Aunque ya había matado a un hispano, Texas ejecuta a supremacista blanco por asesinato de una mujer

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Aunque ya había matado a un hispano, Texas ejecuta a supremacista blanco por asesinato de una mujer
Etiquetas: ,
  • Un supremacista blanco fue ejecutado por matar a una mujer en 2002, aunque ya había asesinado a un hispano antes.
  • Antes de recibir la inyección letal, el supremacista blanco se disculpó por el dolor causado a familias en Texas.
  • “Hay que acabar conmigo como el perro rabioso que soy”, dijo el supremacista blanco en sus últimas palabras en Texas.

 El estado sureño de Texas ejecutó este miércoles a Justen Hall, un supremacista blanco que en 2002 asesinó a una mujer en un crimen relacionado con el tráfico de drogas.

A Hall, de 38 años, lo declararon muerto a las 18.32 hora local (CT) tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville (cercana a Houston), según notificó el Departamento de Justicia Criminal (TDCJ) de Texas, informó la agencia de noticias Efe.

Hall cometió el asesinato de Melanie Billhartz, por el que fue ejecutado, estando en libertad bajo fianza por otro homicidio, el de Arturo Díaz, una mujer transgénero que se identificaba como Arlene.

supremacista blanco Texas
Ejecutan a Justen Hall. Foto: Texas Department of Criminal Justice

Las autoridades consideraban el asesinato de Díaz como un crimen de odio, aunque no llegó a ser juzgado por ese homicidio, sino tan solo por el de Billhartz.

Este miércoles, al ser preguntado por unas últimas palabras antes de recibir la inyección letal, Hall se disculpó con las familias de sus víctimas.

“Me gustaría dirigirme a los Roundtree -familiares de Billhartz- y disculparme por el dolor y el sufrimiento que causé. Y a los Díaz por haberles hecho pasar por esto, nunca debió haber sucedido”, declaró Hall.

“Y a mi mamá y a Morelia -su hermana-, las quiero y las voy a extrañar”, añadió.

Hall tenía 21 años y dirigía la agrupación local de la banda neonazi Aryan Circle cuando en octubre de 2002 mató a Melanie Billhartz en El Paso, Texas.

Entre otras actividades, Hall y sus compañeros estaban dedicados a la producción y tráfico de metanfetamina.

De acuerdo con documentos judiciales, Billhartz se enfrascó en una discusión con Ted Murgatroyd, miembro de los Aryan Circle, que terminó con la mujer amenazando con llamar a las autoridades, lo que habría conducido a la Policía al laboratorio de metanfetamina.

Hall tomó entonces la iniciativa y se llevó a Billhartz en su camioneta, regresando horas después con la mujer muerta.

Según confesaría después, la asesinó estrangulándola con un cable eléctrico.

Los dos neonazis -Hall y Murgatroyd- llevaron entonces el cuerpo hasta el desierto de Nuevo México, donde lo enterraron, pero antes le cortaron los dedos para que no pudiera ser identificado por las huellas dactilares.

Hall fue detenido semanas después, cuando Murgatroyd confesó y condujo a las autoridades hasta el cadáver.

En 2016, Hall retiró todos sus recursos y cortó el contacto con sus abogados de oficio, acelerando así el camino hacia una ejecución.

“No me gusta la persona en la que me he convertido, y hay que acabar conmigo como el perro rabioso que soy”, dijo Hall en un escrito al juez donde le informó la decisión que había tomado de dejar de apelar su condena a muerte.

Los abogados, no obstante, trataron igualmente de detener la ejecución cuestionando en nuevos recursos la salud mental de su cliente, pero los tribunales los rechazaron.

[trend video=”487118″ player=”14557″ title=”EN VIVO DESDE CENTRO DE DETENCIÓN” duration=”706″ description=”EN VIVO: DESDE CENTRO DE DETENCIÓN” uploaddate=”2019-11-06 18:58:22″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/487118_t_1573066723.png”]

La de Hall fue la octava ejecución ocurrida en Texas en 2019 y la número 19 en todo el país.

Desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena capital en 1976, han sido ejecutadas 1,509 personas en Estados Unidos, 566 de ellas en Texas, más que en ningún otro estado.

[trend video=”487024″ player=”14557″ title=”Niña Deja En Ridículo A Trump” duration=”191″ description=”” uploaddate=”2019-11-06 14:55:11″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/487024_t_1573052126.png”]

supremacista blanco Texas
The Associated Press

Ejecutan a reo en Dakota del Sur por un asesinato en una tienda de dónuts

Esta misma semana, el estado de Dakota del Sur ejecutó a Charles Rhines, un reo condenado a la pena capital por apuñalar y asesinar en 1992 a un joven que estaba repartiendo suministros en una tienda de donuts, informó el fiscal general de ese estado.

Rhines, un hombre blanco de 63 años, fue declarado muerto el lunes a las 19.39 hora local (00.39 GMT) tras recibir una inyección letal.

La ejecución había sido programada para las 13.30 hora local (18.30 GMT), pero se retrasó durante horas debido a un recurso que interpuso la defensa del preso ante el Tribunal Supremo para intentar frenar su muerte, pero que finalmente fue rechazado por los magistrados.

Rhines había sido condenado a muerte por el asesinato de Donnivan Scahefer, que tenía 22 años cuando perdió la vida.

[trend video=”487022″ player=”14557″ title=”Por $160 Diarios Mexicano Vence Sus Miedos Usted Lo Haría” duration=”185″ description=”” uploaddate=”2019-11-06 14:47:52″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/487022_t_1573051682.png”]

En 1992, Scahefer estaba repartiendo suministros en la tienda “Dig ‘Em Donuts”, ubicada en la localidad de Rapid City, cuando descubrió que Rhines estaba robando ese establecimiento.

Entonces, Rhines lo acorraló y lo apuñaló en el estómago.

Scahefer, que sangraba abundantemente, pidió a Rhines que lo trasladara a un hospital, pero el procesado, desoyendo sus súplicas, lo llevó al almacén de la tienda, lo ató y lo apuñaló hasta la muerte.

Según medios locales, Rhines había sido despedido de la tienda de donuts que luego robó y en la que asesinó a Scahefer.

En un comunicado, el fiscal general de Dakota del Sur, Jason Ravnsborg, se felicitó por la aplicación de la pena de muerte a Rhines y rindió homenaje a Scahefer.

“Las palabras no pueden expresar la pena que siento por el hecho de que Donnivan fuera asesinado, pero estoy feliz de que hoy hayamos podido hacerle justicia. Tengo esperanza de que este día dé a la familia una oportunidad para mirar hacia adelante y, ahora, que esta fase ha acabado, puedan comenzar a sanar”, señaló el fiscal.

La de Rhines fue la segunda ejecución del año en Dakota del Sur, un estado que no suele recurrir a este castigo.

[trend video=”486741″ player=”14557″ title=”HISPANOS TRIUNFAN EN EE.UU.” duration=”284″ description=”” uploaddate=”2019-11-05 18:45:42″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/486741_t_1572979840.png”]