeron el domingo a favor de desmantelar el departamento en su totalidad, si bien antes deberán presentar planes concretos sobre la forma en que sería reemplazado.

Thomas Lane George Floyd

FOTO The Associated Press

Archivado como: Thomas Lane

Philonise Floyd retó el miércoles al Congreso de Estados Unidos a “frenar el dolor”, en momentos en que los legisladores ponderan una amplia reforma a las agencias del orden, para que su hermano George no sea solamente “otro nombre” en una creciente lista de personas muertas a manos de la policía.

La comparecencia de Floyd en una audiencia en la cámara baja se produce un día después de los servicios funerales para George Floyd, el hombre negro de 46 años cuya muerte en Minnesota se ha vuelto un símbolo mundial en manifestaciones contra la violencia policial y los prejuicios raciales.

“Estoy aquí hoy para pedirles que lo detengan. Frenen el dolor”, dijo Philonise Floyd a una audiencia en silencio.

Conteniendo las lágrimas, dijo que quiere asegurarse de que su hermano, a quien llamó “Perry”, es “más que otro rostro en una camiseta. Más que otro nombre en una lista que no deja de crecer”.

Floyd retó a los legisladores: “Sean los líderes que este país, este mundo, necesita. Hagan lo apropiado”.

 

Thomas Lane George Floyd

FOTO The Associated Press

Archivado como: Thomas Lane

El jefe de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerrold Nadler, inauguró la sesión para examinar la Ley de Justicia en la Vigilancia Policial, un vasto paquete de propuestas en medio de un debate nacional sobre tácticas policiales y desigualdad racial.

Los legisladores escucharon testimonio de líderes de derechos civiles y de agencias del orden, en momentos en que el Congreso pondera cambios a las prácticas y la responsabilidad policiales, y las protestas que siguieron a la muerte de Floyd.

“Hoy respondemos al llamado”, dijo Nadler.

La presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, observó desde la audiencia, mientras el líder de la minoría republicana Kevin McCarthy se sumó en el estrado.

Los republicanos están criticando a los activistas que demandan “retirar fondos a la policía”, una demanda que incluye también una reforma radical de la policía, pero algo que el presidente Donald Trump y sus aliados han aprovechado para describir a los demócratas como extremistas al tiempo que los republicanos se apresuran a crear sus propias propuestas.

“El pueblo estadounidense entiende que es hora de tener una discusión real”, declaró Jim Jordan, el republicano de más rango en el panel. Pero dijo que ellos entienden también que es “una locura total retirar fondos a la policía”.

 

Archivado como: Thomas Lane