Cómo hablar con un caballo: Los 5 trucos más sorprendentes de los susurradores de caballos

CB
  • Caballos, animales increíblemente inteligentes
  • ¿Quiénes son los susurradores de caballos y en qué consiste su trabajo?
  • Los 5 trucos más sorprendentes ¡no lo podrás creer!

Si todavía no has escuchado hablar de los susurradores de caballos, ¡prepárate para quedar sorprendido! ya que, aunque no lo creas, existen personas cuyo trabajo es comunicarse con estos animales. Por supuesto, no estamos hablando de comunicarse con palabras, ya que es evidente que los animales no hablan nuestro mismo leguaje, pero los susurradores tienen un as bajo la manga, ya que cuentan con trucos y estrategias que les permiten establecer una conexión muy especial con los equinos.

Se trata de una tarea muy delicada, ya que por medio del tono de voz, los gestos y las caricias, es que los domadores logran crear una relación de respeto con el caballo, de manera que a éste le sea más fácil seguir las instrucciones para que puedan galopar, andar y trotar ¡estos son sus secretos!

susurradores de caballos

MH archivos

Acariciarlo

Los domadores de caballos tienen una técnica que no falla: el caballo es un animal sensible que posee una capacidad de aprendizaje que es quizá mucho más avanzada de la que muchos creen. Es importante establecer una relación de afecto entre el equino y la persona que lo domará, y esto se logra poco a poco mediante la demostración de cariño, acariciando al caballo como una estrategia para ganarse su confianza.

Uso de palabras y frases cortas

Evidentemente, los susurradores de caballos no utilizan frases o diálogos complejos para realizar las órdenes que le darán a los caballos. Éstos logran identificar frases cortas y muy específicas como “alto”, “camina”, “de pie”, etc. Quizá los tres más importantes que se introducen son: “camina”, “trota”, o “alto”, ya que son las tres comandas más repetitivas que se le pueden llegar a hacer; para realizarlo, utilizan un tono de voz más fuerte, no a manera de regaño o amenaza, sino como una forma de transmitir un sentido de autoridad al caballo.

Ejercicios de calentamiento

Los caballos suelen preferir los espacios abiertos en los que tengan la libertad de trotar, caminar y descansar a gusto; eso sí, antes de realizar cualquier actividad, es necesario que los susurradores de caballos realicen ejercicios de calentamiento previos al ejercicio para evitar cualquier lesión que pudiera poner en riesgo la seguridad del animal. Los susurradores poco a poco van conociendo de manera personal al caballo, por lo que entenderán cuando éste de señales de cansancio o de no querer colaborar con las indicaciones. No se le debe presionar para evitar agresiones o rechazos que pongan en riesgo a las personas que se encuentran en el área cercana.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+