Cómo sobrevivir en pareja después de tener un bebé… ¡No están solos!

Cuando estás embarazada la gente te avisa de todo lo que te va a ocurrir.

Lo poco que vas a dormir, lo difícil que será amamantar, cómo puede ser que sufras depresión postparto, lo que vas a tardar en perder el peso extra… sin embargo hay un tema del que casi nunca escuchas hablar: cómo sobrevivir en pareja después del bebé y cómo ese pequeño montón de amor afecta a la relación de pareja.

TE PUEDE INTERESAR: Día de la Mujer: Homenaje de Google Doodle a las mujeres del mundo

Según el Dr. John Gottman, autor de ‘Seven Principles for Making a Marriage Work’ /(Siete principios para un matrimonio exitoso), la llegada de un bebé es una de las causas principales de las crisis matrimoniales y el divorcio. Muchas mujeres que lo han vivido pueden dar fe de ello. Cosas que antes del bebé no tenían importancia, como quién saca la basura, que tu esposo se olvide de decirte que llegará tarde, a quién se le olvidó comprar leche, etc., se vuelven un asunto de estado probablemente porque ambos en la pareja están faltos de sueño, superados y de mal humor y usan esos disparadores para mostrale al otro indirectamente lo infeliz que se es por el hecho de no haber dormido bien en semanas, de no haber visto a sus amigos desde hace tanto que ya ni se acuerdan y que la manicuría semanal ya no es más que un vago recuerdo.

¿Por qué se pelea la pareja?

Platos sucios, medias en el suelo, montones de ropa sucia, la división de la tareas, quién quiere hacer qué y quién hace más en la pareja. Adrianna Dominguez-Lupher, creadora de Military Money Chica, dice: “Las labores domésticas pueden convertirse en un verdadero campo de batalla”, y muchas mamás dicen que, después de haber tenido un bebé, el asunto en la pareja es quién “hace más”. Si tú haces más y estás cansada, te vas a enfadar y, por lo general, te vas a desquitar con la persona más cercana a ti, tu esposo, que justo olvidó poner sus calzoncillos en la cesta de la ropa sucia. Añade estos sentimientos a la posibilidad de que estés demasiado exhausta o harta o no lista o simplemente indiferente ante la posibilidad de tener sexo. Seguro que tu pareja va a pensar que no lo amas más, no lo deseas y no quieres nada con él. Todo esto va convirtiendo a los miembros de una relación en dos padres infelices, frustrados y estresados que están esperando la mínima oportunidad para herir al otro con sus propias frustraciones.

Tu bebé también es fuente de estrés 

Bebé recién nacido, sobrevivir en pareja como papás

Sobrevivir en pareja después de un bebé es complicado

Los sentimientos de amor hacia tu bebé pueden no llegar de pronto con su nacimiento. Puede que te sientas encerrada en un torbellino de amamantamiento, saca-leches, pelos despeinados y privación de sueño. Toda tu vida giraba en torno a tu bebé. Al terminar tu licencia por maternidad, si es que la tienes,  y volver a trabajar, puede que surja un sentimiento irritante de tener que volver corriendo a casa sin la posibilidad de disfrutar de un poco de vida social… Y si tu esposo te manda un mensaje de texto que dice: “Tomando algo con los chicos, vuelvo pronto”, seguramente tu enojo aumentará aún más por la noche, cuando tengas que levantarte a alimentar o acomodar a tu bebé… ¡¡Y él duerma!! ¡Resulta que no estás sola! Las mamás que han sobrevivido a esos tiempos difíciles dicen que lo hicieron porque en algún momento se dieron cuenta de que sus esposos estaban tan superados y frustados como ellas, pero lo que los hizo sentarse y hablar de cómo se sentían fue el amor, que aún estaba debajo de todo aquello.

Consejos para sobrevivir en pareja después del nacimiento del bebé 

Sobrevivir en pareja después de un bebé: consejos

  • Hablen sobre el tema. Hablen sobre cómo se sienten antes de que todo se salga de control. Deborah, de Truthful Mommy, dice “La llave para sobrevivir a la paternidad es ser abierto y honesto con tu pareja acerca de cómo te sientes”. Sobrevivir en pareja es cuestión de comunicación.
  • Habla con otras mamás. Pensé que era yo sola la que se sentía así, y resultó que no. Únete a grupos de apoyo, foros en línea, o habla con amigas. A mí me ayudó mucho la ayuda y el apoyo que recibí de las compañeras blogueras a las que entrevisté.
  • Recuerda los buenos tiempos. Echa un vistazo a lo que era la vida antes del bebé. Mira tus fotos de boda, los videos, las cartas de amor. Recuerda lo bueno que era estar con tu amor antes de que el niño entrara en el cuadro familiar. Hay muchas posibilidades de que recuerdes por qué te enamoraste y quieras que tu matrimonio funcione de nuevo antes de tirar todo por la borda, sobrevivir en pareja después del bebé requiere de esfuerzo.
  • Consigue ayuda. Si te lo puedes permitir, contrata un servicio de limpieza o una niñera. Si no puedes, no te achiques y pide ayuda a tus amigos y familiares. Puede que te sorprendas con lo que consigues. Aunque sea un par de brazos que acunen a tu bebé mientras echas una siesta es mejor que hacerlo todo tú sola.

Consejos para sobrevivir en pareja después de tener un bebé

  • Organízate. Si las labores son un dolor de cabeza y no puedes conseguir ayuda, haz una lista y un horario y reparte lo que tienes pendiente. Agenda citas románticas nocturnas (ya sé, no tiene el sabor de la improvisación, pero chica, ¡trabaja con lo que tienes!)
  • Salidas como pareja. Es decir, SIN bebé. De nuevo acude a niñera, familiares o amigos para que se queden con el bebé y puedas salir a disfrutar un rato con tu esposo. No hace falta que sea nada costoso ni especial, tomar un café, dar un paseo, ir al cine, charlar solos. Lo que sea, pero sin bebé.
  • Sal sola.  El embarazo y el primer año del bebé son especialmente difíciles para las madres. Embarazos de riesgo, partos difíciles, cambios corporales, culpa de madre, vida sexual inexistente… ¡¡algunas veces una mamá necesita un descanso!! En otras palabras, no te sientas culpable por tomarte un ratito para ir a pasear o a hacer lo que te apetezca sin compañía alguna, aunque sea mirar vidrieras o sentarte a tomar el sol… sobrevivir en pareja también se trata de un “tiempo fuera”.
  • Cosigue ayuda profesional. Si todo lo anterior falla y sientes que sigues resentida, no dudes en acudir a un profesional. La terapia de pareja puede ayudar a solucionar esos problemas para sobrevivir en pareja que el estrés está causando. Fíjate si tu seguro medico lo cubre, hay algunos que sí lo hacen.

Search

+