Texas: Hispano mata a su patrón porque no le pagaba sueldo completo

Texas: Hispano mata a su patrón. Saúl Galindo-Rodríguez fue acusado de haber matado con un bate de béisbol a su jefe por no pagarle

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Asesinato por el sueldo: Saúl Galindo-Rodríguez, de 24 años, está acusado de matar a su patrón Gerardo González, dueño de un negocio de soldadura, porque no le pagaba completo su sueldo.
  • Galindo-Rodríguez admitió ante las autoridades en Mercedes, Texas, que le pegó en la cabeza a su patrón con un bate de béisbol pero alega que fue en legítima defensa porque se pelearon por su salario.
  • El hombre enfrenta el cargo de homicidio capital que es el único delito que se castiga con la pena de muerte a quien se encuentre culpable de ese cargo en un juicio.

Texas: Hispano mata a su patrón. Saúl Galindo-Rodríguez fue acusado de haber matado con un bate de béisbol a su patrón por no pagarle su sueldo completo.

Galindo-Rodríguez, de 24 años, fue detenido en el pueblo de Mercedes, Texas, acusado de ser el presunto responsable de homicidio capital por la muerte de Gerardo González, de 54 años, por una disputa debido al sueldo incompleto que el acusado le reclamó a su víctima.

Los documentos legales del caso, consultados por MundoHispánico en Texas, detallan que la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo (HCSO, por sus siglas en inglés) detuvo a Galindo-Rodríguez luego de varios días de investigación y establecen como el presunto móvil del sueldo el desacuerdo que tuvieron los dos hombres por el sueldo del muchacho.

El sábado 30 de mayo del 2020 a las 11:30 de la noche González le llamó a su esposa para decirle que seguía trabajando en su taller de soldadura en el pueblo de Mercedes y a pocas millas de la frontera con México. La mujer, sin preocuparse, se fue a dormir.

Sin embargo, la esposa de González se despertó en la madrugada y notó que su esposo no había llegado a dormir. La mujer le llamó varias veces a su teléfono celular y el hombre no respondió.

La esposa calculó que su marido seguiría ocupado o que tal vez se hubiera ido con algún amigo así que se volvió a dormir, molesta que no le hubiera avisado, aunque tampoco sin darle mucha importancia.

En la mañana del domingo la mujer despertó y notó entonces que su esposo no había llegado todavía. Lo volvió a llamar a su teléfono celular y al teléfono del taller y el hombre no contestó. Entonces, entre preocupada y molesta, la mujer fue a buscar a su marido ya que nunca antes había faltado a dormir sin avisar.

Al llegar al negocio de soldadura la mujer se escandalizó aún más porque las luces del lugar estaban prendidas, su esposo no estaba, su camioneta tampoco y el hombre seguía sin responderle las llamadas.

Entonces la esposa de González ya presa del pánico llamó al número de emergencias del HCSO para reportar lo que estaba pasando en la desaparición de su marido.

Los primeros agentes del HCSO que llegaron al lugar asentaron en su reporte que el lugar estaba desordenado, como si hubiera habido una pelea, había varios cajones de los escritorios de la oficina abiertos y papeles tirados.

Algunos de los detalles más reveladores para los policías fueron que había restos de sangre adentro del negocio y que dejaba un hilo que seguía hacia la calle.

También había algunas astillas de madera junto a la primera mancha de sangre.

Saúl Galindo-Rodríguez, de 24 años, es mexicano y en caso de ser encontrado culpable podría enfrentar la pena de muerte. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo)

Archivado como: Texas: Hispano mata a su patrón

Entonces las autoridades emitieron una alerta para buscar a González desde las 7:00 de la mañana cuando llegó la primera patrulla para atender el reporte de la esposa del hombre.

Por medio del localizador geosatelital en su teléfono celular pudieron rastrear que el aparato estaba a una milla del negocio.

A la 1:25 de la tarde del domingo 31 de mayo los patrulleros del HCSO a un camino rural al norte de la pequeña área metropolitana de Mercedes y encontraron el cuerpo de González.

Gerardo González estaba sentado adentro de su camioneta bañado en sangre que le salía de la cabeza y con un presunto golpe severo.

Después pidieron la presencia de los detectives de la División de Crímenes Mayores del HCSO para que investigaran el caso que cambio de ser el reporte de una persona desaparecida a un homicidio violento.

Lo que llamó la atención para las autoridades, al hacerle la autopsia, es que González no había podido manejar su camioneta porque ya estaba muerto por un golpe en la cabeza con algún objeto pesado y de madera.

Alrededor del vehículo, que estaba atascado en el lodo, había huellas de pisadas de una persona de peso ligero y quien había caminado alrededor del vehículo varias veces para después alejarse caminando por la terracería.

Nuevamente el teléfono celular de la víctima fue crucial para dar con el asesino. Los agentes rastrearon las llamadas y mensajes que González había tenido antes de comunicarse con su esposa por última vez.

Fue ahí que su empleado Galindo-Rodríguez se había comunicado con Gerardo González porque estaba “muy molesto” y quería “hablar de algo”.

Los detectives de la División de Crímenes Mayores del HCSO se concentraron entonces en encontrar a Galindo-Rodríguez, de nacionalidad mexicana, y quien hasta ese momento no tenía un historial criminal en Texas.

El miércoles 3 de junio los agentes de la División de Crímenes Mayores del HCSO localizaron a Galindo-Rodríguez y lo detuvieron, sin incidentes, para interrogarlo aunque al principio no estaba acusado de nada.

Galindo-Rodríguez, durante su interrogatorio con los agentes de la División de Crímenes Mayores, admitió que había matado a su patrón en “defensa propia” luego de que se habían trabado en una pelea cuando discutieron porque el hoy occiso supuestamente no le pagaba su sueldo completo.

Archivado como: Texas: Hispano mata a su patrón

“Él me pegó primero y yo sólo me defendí” aseguró Galindo-Rodríguez a los investigadores. Sin embargo, no explicó por qué luego se llevó el cuerpo de González en su camioneta hacia un páramo y allá lo abandonó en medio de la noche.

Galindo-Rodríguez está detenido en la Cárcel del Condado de Hidalgo y el juez que recibió su caso no le permitió que enfrente su proceso en libertad con el pago de una fianza.

Hasta el momento no se ha determinado cuándo será la primera audiencia en su caso. El hombre pidió un abogado de oficio porque no tiene dinero para pagarse su propio representante legal.

De acuerdo al Código Penal del Estado de Texas el delito de homicidio calificado, como el que acusan a Galindo-Rodríguez, es el único que se castiga con la pena de muerte a quien se encuentre culpable luego de un juicio.

Archivado como: Texas: Hispano mata a su patrón

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.

Archivado como: Texas: Hispano mata a su patrón

Etiquetas:
Continua artículo relacionado