Suerte o pesadilla: 5 ganadores de lotería que lo perdieron todo

Divorcios, demandas, apuestas y fatalidades son los elementos más comunes en las historias de ganadores de lotería que, transcurrido poco tiempo, perdieron todo el dinero.

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

Ganar la lotería es el sueño de muchísimas personas en todo el mundo, gracias a la posibilidad de adquirir grandes sumas de dinero, a veces impensables, en un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, no son pocas las historias de ganadores de lotería que, tras convertirse en afortunados dueños de millonarias cifras, terminan en una situación incluso peor que la que tenían antes de tener el boleto ganador.

TE PUEDE INTERESAR: Mexicanos buscan ganar los 1,600 millones de dólares del Mega Millions

Con los más de 2,000 millones de dólares en juego esta semana en Estados Unidos, conviene no solamente saber qué hacer si se gana la lotería, sino también aprender de otras experiencias que pueden enseñar mucho sobre lo fácil que puede ser ganar y, lamentablemente, perder mucho dinero.

5 ganadores de lotería: conoce sus desafortunadas historias

De acuerdo con un estudio del MIT, los ganadores de lotería tienen más probabilidades de declararse en bancarrota entre tres y cinco años después de ganar el premio que el estadounidense promedio.

Divorcios, demandas, apuestas, accidentes e incluso suicidios son los elementos más comunes en las historias de ganadores de lotería que, transcurrido poco tiempo, lo han perdido todo.

A continuación, conoce algunos de estos casos.

1. Américo Lopes: $38.5 millones

Este trabajador de la construcción ganó la lotería de Nueva Jersey en 2009. De acuerdo con el New York Times, inmediatamente renunció a su trabajo alegando que necesitaba una cirugía en un pie, algo que sus compañeros lamentaron.

Tiempo después, Américo le reveló a uno de sus excolegas que había ganado la lotería. El hombre difundió la noticia con otros cuatro excompañeros de Lopes e introdujeron una demanda, al asegurar que todos habían contribuido para comprar el boleto ganador.

Luego de un juicio que finalizó en 2012, un jurado ordenó que Américo debía dividir el premio con sus cinco excompañeros de trabajo.

2. Ibi Roncaioli: $5 millones

Esta residente de Ontario ganó un sorteo de Lotto en 1991, pero para sorpresa de su esposo, Joseph, no le dijo cómo lo gastaría.

Poco después, Joseph descubrió que Ibi le dio dos de los cinco millones de dólares del premio a un hijo que había tenido en secreto con otro hombre.

Al enterarse, Joseph, ginecólogo de profesión, la envenenó con analgésicos.

De acuerdo con el Toronto Star, el hombre fue acusado en 2003 de homicidio involuntario y fue hallado culpable en 2008. Tras el veredicto, Joseph le pidió a la familia de Ibi que lo ayudara a pagar la factura por el funeral de su esposa.

RELACIONADA:

[brid video=”309510″ player=”14557″ title=”Sigue la fiebre del Powerball “]

3. Denise Rossi: $1.3 millones

Esta californiana ganó la lotería de ese estado en 1996 y decidió tomar una medida extrema: no reveló la noticia y le exigió el divorcio inmediato a su entonces esposo por 25 años, Thomas.

El hombre, sorprendido, accedió al deseo de Denise, quien mantuvo su secreto durante todo el proceso legal.

Según Los Angeles Times, dos años después Thomas interceptó una carta en su nueva casa, en la que se enteró de la verdad.

Entonces, el hombre demandó a su exesposa por fraude por no revelar durante el divorcio las ganancias de la lotería. El resultado: el juez falló a favor de Thomas y le otorgó todo el dinero.

La defensa de Denise inclusive admitió que si hubiera sido honesta con su exesposo, ella habría conservado la mitad del dinero.

En la actualidad, Thomas recibe pagos anuales de $48,000.

RELACIONADA:

[brid video=”309398″ player=”14557″ title=”Sorteo del Mega Millions viernes 19 de octubre de 2018″]

4. Billy Bob Harrell Jr.: $31 millones

Este predicador pentecostal trabajó desde niño en The Home Depot, hasta que sus plegarias recibieron respuestas en 1997 cuando ganó el premio mayor de la lotería de Texas.

Billy renunció a su trabajo, viajó a Hawaii, compró un rancho, seis casas y varios autos nuevos, mientras que en paralelo realizaba donaciones para ayudar a los pobres.

El dinero comenzó a esfumarse y el hombre se vio envuelto en problemas financieros que lo obligaron a acudir a una compañía que ofrecía préstamos a ganadores de lotería a cambio de sus pagos anuales, pero al final recibió mucho menos dinero del que había ganado.

Menos de dos años después, se suicidó. Según Business Insider, poco antes de su muerte, Billy le habría confesado a un asesor financiero que ganar la lotería fue lo peor que le ocurrió en su vida.

RELACIONADA:

[brid video=”309510″ player=”14557″ title=”Sigue la fiebre del Powerball “]

5. Evelyn Adams: $5 millones

Esta mujer, nativa de Nueva Jersey, hizo algo pocas veces visto: ganó la lotería… dos veces.

De acuerdo con el portal Askmen.com, Adams ganó en 1985 y 1986 el premio mayor de la lotería estatal, acumulando más de cinco millones de dólares.

Evelyn, sin embargo, vio escapar su suerte y perdió todo el dinero en apuestas de grandes cantidades.

Hoy, vive en bancarrota en un tráiler.

RELACIONADA:

[brid video=”309510″ player=”14557″ title=”Sigue la fiebre del Powerball “]

Continua artículo relacionado