Su único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College

  • Jennifer Villegas tiene un único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College
  • Estudia Biología y soporta los costos de su carrera, 150 mil dólares en total, con más de 30 becas para estudiantes de bajos recursos
  • Es hija de inmigrantes mexicanos que llegaron a Estados Unidos sólo con la ropa que traían puesta y el sueño de ver a sus hijos educados y con buen futuro

Jenny tiene un sueño: que su madre pueda verla graduarse del College. Y cuando lo cuenta, tan sencillo como esa frase, sus ojos azules se colman de llanto, su voz languidece, sus labios tiemblan por la emoción.

¿Por qué? Porque ella, Jennifer Villegas, es hija de padres inmigrantes que han tenido que superar adversidades de diversa índole para concretar los estudios universitarios que hoy cursa, pero la razón principal del sentimiento que le nubla sus grandes ojos acerados es otra: desde que ella era pequeña, a su madre le diagnosticaron un padecimiento cardiaco que ha atado su vida a una incógnita que durante tantos años ha gravitado en su familia: su madre, le dijeron entonces, podría morir hoy…, mañana…, en un mes o en un año… o en muchísimos años…

El tiempo para Jenny, pues, adquiere otra dimensión: la perspectiva del destino cuya cita postrera un lejano día de su infancia fue citada para, literalmente, cualquier momento, y puede cumplirse en minutos… o en años.

“Doy gracias a Dios de que todavía la tengo conmigo…”.

Jennifer se sacude las lágrimas y sonríe al ser entrevistada por Mundo Hispánico en un día soleado, esplendoroso, en el campus de la Mercer University, donde estudia biología.

Pero enseguida hace una pausa y de sus grandes ojos azules que reflejan la luz dorada del sol con un resplandor tan humano como conmovedor, surgen de nuevo las lágrimas y resbalan por su tez nacarada como una luna.

“… Quiero que… esté conmigo cuando me gradúe y completar mi sueño… Porque es lo más importante para mí… que yo cumpla mi sueño… y que ella me vea”.

 

Su único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College

Mundo Hispánico

 

Jeniffer Villegas relata que es hija de padres inmigrantes. “Mi papá es de México, del DF; mi mamá es de Michoacán”, y como si contara un cuento, precisa que sus padres decidieron un día llegar a Estados Unidos con la mente en el sueño americano.

“Nos querían dar una oportunidad, la oportunidad que ellos no tuvieron: tener una educación, así que hicieron todo el esfuerzo, cruzaron la frontera sin nada, solo con la ropa que llevaban puesta”.

Durante la entrevista, Jenny recorre con soltura el campus de la Mercer University y pasa junto a un letrero donde se escribe el lema de la institución: “Research that reaches out” (“Investigación con alcances”) , y una recomendación: “Be the bear” (“Sé el oso”).

Parece lógico, porque los osos tienen muchas virtudes: son pacientes para lograr sus objetivos, están acostumbrados a recorrer grandes distancias hasta hallar sus alimentos, nada más maternal que una madre oso protegiendo a sus crías hasta con la vida misma, y los osos saben esperar, esperar y esperar…

 

[trend video=”474757″ player=”14557″ title=”Latina hace historia en Georgia al convertirse en jefe policial” duration=”264″ description=”Latina hace historia en Georgia al convertirse en jefe policial” uploaddate=”2019-10-07 19:39:52″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/474757_t_1570477195.png”]

Su único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College

Jenny seguro comprende a cabalidad la magnitud que puede abarcar una espera. ¡Ah, además, los Osos son el equipo de fútbol americano de la universidad!

El padre de Jenny labora en la industria de la construcción. “Hace remodelación de casas y también pisos. Mi mamá trabaja de limpieza”.

Precisa que su interés por las carreras médicas comenzó cuando ella estaba muy chiquita, justo cuando a su mamá le diagnosticaron un problema cardiaco “y no sabíamos cuánto tiempo íbamos a tenerla. Nos decían: puede ser un día, un mes, un año o pueden ser muchísimos años”.

Es difícil imaginar cómo una incertidumbre de esa naturaleza puede impactar en una mente infantil.

 

[trend video=”479977″ player=”14557″ title=”Abogado de inmigración responde sus preguntas” duration=”1205″ description=”Abogado de inmigración responde sus preguntas” uploaddate=”2019-10-19 17:39:31″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/479977_t_1571506800.png”]

 

Su único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College

Claro, esa personita fue creciendo y se ha convertido en la mujer de cabellera trigueña y rizada que es hoy Jenny, pero cuando se habla con ella, y conociendo su historia, un sentimiento flota en el ambiente: Jenny es fuerte, vaya que lo es, porque ¿cuántas personas no se habrían derrumbado ante la realidad latente de la partida inminente de la amada madre? Y no solo eso: ¿cuántas personas habrían tenido la resolución y el valor de ella para conseguir una educación universitaria cuando todos los factores, como la falta de financiamiento, operaban en su contra, además de la incertidumbre familiar que le agobiaba?

Así que Jenny creció y acometió la otra lucha que le esperaba: los recursos para financiar sus estudios.

Por supuesto, fue muy difícil para ella conseguir los recursos, pero lo logró.

“No se trata nada más de escribir tu historia: necesitas obtener recomendaciones, bastantes, de los maestros, y también es importante con las recomendaciones hacer horas comunitarias”.

Jennifer afrontó la tarea de obtener los fondos para reunir los 150 mil dólares que vale su educación, y lo consiguió calificando para muchas becas, de 30 a 40, de diversos montos.

 

[trend video=”479973″ player=”14557″ title=”Entrevista Jaime Camil” duration=”205″ description=”Entrevista Jaime Camil” uploaddate=”2019-10-19 17:33:27″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/479973_t_1571506413.png”]

 

Su único sueño: que su madre pueda verla graduarse del College

“Obviamente las carreras médicas sí son muy costosas, pero si buscas por las becas te dan los recursos. Yo apliqué como de 30 a 40 becas, agarré muchas chiquitas: unas de 500, otras de dos mil dólares…”, detalla.

Jeniffer dice que ha aprendido a no pensar mucho “en los problemas que tenemos, sino usarlos como una motivación y poner nuestra historia afuera. Mi mamá nos decía que podemos dar lo máximo, que podemos dar y eso es lo importante. Cuando estaba chiquita siempre le decía a mi mamá que yo crecería y sería doctora para curarle el corazón a ella, pero ahora, viéndolo desde un lado realista, tal vez no podría curarle el corazón, pero siendo una doctora yo podré ayudar a otras personas”.

 

[trend video=”472866″ player=”14557″ title=”Emprendedor Tamales Spacechip” duration=”256″ description=”MUNDO HISPANICO EMPRENDEDOR : TAMALES SPACECHIP” uploaddate=”2019-10-01 15:10:36″ thumbnailurl=”https://cdn.brid.tv/live/partners/11583/thumb/472866_t_1569942642.png”]