TEXAS: Nathan González mata a su amigo Carlos Galván de un balazo accidental (FOTOS)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Homicidio involuntario: Nathan González, de 20 años, fue acusado de matar a un amigo de un balazo que se le escapó de manera accidental mientras le presumía una pistola en Texas.
  • Carlos Manuel Galván, de 18 años, es el hoy occiso y de acuerdo a sus familiares y amigos era un muchacho con un futuro brillante y que apenas hace dos meses se había graduado de la preparatoria.
  • “Estoy perdida… mijo, mi Carlos, mi bebé, cómo quisiera que esto no fuera realidad… Tan joven, tan lleno de vida, tan buen hermano”, escribió Nelva Nidia, empleada de Walmart, y madre del muchacho muerto.

Nathan Blake González fue acusado de ser el presunto responsable de un homicidio involuntario al matar a un amigo de un balazo accidental.

La División de Homicidios del Departamento de Policía de San Angelo (SAPD, por sus siglas en inglés) detuvo a  González, de 20 años,  por ser el presunto responsable de la muerte de su amigo Carlos Manuel Galván, de 18 años, quien falleció de un tiro el sábado 1 de agosto en el noreste de la pequeña ciudad de San Angelo en el centro de Texas.

De acuerdo a la orden de arresto en contra de González, consultada por MundoHispánico, el número de emergencias del SAPD recibió una llamada a las 2:22 de la tarde del sábado, en donde un muchacho les dijo que a su amigo le acaban de dar un tiro.

Los primeros agentes del SAPD que llegaron al 200 Koberlin Street, desde donde se hizo la llamada, encontraron a un muchacho hispano gravemente herido de bala.

Junto al herido estaba otro joven hispano, quien se identificó como Nathan Blake González, y le dijo a las autoridades que a su amigo “alguien” le había disparado.

Sin embargo, el muchacho no pudo dar más detalles del agresor de su amigo.

Ante la gravedad de las heridas del muchacho lo llevaron de emergencia al Shannon Hospital, en donde falleció mientras los doctores luchaban por salvarle la vida.

El muchacho al momento de morir tenía apenas un par de meses que se había graduado de la preparatoria San Angelo Premier High School.

La familia del hoy occiso se presentó en el hospital, alertados por los amigos del vecindario, tan solo para que les informaran que Carlos Galván ya había fallecido.

En la escena en la que ocurrieron los hechos los agentes cuestionaron a González, quien les aseguró que la persona que le había disparado a su amigo había escapado.

Sin embargo, cuando se confirmó oficialmente que el otro muchacho había fallecido los agentes de la División de Homicidios tomaron la investigación y le pidieron al único testigo del incidente que les diera detalles precisos de lo que había pasado.

Durante las conversaciones con González, los agentes comenzaron a notar que caía en varias contradicciones al relatarles los hechos. Eso levantó las sospechas de los oficiales de la División de Homicidios.

 

Nathan Blake González, de 20 años, está acusado de haber matado a su amigo de forma accidental. (FOTO Departamento de Policía de San Angelo)

De acuerdo con un comunicado del SAPD, enviado a MundoHispánico en Texas, durante las entrevistas con los policías el testigo hizo varias declaraciones diferentes a por lo menos dos detectives sobre lo que había pasado con su amigo.

Los detectives finalmente concluyeron que González les estaba mintiendo y lo llevaron a la sede del SAPD, para hacerle análisis forenses y saber si había disparado un arma y pedirle que contara su historia otra vez.

En las primeras horas de la calurosa noche de agosto, Nathan Blake González fue acusado formalmente de homicidio involuntario luego de que el muchacho admitió que él le había disparado a Galván.

Sin embargo, cuando González contó su historia les aseguró a los detectives de la División de Homicidios del SAPD que todo había sido un accidente, pues se le había escapado un tiro cuando le enseñaba una pistola a su amigo.

González ingresó a la Cárcel del Condado de Tom Green poco después de la 1:00 de la madrugada del domingo 2 de agosto, bajo el cargo grave de homicidio involuntario.

Hasta el momento de escribir esta historia al muchacho no se le había fijado cuándo tendrá su primera con un juez, en donde se le podría conceder el derecho de enfrentar su proceso en libertad con el beneficio de salir bajo fianza.

Carlos Manuel González, de 18 años, era un muchacho amado y respetado por su familia quienes lo describen como un chico brillante que tenía un gran futuro. (Foto: Cortesía de la familia Galván-Rentería)

Los registros criminales de Texas, consultados por MundoHispánico, detallan que Nathan Blake González nunca antes había sido detenido por ningún delito o falta administrativa.

Carlos Galván era un muchacho muy querido por su familia. Su madre Nelva Nidia, una empleada del Walmart local de San Angelo, escribió un tributo a su hijo adolescente en su página de Facebook, con carácter público, y pidió que llenaran su perfil con fotos de su vástago.

“No sé ni por dónde empezar, estoy tan perdida” escribió Nelva Nidia para expresar su dolor y añadió “mijo, mi Carlos, mi bebé, cómo quisiera que esto no fuera realidad… Tan joven, tan lleno de vida, tan buen hermano.

“Mi Carlos tenía un gran corazón. Te extraño tanto. Amigos, familia, les pido que recen por nosotros para que pasemos esto. Dios, mantenme fuerte para mis otros hijos. Te amo mijo. Que Diosito te tenga en su Santa Gloria. Descansa en paz mi bebé hermoso”, finaliza el conmovedor mensaje de la madre del muchacho en un crimen que ha sacudido la pequeña ciudad de San Angelo.

En la red social Go Fund Me, de apoyo económico, María Rentería -quien se identifica como prima de Nelva Nidia- abrió la cuenta Funeral Expenses Carlos Galván (Gastos Funerarios para Carlos Galván) para clamar por ayuda para costear los gastos que causa a su familia el intempestivo deceso del joven.

De acuerdo al mensaje de Rentería, el fondo es “para ayudar a la familia durante este momento de necesidad para mi prima Nelva y la familia Renteria-Galvan, después de una trágica pérdida inesperada de su hijo Carlos Galván”.

Rentería asegura que Carlos Galván “tenía grandes sueños después de la graduación, sin embargo, su vida fue arrebatada de sus amigos y familiares demasiado pronto… no tenía seguro de vida y la familia apreciará cualquier donación”, finaliza la muchacha que pide que la comunidad hispana se solidarice con su dolor y necesidad.

Aunque González ya está detenido y reveló toda la verdad sobre la muerte de González, la investigación del caso sigue abierta por la División de Homicidios del SAPD.

Los agentes quieren saber con certeza por qué el muchacho tenía un arma, en dónde y con quién la consiguió y si la pistola se ha usado en algún otro delito en Texas.

Ninguno de esos detalles todavía están consignados en los documentos legales del caso hasta el momento de escribir esta historia.

 

 

Etiquetas: ,