Texas: Acusan a hispana de pasar información confidencial a narcotraficantes

David Dorantes
Actualizado en

  • Información a narcotraficantes: Jennifer Loya, de 30 años, fue detenida por agentes federales en Texas porque pasaba información confidencial al Cártel del Noreste para evitar decomisos y arrestos.
  • Loya era Asistente Legal del Departamento de Justicia en San Antonio y durante años tuvo acceso a informes confidenciales de la DEA y el FBI para combatir a los narcotraficantes.
  • Kimberly Loya, hermana de Jennifer Loya, está casada con Rolando ‘Rolo’ Gustamente el miembro principal del cártel en la distribución de cocaína, heroína y metanfetaminas en el centro de Texas.

¿Hispana chismosa? Jennifer Loya fue detenida por agentes federales por supuestamente pasar información confidencial a los narcotraficantes del Cártel del Noreste.

Loya, de 30 años, era una asistente legal adscrita al Departamento de Justicia Federal en San Antonio, Texas, y usó su posición privilegiada de acceso a todos los documentos legales sobre narcotráfico para alertar al narcotraficante mexicano Roland Gustamante, un socio de Israel Fernández-Vásquez el hombre señalado por la justicia de Estados Unidos de ser el líder del Cártel del Noreste, sobre las operaciones federales en contra de la organización.

Según los documentos del caso, consultados por MundoHispánico en Texas, Roland Gustamante es el cabecilla del Cártel del Noreste (CdelN, como lo identifican las autoridades federales) en la ciudad de San Antonio y está casado con Kimberly Loya la hermana de Jennifer Loya.

Loya, ciudadana estadounidense de padres mexicanos, entró a trabajar al Departamento de Justicia como Asistente Legal en marzo de 2017 luego de pasar todos los exámenes de control de confianza que se necesitan para una persona que trabaja con documentos legales en casos federales.

Sin embargo, las sospechas en contra de Loya comenzaron a surgir en mayo de 2018 por parte de agentes de del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) que trabajaban en una investigación en contra de narcotraficantes asociados al CdelN en Texas.

Los agentes tenían un operativo montado para detener a una persona en un allanamiento de droga en San Antonio.

Entonces los agentes del FBI, en colaboración con oficiales de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), pidieron la orden de un juez federal para entrar a una casa que se usaba como bodega para guardar droga y la cual habían mantenido en vigilancia durante varios meses.

Sin embargo, cuando los agentes entraron a la casa la droga ya no estaba.

La persona que detuvieron les reveló en el interrogatorio que durante la noche previa miembros del CdeN habían movido la droga a otro lugar porque sabían del allanamiento.

El detalle que elevó las alarmas de los policías fue que la orden del juez se la habían dado a los agentes federales el día anterior y los oficiales del FBI no entendían cómo los presuntos narcotraficantes supieron que ya iban por ellos con tan poca anticipación ya que sacaron la mercancía de forma precipitada.

Los agentes, en otros operativos similares en contra de los cargamentos del CdelN, descubrieron que cuando llegaban a los lugar en donde se guarda la cocaína y la marihuana la droga ya no estaba.

Una de las personas que detuvieron para interrogarla les dijo que Gustamante, un socio de Fernández-Vásquez  les reveló que tenía una persona que le pasaba la información sobre todos los operativos en su contra.

Jennifer Loya, de 30 años, enfrenta cargos de obstrucción de la justicia y tráfico de drogas. (Fotos: Oficina del Alguacil del Condado de Guadalupe)

Search

+