Tenor guatemalteco Mario Chang debuta en la Ópera de Atlanta con ‘La Traviata’

El tenor guatemalteco Mario Chang debutará con la Ópera de Atlanta en La traviata, una de las obras más representativas del compositor italiano Giuseppe Verdi, en el cierre de su temporada 2018-19.

Ambientada en el París de 1850, La traviata cuenta la trágica historia de Violeta Valéry, encarnada en esta producción por la soprano checa Zuzana Marková, una bella cortesana que sucumbe ante la presión hipócrita de la sociedad y sacrifica su amor por el joven aristócrata Alfredo Germont (Chang). La traviata está inspirada en la popular novela La Dama de las Camelias del escritor francés Alexandre Dumas, hijo.

Para interpretar a Alfredo en La traviata, Mario Chang leyó toda la historia de la obra, incluyendo su génesis en la novela La Dama de las Camelias del escritor francés Alexandre Dumas, hijo. El tenor guatemalteco mencionó que le pareció muy interesante que la narrativa del libro original esté basada desde el punto de vista de Alfredo, y desde esa narrativa él se inspira para darle vida al personaje en la producción que presenta la Ópera de Atlanta. Foto: Dario Acosta.

La traviata es una ópera preciosa, me encanta, es una obra de arte y una de las más reconocidas de Verdi y del repertorio en general. Según el sitio Operabase.com, La traviata tiene el lugar número uno entre las obras más representadas en el mundo y se presenta al menos una vez al día en cualquier parte del mundo”, dijo Chang. “Es una música muy bonita y una historia tan emotiva y conmovedora que quedas flechado”, agregó.

LE PUEDE INTERESAR: Actrices venezolanas Elba Escobar y Flor Núñez se lucen en la comedia ‘Fleco y Lentejuela’

Para el tenor de 32 años, La traviata ocupa un lugar muy especial ya que con esta obra maestra de Verdi ha vivido momentos invaluables. Chang comentó que, en 2006, tras nueve décadas de que en su país natal no se produjera ópera -salvo esporádicas veces en que compañías extranjeras han escenificado algunas en sitios arqueológicos históricos- el Teatro Nacional de Guatemala hizo audiciones para lo que sería su primera ópera y fue La traviata.

“Fue un acontecimiento histórico porque el teatro es relativamente nuevo, es de los sesenta, y era importante que su primera ópera fuera de las mejores”, dijo Chang. “Se abrieron audiciones, como cosa extraña, y todos los que cantaban ópera, incluyéndome, fuimos a la audición”, agregó.

En esa audición, Chang vio por primera vez a la que hoy es su esposa, la soprano María José ‘Majo’ Morales.

“Resulta que ella estaba allí, no hablamos ahí, solo la vi. A la semana siguiente me la encontré recibiendo clases en el conservatorio, me le acerqué y desde ahí comenzamos a ser amigos”, dijo Chang tras agregar que lleva ocho años de casado con ‘Majo’ y que en tres meses nacerá su primogénito.

En su carrera, que inició en 2011, Chang ha interpretado en dos ocasiones anteriores a Alfredo. En 2015 lo cantó en su debut con la North Carolina Opera y en octubre pasado lo volvió a interpretar con la Washington National Opera.

“Es la primera vez que participo con la Ópera de Atlanta y con mis compañeros del elenco también. Me sorprendió muchísimo el barítono argentino Fabián Veloz, que está haciendo el papel de Giorgio, el papá de Alfredo, es muy bueno y nos hemos llevado super bien”, manifestó Chang. “Y Zuzana tiene una voz preciosa, me gusta mucho, es una voz a la que no estoy muy acostumbrado, es un poquito oscura, pero con una agilidad y unas notas agudas muy ricas. Suena muy bonito, es un papel en que se luce ese tipo de voz”, subrayó el tenor.

Su pasión por el canto

El intérprete lírico centroamericano comentó que en su casa siempre hubo música y, aunque no era clásica, a él desde niño le encantaba cantar. Su gran inspiración es el tenor español Placido Domingo.

“Crecí oyendo las óperas de Plácido Domingo en DVD. El primero que vi fue su película Pagliacci de Leoncavallo y aunque no era una presentación en teatro era una cosa preciosa y me quedé flechado”, acotó Chang. “El primer disco que tuve se llamaba Por amor, en el que él cantaba música de Agustín Lara. Ponía el karaoke y me ponía a cantar como queriendo imitarlo”.

Mario Chang no ha parado de trabajar desde que salió de Guatemala en 2011 para participar en el Concurso Internacional de Canto Francisco Viñas en España. Luego pasó tres años de estudios bajo el programa de desarrollo de talento Lindemann Young Artist del Met de Nueva York; después hizo presentaciones en Israel, estudió francés en Francia y obtuvo su primer trabajo como tenor profesional con la Ópera de Fráncfort en Alemania. Foto: Dario Acosta.

Y aunque no cantaba nada mal, a Chang no le pasaba por la mente que pudiera hacerlo profesionalmente. Pero a su padre, el talento de su hijo no le pasó desapercibido.

“Mi papá me sugirió en varias ocasiones ir a una escuela de canto, pero nunca le hice caso hasta que él me inscribió en un concurso. Y aunque se canceló, el demo que había grabado fue a parar a manos de un maestro de canto particular que me becó”, dijo Chang, quien continuó tomando clases de canto con varios profesores en Guatemala.

Y como en su país natal no hay una casa de ópera formal, los cantantes líricos tienen que salir al extranjero para buscarse oportunidades.

“Mi primer encuentro profesional con la ópera fue en 2011 con la Miami Lyric Opera. Ahí presentaron L’Amico Fritz, una obra muy linda de Mascagni. Fue como ‘pago por cantar’, porque yo tenía que costearme mis gastos con tal de cantar”.

Ese mismo año Chang viajó a España para competir en el Concurso Internacional de Canto Francisco Viñas en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. Ganó el primer lugar y recibió los premios ‘Plácido Domingo’ al mejor tenor, y ‘Amigos de la Ópera de Sabadell’. Gracias a ese triunfo, The Metropolitan Opera de Nueva York invitó al tenor chapín a una audición para su programa de desarrollo de talento Lindemann Young Artist.

“Tras ser aceptado para el programa Lindemann me mudé a Nueva York ya con mi esposa ‘Majo’, pues nos habíamos casado dos semanas antes. Vivimos ahí tres años y tuve la oportunidad de cantar un par de óperas con roles pequeñitos”, comentó Chang, quien paralelamente estudió un curso avanzado de ópera en la Juilliard School.

En 2014, la Ópera de Fráncfort le ofreció su primer contrato para formar parte de su ensemble y cantar los roles de Rodolfo en La Bohème, y Cassio en Otello, entre otros. Ese mismo año fue el máximo triunfador de Operalia, el concurso creado por Plácido Domingo hace 22 años en Los Ángeles. Ganó tres premios: mejor tenor, mejor cantante de zarzuela y el premio del público.

“Me encanta La traviata, es una música tan bonita y una historia tan emotiva y conmovedora que al final te quedas flechado por todo. Además, es una de las óperas más representadas en el mundo, al menos una vez al día se presenta La traviata en algún lugar en el mundo”, Mario Chang, tenor guatemalteco

Desde entonces Chang ha sido invitado por importantes casas operísticas en Estados Unidos como la Ópera de Santa Fe, la Ópera de Los Ángeles y el Met de Nueva York.

La labor de Chang y ‘Majo’ con Querido Arte

Decididos a fomentar la ópera, la música clásica y desarrollar una cultura artística que ofrezca oportunidades a talentos en Guatemala, Chang y su esposa ‘Majo’ fundaron en 2009 Querido Arte, su propia compañía de ópera.

“La idea de Querido Arte surgió un día durante el descansito de una cena mientras estaba trabajando en Fráncfort. Empezamos a crear el plan, hablamos con varios amigos y tuvimos varias reuniones con patrocinadores. Y ya llevamos diez años con la compañía, comenzamos con cositas pequeñas como conciertos, galas y cositas así para ir contándole a la gente que sí existe la música clásica en Guatemala y que vale la pena ir”, indicó Chang.

Además, Chang dijo que desde hace cuatro años Querido Arte produce una ópera con cantantes y coristas locales, a excepción de los roles principales pues no hay aún talento de ese calibre y tienen que invitar a colegas suyos extranjeros. Debutaron en 2016 con Rigoletto en 2016, Elixir de amor le siguió en 2017, en 2018 escenificaron La Bohème, y el próximo 25 de mayo montarán La traviata.

“Querido Arte difunde la ópera y música clásica y busca nuevos valores en Guatemala. Hemos encontrado a mucha gente talentosa”, Mario Chang, tenor guatemalteco

El tenor indicó que como parte del plan integral de su compañía y que tiene como lema ‘Cambiar a Guatemala, una ópera a la vez’, los fondos recaudados de la venta de boletos de sus óperas son donados para los programas de alfabetización de la Fundación Ramiro Castillo Love, con quien Querido Arte se ha aliado para ayudar a connacionales de zonas rurales.

La Ópera de Atlanta escenificará cuatro funciones de La traviata el 27 y 28 de abril y 3 y 5 de mayo en el Cobb Energy Centre con un elenco que incluye a Mario Chang (Alfredo), Zuzana Marková (Violeta), Fabián Veloz (Giorgio) y Conor McDonald (Marchese D’Obigny). Foto: Scott Suchman.

BREVE BIO de Mario Chang:

Nombre: Mario Chang
Profesión: cantante/tenor
Nacionalidad: guatemalteca
Fecha y lugar de nacimiento: 8 de julio de 1986 en Ciudad de Guatemala.
Familia: está casado con la soprano guatemalteca María José Morales

La Ópera de Atlanta presenta La traviata

Cuando: 27 y 28 de abril y 3 y 5 de mayo. Martes, 7:30 p.m.; viernes y sábado, 8 p.m.; domingo, 3 p.m.
Costo: $38-$134.
Donde: Cobb Energy Centre, 2800 Cobb Galleria Pkwy., Atlanta.
Info: www.atlantaopera.org

 

 

 

 

Search

+