Gobierno Biden descarta el alza de tarifas por trámites migratorios de Trump

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: Shutterstock / Video: MH
  • USCIS descartó la medida del expresidente Trump que pretendía aumentar las tarifas de trámites migratorios
  • Además de los aumentos, el plan buscaba eliminar la mayoría de las exenciones de pago para inmigrantes de bajos ingresos
  • El plan de Trump pretendía aumentar la tarifa de solicitud de ciudadanía de $640 a $1,170

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) anunció el jueves que no seguirá adelante con una medida del Gobierno del hoy expresidente Donald Trump que pretendía aumentar la tarifas de trámites migratorios y eliminar la mayoría de exenciones de pago para solicitantes de escasos ingresos.

Con esta decisión la Administración de Joe Biden está echando atrás una de las últimas políticas de la Administración Trump que, según activistas, pretendía frenar la inmigración, especialmente de los más humildes, informó la agencia Efe.

Tarifas trámites migratorios
Foto: Twitter.

El 31 de julio del año pasado, USCIS anunció su plan de incrementar sus tarifas en un promedio de 20 %, pero que en algunos casos llegaba a 535 %. La agencia argumentó que las alzas eran para financiar sus operaciones en medio de la pandemia del coronavirus.

La tarifa de solicitud de ciudadanía de 640 dólares aumentaría a 1,170 dólares, a lo que se debía sumar el pago del proceso de los datos biométricos.

Tarifas trámites migratorios
Foto: Getty Images

Además de los aumentos, el plan eliminaba la mayoría de las exenciones de pago para los inmigrantes de bajos ingresos.

Las medidas propuestas dieron lugar a varias demandas encabezada por organizaciones comunitarias integrantes de la Asociación Nacional para Nuevos Estadounidenses (NPNA) y de la Asociación de Abogados de Inmigración (AILA).

Un juez federal detuvo los aumentos antes del 2 de octubre de 2020, fecha en la que deberían aplicarse las alzas.

Los demandantes señalaban que el entonces secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, y su antecesor Kevin McAleenan carecían de autoridad válida para proponer estos aumentos, opinión que refrendó la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (OIG) al emitir una decisión confirmando que ambos fueron nombrados secretarios interinos de manera irregular.

El pasado 28 de diciembre la misma Administración Trump abandonó la batalla legal, dando la victoria a los demandantes.

La NPNA aplaudió el jueves la decisión del Gobierno Biden de que “no continuará los intentos de la Administración anterior de sacar a los inmigrantes de la ciudadanía y otros beneficios de inmigración“, de acuerdo con un comunicado Nicole Melaku, directora ejecutiva de la Asociación, que agrupa a más de 40 organizaciones proinmigrantes.

“Ahora alentamos a la Administración Biden a que continúe desmantelando las múltiples barreras colocadas anteriormente al acceso a la ciudadanía, tome medidas proactivas para reformar el USCIS y naturalice a dos millones de nuevos ciudadanos para 2022”, agregó Melaku.

Por otro lado, cerca de un centenar de organizaciones de la frontera entre California y México pidieron el jueves al presidente estadounidense Biden y a su Administración reanudar y agilizar el proceso de asilo para los inmigrantes que aguardan en la frontera mexicana, informó Efe.

En una carta, los grupos pidieron garantizar que a los solicitantes de asilo se les respete el derecho a pedirlo, sin que sean detenidos por agencias federales y sin colocarles grilletes electrónicos.

También solicitan que se establezca un protocolo que permita a los inmigrantes reunirse con abogados y que el proceso de asilo se reanude con prioridad para los casos más vulnerables.

Firmaron la carta en total 97 organizaciones de asistencia humanitaria, consejería legal y salud, entre otras, que han ayudado a miles de inmigrantes que en los últimos dos años han aguardado en la frontera mexicana tanto su turno para cruzar la frontera a pedir asilo como los resultados de sus peticiones.

La carta fue dirigida al presidente Biden a la vicepresidenta Kamala Harris y a los secretarios y nominados para Seguridad, Estado y Salud, así como para los asesores en inmigración y seguridad fronteriza.

Exigieron “que las personas solicitantes de asilo sean tratadas con dignidad y procesadas en libertad dentro de Estados Unidos”.

Regresar al Inicio