Texas: Hispano manejando en estado de ebriedad es acusado de homicidio

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Texas: Hispano manejando en estado de ebriedad es acusado de homicidio
Etiquetas: , ,
  • Homicidio por intoxicación: Zachary Castro está acusado de haber arrollado con su camioneta a un grupo de buenos samaritanos que se detuvieron a ayudar a otro hispano que había tenido un accidente.
  • El muchacho enfrenta un cargo grave de homicidio por intoxicación ya que al manejar borracho causó muerte cerebral irreversible a Mayra Ospina, de 23 años, y lesionó a otras personas al atropellarlas.
  • Castro, de 26 años, declaró que es bartender de oficio y en 2011 ya había sido detenido por el Departamento de Policía de Houston al manejar en estado de ebriedad

Zachary Castro está acusado de homicidio por intoxicación luego de que presuntamente arrolló, borracho, a un grupo de personas.

Castro, de 26 años, fue detenido por la Oficina del Alguacil del Condado de Harris (HCSO, por sus siglas en inglés) y enfrenta tres cargos graves. Uno de homicidio por intoxicación porque una de las personas que arrolló tiene muerte cerebral y dos cargos más de asalto mortal agravado por intoxicación por las lesiones severas que le causó a otro par de personas.

Una tragedia que comenzó cuando un grupo de buenos samaritanos trataba de ayudar a un hombre que había sufrido un accidente hasta que Zachary Thomas Castro, su nombre completo, los arrolló con su camioneta Toyota Tacoma, según detallan los documentos legales del caso consultados por MundoHispánico en Houston, y además dio positivo por manejar bajo los efectos del alcohol (DWI, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con los documentos legales del caso, a la 1:07 de la madrugada del lunes 27 de enero de 2020 un hombre que manejaba un auto Nissan Altima sobre la calle Barker Cypres Road, en la ciudad de Katy -un suburbio al oeste de Houston-, sufrió un accidente al llegar a la intersección de la calle Keith Harrow y su auto se fue hacia una zanja a la vera de la carretera.

Luis Ramírez, el conductor del Nissan Altima, se bajo del auto y ayudó a salir del vehículo a su acompañante Mayra Ospina. Ninguno de los dos sufrió lesiones, pero el auto se quedó atorado en la zanja.

En los documentos se detalla que la causa del accidente del Nissan Altima fue totalmente un fallo mecánico del auto ya que Ramírez manejaba sobrio cuando ocurrieron los hechos.

Un grupo de personas que iban pasando, al ver a la pareja saliendo como podían de la profunda zanja alejándose del auto, se detuvieron para ayudar. En total llegaron tres autos con seis personas, cinco de las cuales eran hispanos.

Los buenos samaritanos que llegaron a ayudar acomodaron sus autos y prendieron sus luces de tal manera que los otros automovilistas que vinieran por la calle vieran que estaban auxiliando a la pareja accidentada.

El grupo de personas estaba en la maniobra prestando ayuda y llamando a una grúa cuando de repente, por la calle Barker Cypress con rumbo hacia el norte, una camioneta Toyota Tacoma llegó a la carrera y supuestamente sin aminorar su marcha impactó contra la pila de autos y personas. Nadie pudo evitar el impacto.

Los primeros patrulleros del HCSO que llegaron a la escena poco después del brutal choque anotaron que en el piso de la calle estaba tendida Mayra Ospina, de 23 años de edad, totalmente inconsciente. La mujer fue trasladada de emergencia a un hospital de la zona.

Zachary Castro, quien declaró que es barrendera de oficio, ya había sido detenido en 2011 por el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) acusado de un caso de manejar bajo los efectos del alcohol y por ello estuvo un año en probatoria. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Harris)

Otras dos personas más sufrieron lesiones. Uno fue Aarón Rosas, uno de los buenos samaritanos que llegó a ayudar, y el otro fue Cameron Neff, quien también estaba ahí para prestar auxilio.

Los dos continúan en el hospital recuperándose y su reporte médico, según las autoridades, es que se encuentran graves pero estables.

El resto de la gente, incluido Ramírez que manejaba el Nissan Altima, también sufrieron lesiones pero que no pusieron en riesgo su vida.

Un paramédico del Departamento de Bomberos de Cy Fair (CFFD, por sus siglas en inglés) que llegó al lugar para atender el accidente antes que el HCSO, detalló en su reporte que cuando se acercó para atender al conductor de la Toyota Tacoma lo encontró adentro del auto con un fuerte olor a alcohol, con el lenguaje pastoso al hablar y no podía sostenerse en pie.

Mayra Ospina, de 23 años, fue declarada con muerte cerebral y oficialmente fallecida por las lesiones que sufrió cuando el Zachary Castro la embistió con su camioneta, junto a otro grupo de personas, cuando el muchacho conducía en estado de ebriedad al oeste de Houston. (Foto: Cortesía de la Familia Ospina-Ramírez)

Los agentes de la División de Crímenes Vehiculares que llegaron al lugar del accidente detuvieron a Castro en principio acusado de un cargo de manejar por intoxicación (DWI, por sus siglas en inglés) y tres cargos de asalto mortal agravado por intoxicación.

El muchacho detenido falló en todas las pruebas de alcoholemia que le hicieron en el lugar  los agentes y posteriormente en la sede del HCSO.

Sin embargo, la situación para el muchacho se complicó en las primeras horas de la tarde del miércoles 29 de enero de 2020 cuando Ed González, Alguacil del Condado de Harris, anunció con un comunicado que los doctores que atendían a Mayra Ospina declararon que la muchacha tenía muerte cerebral irreversible, por lo que se le declaró oficialmente fallecida.

Las acusaciones en contra de Castro cambiaron y pasó a enfrentar un cargo de homicidio por intoxicación de alcohol, dos cargos de asalto mortal agravado por intoxicación y el DWI.

No es la primera vez que Zachary Thomas Castro enfrenta problemas con la justicia por conducir bajo la inflencia del alcohol. El 17 de diciembre de 2011, el muchacho fue detenido por el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) por manejar en estado de ebriedad, según detallan los registros criminales del Condado de Harris.

A Castro se le acusó de su primer caso de DWI y luego de un año en probatoria se dio por cerrado su caso.

Los tres nuevos casos criminales que enfrenta Zachary Castro fueron asignados al juez Randy Roll, de la Corte Criminal 179 de Distrito en el Condado de Harris, y quien en la tarde del miércoles 29 de enero le permitió al muchacho enfrentar su proceso en libertad con el pago de una fianza de 60,000 dólares.

Al momento de escribir esta historia, Castro ya no estaba detenido en la Cárcel del Condado de Harris pues había pagado su fianza.

El muchacho declaró que se gana la vida como bartender lo cual significó un problema para el juez quien le ordenó que mientras enfrenta su proceso legal no puede estar en lugar en los que se sirva alcohol y tampoco puede manejar.

Además deberá entregar a las autoridades pruebas, aleatorias, de orina para determinar si ha consumido drogas o alcohol.

Tan solo el cargo de homicidio por intoxicación, el más grave de los que enfrenta Castro, de acuerdo al Código Penal del Estado de Texas enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel a quien se encuentre culpable luego de que enfrente su juicio.

Hasta el momento de escribir esta historia el juez Roll no había determinado cuándo sería la primera audiencia en el caso en contra de Zachary Thomas Castro.

Texas Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.