Tasa de interés hipotecaria subió ligeramente esta semana el 3,12 %

La tasa de interés promedio de una hipoteca a largo plazo en los EE. UU. repuntó levemente esta semana, pero sigue históricamente baja.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Fotos: AP y Shutterstock / Video: MH
  • La tasa de interés promedio de una hipoteca  repuntó levemente esta semana.
  • justo cuando la Reserva Federal anuncia que comenzará a restringir el crédito.
  • La demanda de vivienda se ha disparado durante la pandemia del COVID-19.

La tasa de interés promedio de una hipoteca a largo plazo en los EE. UU. repuntó levemente esta semana, pero sigue siendo históricamente baja justo cuando la Reserva Federal anuncia que comenzará a restringir el crédito.

El comprador de hipotecas Freddie Mac informó el jueves que la tasa promedio del préstamo hipotecario de tasa fija a 30 años de referencia subió esta semana a 3,12% desde 3,10% la semana pasada. Hace un año, la tasa se situó en el 2,67%.

Las tasas promedio

La tasa promedio de una hipoteca a 15 años cayó nuevamente esta semana, a 2.34% desde 2.38% la semana pasada. Hace un año, esa tasa era del 2,21%.

El miércoles, la Reserva Federal anunció como se esperaba que comenzaría a reducir sus compras mensuales de bonos, que están destinadas a reducir las tasas a largo plazo, para combatir la inflación acelerada.

Los costos de los préstamos

Ese movimiento podría aumentar los costos de los préstamos en toda la economía en los próximos meses, pero los cambios de política no siempre afectan de inmediato a otras tasas de préstamos. Incluso con tres aumentos de tasas el próximo año, su tasa de referencia seguiría siendo históricamente baja, por debajo del 1%.

La demanda de vivienda se ha disparado durante la pandemia a medida que las personas buscan más espacio después de estar encerradas en sus casas durante la mayor parte de casi dos años.

Las viviendas nuevas

Incluso con tasas de interés bajísimas, muchos posibles compradores de vivienda se han quedado con las manos vacías debido a una oferta limitada y a los precios de las viviendas alrededor de un 20% más altos que hace un año.

Los constructores han luchado por mantenerse al día con la demanda, ya que las fallas en la cadena de suministro continúan retrasando los proyectos, lo que agrava la falta de viviendas disponibles y los precios disparados.

Continua artículo relacionado