Teniente insinúa que acoso a Vanessa Guillén es el “precio” de estar en la Armada

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Teniente insinúa que acoso a Vanessa Guillén es el “precio” de estar en la Armada
  • Una nueva polémica se ha desatado por el comentario de una teniente sobre el acoso contra Vanessa Guillén.
  • “Es el precio a pagar”, dijo la teniente veterana sobre el acoso que pudo haber sufrido la soldado Vanessa Guillén en la base militar.
  • Vanessa Guillén reveló a su familia que era víctima de acoso por parte de un superior. Luego fue brutalmente asesinada.

Arremetida de usuarios. Otra polémica se ha desatado por una teniente coronel de la Fuerza Aérea que insinuó que el supuesto acoso sexual a la soldado hispana Vanessa Guillén es solo “el precio” de haber sido aceptada en la Armada.

De acuerdo con una nota que el diario Daily Mail publicó este sábado, la teniente coronel Betsy Schoeller fue criticada por dar a entender que si Vanessa Guillén fue acosada sexualmente en la base de Fort Hood se debió, a su juicio, a una sencilla razón: ese es el “precio de admisión para las mujeres” en el “club de los chicos buenos” (ejército).

“Chicos, están bromeando, ¿verdad? El acoso sexual es el precio de admisión para las mujeres en el club de los buenos chicos. Si vas a llorar como un copo de nieve por eso, pagarás el precio”, escribió la militar veterana en una publicación en Facebook en la que un usuario había compartido una noticia sobre el asesinato de Vanessa Guillén luego de confesarle a su familia que estaba siendo acosada sexualmente por uno de sus superiores en la base militar de Texas.

Y ese comentario no solo quedó ahí. La teniente Betsy Schoeller, quien en la actualidad se desempeña como profesora titular en la Universidad de Wisconsin, Milwaukee, también criticó a otros usuarios que manifestaron su pesar por Vanessa Guillén.

La polémica que ha desatado la veterana militar ocurre después de que las autoridades informaran los escalofriantes detalles del asesinato de la soldado Vanessa Guillén.

Aunque ya eliminó su comentario de la mencionada publicación, la teniente Betsy Schoeller indignó a muchos usuarios en Facebook e incluso la web Change.org, una plataforma mundial de peticiones, creó una solicitud en la que exige a la Universidad de Wisconsin que la despida de inmediato, detalló el Daily Mail.

Según el referido medio, uno de los usuarios respondió en el post: “Increíble, no puedo creer lo que estoy leyendo. ¿Qué saca diciendo algo así? Esta mujer (Vanessa Guillén) fue golpeada, atacada y enterrada en una tumba”.

A su vez, otros usuarios reclamaron que el comentario de la teniente solo indicaba que ella es parte del problema por el que existe el acoso sexual contra mujeres en las fuerzas armadas de Estados Unidos.

En la página de Change.org también se pueden leer los comentarios de algunas personas sobre la declaración de la teniente por el acoso contra Vanessa Guillén: “Nadie merece lo que le pasó a Vanessa Guillén”, “Ella es una desgracia para las mujeres que han sido agredidas sexualmente o violadas mientras eran militares”, “Un comentario muy perturbador de una mujer, oficial militar, en una posición de autoridad. Ella no debe ‘guiar’ a nadie si esta es su mentalidad”, “Como veterana, estoy absolutamente molesta por los comentarios de Betsy. Como miembros del servicio, no debemos ‘esperar’ ser acosadas/violadas/asesinadas”.

Revelan cómo ‘cayó’ el asesino de la soldado Vanessa Guillén

Sin compasión. Los detalles de lo que habría hecho el asesino de la soldado Vanessa Guillén son perturbadores. Y todo eso se ha conocido ahora por la confesión de su novia.

Y las autoridades también han revelado cómo lograron descifrar quién era el principal sospechoso del homicidio el mismo día que fueron localizados esta semana los restos que se presumen son de Vanessa Guillén.

Documentos judiciales revelan nuevos detalles de la muerte de la soldado Vanessa Guillén, asesinada a martillazos en abril pasado en la base de Fort Hood (Texas) por un compañero, quien la sacó del recinto militar en una caja y la descuartizó antes de enterrarla, según una testigo, reportó la agencia de noticias Efe.

Vanessa Guillén, presunta asesina (Archivo MH)
Vanessa Guillén, presunta asesina (Archivo MH)

La testigo es Cecily Ann Aguilar, pareja del presunto asesino, Aaron Robinson, de 20 años y quien se suicidó cuando la policía se disponía esta semana a interrogarlo después de que apareciesen restos humanos, previsiblemente de Vanessa Guillén.

Ese día, el pasado 30 de junio, la policía interrogó a su pareja, quien reconoció que Robinson le dijo el mismo día en el que Vanessa Guillén fue vista por última vez, el 22 de abril, que había golpeado a la mujer “con un martillo varias veces” y que la joven “nunca logró salir de la base con vida”.

Dos testigos, entrevistados por los investigadores el 18 de mayo, dijeron que vieron a Robinson saliendo de la base llevando una gran “caja resistente” con ruedas y que parecía pesada.

Según el testimonio de su novia, Robinson fue a buscarla y juntos fueron a un sitio cerca del río León, donde el soldado abrió la caja y Aguilar vio en su interior a una mujer muerta, a la que posteriormente identificó como Vanessa Guillén.

“Para disponer y ocultar más fácilmente el cuerpo de la mujer muerta, Robinson y Aguilar procedieron a desmembrar el cuerpo de la muerta. Usaron un hacha o un hacha pequeña y un cuchillo del tipo machete. Separaron las extremidades y la cabeza del cuerpo”, se lee en el documento judicial en el que se resume la confesión de Aguilar, de 22 años y exesposa de un exsoldado de Fort Hood.

Posteriormente, intentaron quemar el cuerpo, pero no lo consiguieron por completo, por lo que procedieron a enterrarla en tres agujeros hechos en la tierra y los cubrieron.

El análisis del uso del teléfono de Robinson fue lo que llevó a los investigadores a situarlo como sospechoso, al recibir uno de los últimos mensajes de texto que Vanessa Guillén envió desde su celular esa noche del 22 de abril y estar aquella noche también en la base. Así fue que las autoridades descubrieron que estaba involucrado en el suceso.

Y esa misma información de su celular señala que la pareja regresó al lugar donde habría enterrado a la joven soldado para intentar quemarla de nuevo y enterrarla en el mismo lugar, pero utilizando ahora hormigón, dijo la detenida, quien ha sido acusada de un cargo de conspiración para manipular pruebas.

Aguilar, apuntan los documentos de la Corte, colaboró con la policía para encontrar a Robinson el día en el que fueron hallados los restos que se suponen pertenecen a Vanessa Guillén, pero cuando el soldado fue interceptado por los agentes blandió una pistola y se disparó en la cabeza, matándose.

Estos documentos salieron a la luz después de que responsables de Fort Hood asegurasen este viernes que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual realizadas por Vanessa Guillén a sus allegados con la desaparición de la soldado.

El responsable de Fort Hood, el general Scott Efflandt, dijo que la investigación criminal que inició al día siguiente de la desaparición de Vanessa Guillen aún continúa y siguen a la espera de los resultados de ADN para confirmar que los restos hallados a unas 20 millas al este de la base militar corresponden a la soldado.

Efflandt mencionó que las denuncias de acoso están siendo “investigadas por completo” y “tomadas en cuenta muy seriamente”, aunque la investigación “no ha encontrado relación” entre ellas.

La familia de la joven de 20 años exigió esta semana una investigación del Congreso durante una rueda de prensa frente al memorial de la Marina en Washington y su abogada, Natalie Khawam, pidió una ley que proteja a los soldados de las fuerzas militares del acoso y la agresión sexual.