Texas: Joven hispano recibe dura condena por dispararle a un hombre en el rostro

  • Dura condena: El joven Porfirio Navarro III, de 18 años, fue condenado a 17 años de prisión por haber disparado en el rostro al empleado de un hotel  cuando trataba de calmar un alboroto de muchachos.
  • “Solo la gracia de Dios permitió que la víctima no perdiera la vida” dijo la fiscal Allison Buess al jurado durante el juicio cuando exigió una dura sentencia para el muchacho.
  • La abuela del acusado pidió clemencia para su nieto diciendo que el chico no había crecido en un entorno familiar responsable, sino con pobreza y además se juntaba con malas amistades.

El joven hispano Porfirio Navarro III fue condenado en Texas a 17 años de cárcel por haberle disparado a un hombre en el rostro.

Navarro, de 18 años, escuchó la sentencia del juez Gary Steele, de la Corte 274 de Distrito Criminal en el condado de Guadalupe, en la pequeña ciudad de Seguin, en el centro de Texas, por un incidente que empezó como una reunión de adolescentes en un motel en el pueblo de New Braunfels y que incluyó la fuga del muchacho hacia México.

En los documentos del caso, consultados por MundoHispánico en Houston, se detalla que en la fría noche del martes 12 de enero de 2019, el Departamento de Policía de New Braunfels (NBPD, por sus siglas en inglés) recibió una llamada de emergencia para atender un reporte de un tiroteo en el Motel 6 ubicado en el 1200 Interstate 35th North, una carretera que va por el centro del estado y pasa por las ciudades de Austin y San Antonio, entre otras.

De acuerdo con el reporte policial del NBPD, un empleado de recepción del Motel 6 se acercó a un grupo de adolescentes que estaban afuera de uno de los cuartos armando un alboroto con gritos y molestando a un huésped adentro de un cuarto.

El empleado, de quien no se revelará el nombre para proteger su identidad, caminó hacia el grupo de muchachos y les exigió que se retirarán pues el lugar era propiedad privad y al no estar hospedados no tenían motivo para estar ahí.

Sin embargo, de entre el grupo de jóvenes un muchacho delgado de pelo crespo se acercó al empleado, sacó de entre la ropa una pistola y le disparó a la cara. El empleado quedó tendido en el piso y muy mal herido.

El grupo salió corriendo antes de que llegara la policía. Los agentes del NBPD que acudieron al lugar pidieron que el herido fuera trasladado de emergencia a un hospital de la zona en donde los doctores le salvaron la vida pese a la gravedad de sus heridas.

La División de Asaltos Violentos, luego de tres días de investigaciones, identificó al joven Porfirio Navarro III como el responsable de haber realizado el disparo y pidió una orden de arresto en su contra la cual, debido a la residencia del muchacho, se giró desde la Oficina de la Fiscalía de Distrito del Condado de Comal (CCDA, por sus siglas en inglés)

Porfirio Navarro III, de 18 años, luego de que perpetró su crimen fue buscado por agentes federales del U.S. Marshal especializados en buscar fugitivos pero el muchacho huyó a México. Sin embargo, él mismo se entregó a las autoridades. (Foto: Oficina del Fiscal del Condado de Comal)

Sin embargo, cuando los agentes del NBPD fueron a detener a Navarro III resultó que el chico ya había escapado y nadie sabía a dónde se había ido. Se emitió entonces una alerta para búsqueda y captura por todo Estados Unidos.

Incluso la Fuerza de Tarea del Golfo de los U.S. Marshal, una unidad de agentes federales especializada en buscar fugitivos, se lanzó desde Houston para buscar a Navarro III.

Las pesquisas de los agentes federales los llevaron hasta Eagle Pass, en la frontera entre Texas y México, en donde se le vio al muchacho por última vez. Ahí se perdía el rastro del joven.

Sin embargo, la historia dio un giro inesperado en abril cuando un día cruzó la frontera caminando un joven hispano, pero de nacionalidad estadounidense, quien pasó por el puente fronterizo entre Eagle Pass y Ciudad Acuña y les dijo a los agentes de la Oficina de Adunas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos que él era el chico que estaban buscando por el tiroteo en el motel de Seguin.

Archivado como: Joven hispano recibe condena 

Al momento de ser detenido el muchacho no quiso revelar por qué tomó la decisión de entregarse a las autoridades, pese a que ya había logrado escapar hacia México. De su estancia de poco más de dos meses en aquel país el joven tampoco reveló nada a los agentes federales del U.S. Marshal que fueron por él para transportarlo a Seguin.

El juicio a Navarro III estuvo llenó de momentos emotivos para las dos partes involucradas en la tragedia, la de la víctima y la de su agresor.

La fiscal asistente Allison Buess, de la CCDA, dijo en sus argumentos finales del caso que pedía la pena máxima de 20 años por el caso de asalto mortal agravado en contra de Navarro III ya que el muchacho le había disparado en el rostro sin consideración alguna a un esposo y padre de familia de dos hijas que solo estaba haciendo su trabajo cuando fue atacado

“Sólo la gracia de Dios permitió que la víctima no perdiera la vida” dijo la fiscal Buess a los miembros del jurado que declararon culpable al joven.

Archivado como: Joven hispano recibe condena 

Por su parte la defensa de Navarro III pidió que subiera al estrado la abuela del joven y quien pidió un poco de clemencia para su nieto.

Durante su testimonio la abuela dijo que el muchacho había crecido en un entorno familiar desfavorable, con poca atención de sus dos padres biológicos y que eso lo había orillado desde muy chico a meterse en problemas.

La abuela de Navarro III explicó que de todos modos ella y su familia entendían la gravedad de lo que su nieto había hecho y estaban avergonzados con la familia de la víctima.

En su declaración la mujer dijo que además el joven al momento de cometer su crimen estaba rodeado bajo la influencia de malas amistades.

Archivado como: Joven hispano recibe condena 

Luego de los argumentos finales al juez Steele le tomó menos de una hora dictar sentencia.

El juez ordenó que Porfirio Navarro III pase los próximos 17 años de su vida en una cárcel del Sistema de Justicia Criminal del Estado de Texas (TDCJ, por sus siglas en inglés).

Al momento de escribir esta historia Porfirio Navarro III está detenido todavía en la Cárcel del Condado de Guadalupe a la espera ser trasladado a la prisión en la que deberá cumplir su condena.

Sin embargo, el juez le pidió al TDCJ que, luego de 10 años en prisión, el muchacho muestra buena conducta y arrepentimiento pueda solicitar salir bajo perdón y cumplir el resto de su sentencia en libertad condicional pero con restricciones en una casa de transición para jóvenes delincuentes. Sólo la junta de perdón de la institución podrá concederle ese beneficio.

Archivado como: Joven hispano recibe condena 

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.

Search

+