Texas: Confirman muerte de niño de 6 años por ameba ‘comecerebros’

La muerte de un niño de 6 años por una ameba ‘comecerebros’ presente en el agua ha conmocionado a una comunidad en Texas.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • Un niño de 6 años murió por la extraña ameba ‘comecerebros’ en Texas.
  • Maria Castillo, madre del pequeño, dijo que el hospital le confirmó que la muerte se debió a una ameba ‘comecerebros’ en Texas.
  • Autoridades de Texas advirtieron de la ameba ‘comecerebros’ que podría estar presente en el agua de grifo.

La muerte de un niño de 6 años por una ameba ‘comecerebros’ presente en el agua ha conmocionado a una comunidad en Texas.

NBC News reseñó este sábado que la muerte de un niño de 6 años que, según las autoridades, fue hospitalizado al presentar una ameba ‘comecerebros’ provocó advertencias sobre un suministro de agua posiblemente contaminado en una comunidad suburbana de Houston.

Maria Castillo, la madre del pequeño Josiah McIntyre, contó este sábado que su hijo murió el 8 de septiembre en el Texas Children’s Hospital, en Houston, y que los médicos le dijeron que la causa fue una ameba ‘comecerebros’, reportó NBC News.

La portavoz del hospital, Jenn Jacome, confirmó al referido medio la muerte del niño en ese centro de salud, pero mencionó que las leyes de privacidad le impedían discutir la causa.

La ciudad de Lake Jackson, Texas, indicó en un comunicado este sábado que un niño de 6 años, no nombrado, había sido hospitalizado por “una ameba rara y a menudo fatal que se alimenta del cerebro” y que fue identificada como Naegleria fowleri.

“Nos entristece la muerte de Josiah McIntyre”, expresó el concejal Vinay Singhania por correo electrónico. “Todavía estamos investigando y haciendo pruebas”, agregó, según el reporte de NBC News.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC en inglés) dijeron que las personas que nadan en agua dulce tibia son las víctimas más comunes de esta ameba, la cual ingresa generalmente por la nariz.

“No se puede infectar al tragar agua contaminada con Naegleria”, acotaron los CDC en una guía sobre parásitos publicada en su sitio web.

La ciudad informó que redujo la fuente donde Josiah habría contraído la ameba después de que su familia indicó dos posibilidades: un área de juegos acuáticos llamada Lake Jackson Civic Center Splash Pad y una manguera para el césped en su casa.

El pequeño Josiah McIntyre jugaba béisbol y era un gran fanático del equipo Astros de Houston, contó su madre Maria Castillo a ABC7 hace unas semanas.

“Era el chico más feliz que hayas conocido. El alma más dulce”, expresó la madre a ABC7.

Sobre los síntomas de la enfermedad, la progenitora relató a ese medio que el niño comenzó a vomitar y a tener fiebre.

Luego, agregó, el pequeño se hizo distintas pruebas y los médicos pensaron que era solo una infección viral, porque eso era lo que mostraban sus síntomas.

Así que la familia mantuvo la esperanza y oró por la recuperación del niño con el transcurrir de los días.

Después, los médicos le dijeron a Maria Castillo que Josiah sufría de una ameba ‘comecerebros’ y, lamentablemente, murió en el hospital.

Ahora las autoridades de Texas están alertando sobre el consumo de agua, ya que sería la fuente donde el niño contrajo la ameba ‘comecerebros’.

Texas niño ameba

Como se informó este sábado en MundoHispánico, las autoridades sanitarias de Texas habían emitido ayer una advertencia de emergencia general por una ameba ‘comecerebros’ para todos los habitantes en las comunidades cercanas a Houston.

La advertencia era para que los habitantes dejaran de utilizar el agua del grifo inmediatamente por un riesgo sobre una ameba. La Comisión de Calidad Ambiental de Texas advirtió a las autoridades del sistema de Agua de Brazosport el día viernes por la noche, según reportó el medio local My San Antonio.

Se trataba de la ameba ‘comecerebros’ Naegleria fowleri, que se encuentra en el agua que se suministra a estas comunidades cercanas a Houston, en Texas. Una vez que una persona presenta los síntomas, la enfermedad podría matarla en tan solo cinco días.

En un principio se había advertido sólo a ocho comunidades, mismas a las que se les pidió no utilizar dicha agua para ninguna actividad que no fuera utilizar el excusado.

Sin embargo, la alerta más tarde se extendió a la mayoría de comunidades cercanas. Además de ser necesarias pruebas de laboratorio de muestras del agua de la zona para comprobar su estado y, con ello, declarar si esta es segura para los habitantes.

Según Telemundo, la advertencia se lanzó para las comunidades de Lake Jackson, Freeport, Angleton, Brazoria, Richwood, Oyster Creek, Clute y Rosenberg, así como para Dow Chemical-Freeport y la prisión estatal de Clemens y Wayne Scott en Texas.

Después se informó que la advertencia de no utilizar el agua de grifo se acabó para todas las comunidades, excepto para Lake Jackson, una ciudad ubicada en el condado de Brazoria, en Texas, y la cual cuenta con alrededor de 27 mil habitantes, quienes no deberán utilizar agua bajo ninguna circunstancia para evitar estar en contacto con la ameba y prevenir la enfermedad.

Lo anterior fue dado a conocer por la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ, por sus siglas en inglés), mediante un comunicado en su página oficial www.tceq.texas.gov.

Naegleria fowleri es una ameba u organismo vivo unicelular, y es común encontrar dicha ameba en ecosistemas tales como aguas dulces y suelos cálidos.

De acuerdo con el Centro de Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la infección se produce cuando el agua que contiene la ameba entra en contacto con el aparato respiratorio del ser humano.

A través de la nariz, dicha ameba viaja al cerebro y se instala causando una enfermedad que, si bien es poco común, es sumamente peligrosa.

La enfermedad es llamada meningoencefalitis amebiana primaria, la cual es sumamente peligrosa y mortal. Normalmente se suele presentar en personas que practican natación o buceo en zonas cálidas, con agua dulce como lagos y ríos.

Otra forma en la que se puede presentar esta ameba come cerebros, aunque es sumamente rara, es mediante agua de piscina con químicos incorrectos, especialmente el cloro, o también en los calentadores de agua que sufren alguna contaminación.

El nombre oficial de este organismo unicelular es Naegleria fowleri, pero es comúnmente conocida como ameba ‘comecerebros’ debido a la enfermedad que produce y sus efectos.

Mediante su cuenta oficial de Twitter, la Comisión de Calidad Ambiental de Texas anunció que se están realizando las investigaciones correspondientes por parte de las autoridades sanitarias.

Continua artículo relacionado