Texas: Hispano enfrenta la pena de muerte por el homicidio de un policía

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Etiquetas:
  • Homicidio a balazos: Víctor Alejandro Godínez, de 24 años de edad, podría ser condenado a la pena de muerte por haber matado a tiros al policía Moisés Sánchez de la Patrulla de Caminos de Texas.
  • Godínez provocó un choque en la ciudad de McAllen y escapó de la escena hasta que Sánchez intentó capturarlo pero el muchacho lo confrontó con un calibre .357 y le dio dos tiros.
  • La Fiscalía del Condado de Hidalgo, en donde se lleva el juicio, pidió  en el juicio que el muchacho sea condenado a la pena de muerte por haberle quitado la vida a un agente de la ley.

Víctor Alejandro Godínez está acusado del asesinato a balazos de un policía en Texas y por ello podría ser condenado a la pena de muerte.

Godínez, de 24 años, entró en la mañana del miércoles 27 de mayo a su primera audiencia en corte por el asesinato del policía de caminos Moisés Sánchez, del Departamento de Seguridad Pública de Texas (TxDPS, por sus siglas en inglés), ocurrido el 6 de abril del 2019 en Edinburg, Texas, en el sureste de Texas y ya casi con la frontera con México.

Los documentos legales del caso detallan que Godínez está acusado de homicidio capital y que de acuerdo al Código Penal del Estado de Texas es el único delito en el estado que castiga con la pena de muerte a quien se le encuentre culpable en un juicio.

Godínez asegura que es inocente pese a que hay videos de la cámara corporal del oficial Sánchez y de su patrulla que lo incriminan en el momento justo en el que asesta varios tiros al patrullero de caminos.

El juicio en su contra se retrasó por más de un año debido a la pandemia del coronavirus que azota al mundo pues estaba programado para empezar en marzo del 2020. Sin embargo, la juez que lleva el caso ya no esperó y ordenó que comenzaran las sesiones para decidir la suerte del acusado.

La historia, de acuerdo a los documentos del caso consultados por MundoHispánico en Texas, comenzó el sábado 6 de abril del 2019 a las 8:45 de la noche cuando alguien llamó al número de emergencias de la ciudad de McAllen para reportar un choque de varios vehículos en la intersección de las calles North 10th Street y Freddy Gonzalez Drive.

El oficial Moisés Sánchez, de 48 años y con 20 de experiencia en el TxDPS, no tenía por qué responder a esa llamada de emergencia porque su labor era la de patrullar las carreteras de Texas.

Sin embargo, se dio cuenta que estaba muy cerca de la zona del choque y podía estar ahí rápido para asistir a las personas involucradas en caso de que hubiera heridos.

El oficial respondió a la central de emergencias que estaba a pocas cuadras y dijo que iba en camino a la escena del accidente, una transcripción de su respuesta está en los documentos legales del caso.

Al llegar a la escena del choque, con heridos, una de las personas involucradas le dijo que todo el percance lo había ocasionado un muchacho hispano y quien acababa de salir corriendo de la escena del choque.

Víctor Alejandro Godínez, de 24 años, podría ser condenado a la pena de muerte si es encontrado culpable del asesinato del policía Moisés Sánchez. (Foto: Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo)
La persona que habló con el agente le dio al oficial la descripción del muchacho y la dirección hacia la que había escapado.

Sánchez nuevamente reportó lo que le acaban de decir y detalló que salía en persecución del sospechoso y detalló la descripción que le dieron los testigos.

Luego de varias cuadras Sánchez atisbó a un joven hispano que corría y que coincidía con la descripción que le habían dado los testigos.

El encuentro ocurrió en la cuadra 1500 South Maltese pero ya de la vecina ciudad de Edinburg un suburbio de McAllen. Gracias a su jurisdicción como policía del TxDPS el oficial Sánchez tenía poder para hacer el arresto en cualquier parte sin atenerse a los límites urbanos.

Moisés Sánchez, de 48 años al momento de morir, tenía 20 años de servicio en la Patrulla de Caminos en Texas. (Foto: Departamento de Seguridad Pública de Texas)
Sánchez acercó su patrulla por detrás del hombre, prendió las luces de emergencia, bajó del vehículo y le ordenó al muchacho que se detuviera en su carrera por la banqueta.

De repente el joven se giró y le soltó dos disparos a Sánchez, uno en la cabeza y otro en el hombro, que el oficial no esperaba.

Luego el tirador salió en corriendo perdiéndose en la oscuridad. Sánchez, muy mal herido, tomó su radio y reportó que acaba de ser abatido a balazos por el presunto sospechoso del choque.

El reporte del oficial Sánchez desató entonces una frenética movilización de oficiales del TxDPS, el Departamento de Policía de McAllen (MPD, por sus siglas en inglés), el Departamento de Policía de Edinburg (EPD, por sus siglas en inglés) para dar con el responsable.

Los primeros oficiales que llegaron para asistir a Sánchez pidieron que el oficial caído fue trasladado de emergencia a un hospital por helicóptero.

Sin embargo, las lesiones del agente, sobre todo la de la cabeza, eran tan graves que se ordenó llevarlo hasta el Medical Center de Houston para que lo atendieran médicos especialistas en heridas en la cabeza que afectaban el cerebro.

Mientras Sánchez era atendido en Houston los diversos policías seguían en la búsqueda del presunto responsable lo que se alargó durante varias horas.

A las 3:00 de la madrugada del domingo 7 de abril un par de agentes del EPD atisbaron a un hombre que coincidía con la descripción de quien había disparado sobre Sánchez. Para entonces, gracias a las placas de su carro, los agentes ya sabían que el fugitivo era Víctor Alejandro Godínez.

Los dos oficiales del EPD se acercaron a Godínez frente al 1500 South Maltese Street en Edinburg y le ordenaron que se detuviera. Nuevamente el hombre giró y también les disparó a los oficiales para luego salir corriendo.

Sin embargo, sus tiros no acertaron sobre los patrulleros del EPD quienes fueron a perseguirlos y por fin lo alcanzaron cuadras adelante en la intersección de las calles Mon Mack Road y la  State Highway 107 en Edinburg.

Al ser detenido Godínez se le decomisó un revólver calibre .357 y que en los peritajes forenses posteriores coincidió con las balas que habían herido al oficial Moisés Sánchez.

Víctor Alejandro Godínez fue acusado el lunes 8 de abril de tres cargos de asalto agravado a oficiales de la ley con un arma de fuego.

Sin embargo, Moisés Sánchez falleció el sábado 24 de agosto del 2019 mientras estaba en una cirugía en la cabeza y su cuerpo no resistió.

Al conocerse la noticia de la muerte de Sánchez los cargos en contra de Godínez cambiaron y la Oficina del Fiscal del Condado de Hidalgo lo acusó entonces de homicidio capital en contra de un oficial de policía.

La familia de Sánchez, por medio de un escrito, pidió al juez Letty López de la Corte Criminal 389 de Distrito en el Condado de Hidalgo y, quien lleva el caso en contra de Godínez que, aunque el muchacho se declarara culpable de todos modos luego del veredicto del jurado en el juicio se le condene a la pena de muerte por lo que hizo con el policía.

Para Víctor Alejandro Godínez la suerte está echada y el miércoles 27 de mayo del 2020 comenzó el juicio, con la audiencia preliminar, que decidirá su futuro.

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.

Regresar al Inicio