Texas: En un ataque de ira hombre mata a su cuñada a balazos

David Dorantes
Actualizado en

  • Alberto Ayala-Guerrero presuntamente mató a balazos a su cuñada Yenisleydi Domínguez, madre de familia de dos hijos, en medio de una disputa familiar.
  • Ayala-Guerrero y su exesposa se estaban quedando en el departamento de Domínguez y su esposo cuando el hombre amenazó a su exmujer con un arma.
  • La División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston necesita la ayuda de la comunidad para dar con el paradero de Ayala-Guerrero.

Alberto Ayala-Guerrero tiene una orden de arresto en Texas por su presunta responsabilidad en el asesinato a balazos de su cuñada.

Ayala-Guerrero, de 55 años, es buscado por la División de Homicidios del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) por ser el presunto responsable de la muerte a balazos de Yenisleydi Domínguez, de 32 años al momento de morir, en medio de un incidente familiar en el vecindario de Greenspoint en el norte del área metropolitana.

La tragedia comenzó el lunes 13 de julio del 2020 a las 6:00 de la madrugada en el complejo de departamentos Biscayne at Cityview Apartments, en 17030 Imperial Valley Drive en Greenspoint, según detallan los documentos del caso ante el juez George Powell en la Corte Criminal 351 de Distrito en el Condado de Harris, consultados por MundoHispánico en Texas.

A esa hora una mujer llamada D.R.C., su nombre no se revelará para evitar represalias, se aprestaba para salir a al aeropuerto.

La mujer estaba afuera del departamento aguardando a que saliera su  hermana para acompañarla. De repente vio llegar a su exesposo Alberto Ayala-Guerrero. Entonces, toda la tragedia sucedió en segundos después.

Por unos días D.R.C. se estaba quedando con sus familiares por unos días.

De repente, por razones que no están claras, Ayala-Guerrero llegó a la casa furioso con un arma que llevaba en la mano y se la puso a su exesposa en la cabeza.

La mujer se congeló presa del pánico esperando que su exmarido, a quien conocía por su carácter volátil, la matara a balazos. El hombre tenía una orden de alejamiento en su contra precisamente para que no se acercara a su expareja debido a su violencia.

Entonces Yenisleydi Domínguez, cuñada de Ayala-Guerrero, salió corriendo también de su casa al escuchar la conmoción y aterrada atestiguó cómo su hermana era amenazada por el hombre que le apuntaba con el arma.

Domínguez entró corriendo de regreso a su casa para alertar a su esposo, quien estaba en la cocina preparando el desayuno familiar antes de salir a trabajar, a quien le dijo a gritos para que le ayudara a defender a su hermana.

El hombre, a quien se identificará en esta historia como M.R.C. para evitar represalias, escuchó lo que sucedía y al ver que su esposa corría adentro de la casa la cuestionó sobre qué sucedía al verla completamente aterrada.

Su esposa no alcanzó a responderle pues tras ella ya venía corriendo su concuño Ayala-Guerrero furioso, gritando, con la pistola en la mano.

Un segundo le bastó a M.R.C. a ver lo que sucedía e interponerse entre su esposa y su concuño.

Alberto Ayala-Guerrero, de 55 años, tiene una orden de arresto por ser el presunto asesino a balazos de su cuñada en Texas y ahora está fugitivo. (Foto: Departamento de Policía de Houston)

Search

+