Control de selección: Cómo hacer la tabla de queso perfecta

Una tabla de queso puede ser una experiencia deliciosa para compartir con los que aprecias. Te ofrecemos una guía que tengas esos (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Si estás planeando una reunión con amigos o una noche tranquila en casa con tus show de reality favoritos, una deliciosa tabla de queso es la merienda perfecta para satisfacerte a ti y a tus invitados. Es confortante, deliciosa y divertida de comer, y de verdad va bien con diferentes tipos de vino (una gran ventaja que tenemos en cuenta). Además, con tantas variedades de todo el mundo, nunca te aburrirás.

Más allá de eso, el queso incluso ofrece unos cuantos beneficios a la salud. Aunque necesitas consumirlo de manera moderada debido a sus altos niveles de sodios y grasa saturada. “El queso es una gran fuente de proteína y calcio”, explica Joy Bauer, un dietista registrado, experto en nutrición, autor de bestsellers y contribuyente en NBC’s Today Show. “Debido a que la proteína calma el hambre y te mantiene satisfecha después de comidas y snacks, el queso puede alentar la absorción de carbohidratos ingeridos en las mismas comidas o meriendas, y por lo tanto, ayudar a balancear los niveles de azúcar y también a mejorar el estado de ánimo”.

Lo sencillo que es hacer una tabla de queso

Shutterstock

¡Oh! ¿Y mencionamos que es fácil de armar? Por más elegante que un plato de queso luzca, en realidad es muy sencillo de armar (siempre y cuando tengas los elementos adecuados y  evites errores comunes). Primero que nada, nunca tengas miedo de pedir ayuda. Hay expertos por una razón cuando visitas un mercado gourmet o una tienda de quesos. Los comerciantes de quesos saben de lo que están hablando, y como pensamos que quizá tu no sepas, puede que quieras pedirles un poco de ayuda.

Diles qué clase de sabor y texturas prefieres; diles la ocasión y el número de invitados; qué más planeas servir; qué es lo que quieres beber, etc. Pueden darte todo tipo de información y ponerte en la dirección correcta, y algunas veces hasta te dejarán tener un bocado. Tenemos una regla de nunca decir no a muestras gratis; además es una gran manera de asegurar que disfrutarás del queso que comprarás.

Mezcla para diferentes sabores

Persona preparando tabla de queso
Shutterstock

Cuando estés armando tu tabla de queso, tienes que combinar. No deberías quedarte con solo un tipo de queso o textura. Incluso si prefieres un queso dulce, o conoces tus gustos específicos en tipos de queso, no tengas miedo de probar algo nuevo, y no asumas que tus invitados comparten tus gustos. El queso generalmente cae en 4 categorías básicas: curado, duro, suave y azul. Intenta servir una selección de quesos de cada categoría para asegurarte de ofrecer una variedad de sabores, texturas y opciones para ti y tus invitados.

Una vez que hayas seleccionado tus quesos, necesitas escoger los acompañamientos correctos y panes/crackers. No es tan simple como queso + pan + jamón = yummy. Bueno, es casi así de simple, pero si quieres que tu plato de queso destaque, entonces requiere un poco más de trabajo. Ofrece una selección de panes y crackers para que la gente pueda elegir lo que mejor se adapte a sus gustos, y lo que vaya mejor con su preferencia en quesos.

Los panes

Shutterstock

Los palitos de pan y crackers dan un buen crunch para complementar los quesos, mientras que los panes más suaves son una buena elección para los quesos duros y los quesos de untar. Y mantén el sabor de tu pan neutral; no quieres que los condimentos o las semillas abrumen el queso. Y para añadir un poco más de sabor a cada bocado de queso que sirvas, incluye unos toppings; mermelada dulce, chutneys agrios, miel, tapenade de oliva etc., pueden ayudar a resaltar el sabor del queso y dar equilibrio. No tengas miedo de mezclar salado con dulce.

No subestimes el poder de una hermosa presentación en un plato de quesos. Después de todo, una tabla de queso puede ser sabrosa, pero tus invitados definitivamente recordarán la hermosa presentación, tanto como el sabor. Agrupa quesos similares juntos y no amontones tu plato; incorpora acompañamientos para darle algo de vida, y si te sientes con ganas de poner elegante, pon etiquetas para señalar todas las variedades de quesos y de dónde vienen. Por último, asegúrate de guardar el queso de la manera correcta, antes y después de comerlo. Es probable que no comas todo en tu plato, y nadie quiere ver que ese delicioso Brie se desperdicie. Envuélvelo en un papel pergamino y guárdalo en una bolsa de plástico para asegurar que podrás disfrutar de ese queso una y otra vez.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado