Simulacro 19S en México: ¿qué hacer en esa situación?

Agencia Reforma
Actualizado en

El 19S o 19 de septiembre es una fecha que marcó la historia de México para siempre, los sismos que sacudieron la capital del país en 1985 y en 2017  dejaron pérdidas humanas y materiales pero también aprendizajes. Por primera vez México se prepara para un simulacro nacional este 19 de septiembre de 2018.

Entrenarse para, en la medida de lo posible, actuar con la razón y no con la emoción en caso de una contingencia como un sismo no es sencillo, pero tampoco imposible. Expertos recomiendan qué hacer durante un simulacro, sigue estos pasos.

1. Controlar emociones

Tratar de controlar las emociones es fundamental para evitar un ataque de pánico y paralizarse o huir despavoridamente sin medir el peligro, coinciden expertos.

Y aunque es común que en los simulacros de sismo se aconseje no paralizarse o no correr sin control, es normal reaccionar así, sin embargo al identificar estos comportamientos se puede trabajar para atenuarlos, prevenir riesgos y adaptarse de la mejor manera a una contingencia.

TE PUEDE INTERESAR: Tras festejar a hispanos, Trump sorprende con mensaje (VIDEO)

2. Mantener la calma

La clave es aparentemente simple, buscar recursos de relajación.

Cuando las personas mantienen la mayor calma posible, pueden actuar de una manera más adecuada, precisa Delia Hinojosa, presidenta de la Asociación Psicoanalítica Mexicana.

Una persona preparada emocionalmente, en medio de la crisis tiene claro que ante un sismo hay que buscar un lugar seguro; mantenerse alerta, establecer relaciones con las personas cercanas.

3. Deshagorarse

También tendrá presente que hay que buscar sentirse cómodo y que así se sientan los demás; desahogarse y permitir que otros se desahoguen, y hacer respiraciones profundas para no hiperventilarse, detalla.

Los simulacros son una de las mejores formas de entrenarse para actuar de forma segura ante un sismo, considera Óscar Galicia, coordinador de la carrera de Psicología de la Universidad Iberoamericana.

Por ello, el experto recomienda que las personas se concienticen sobre la importancia de éstos y los tomen muy en serio para, en estado de plena calma, analicen cuáles suelen ser sus emociones y visualizarse con las condiciones físicas que les rodean.

El propósito, indica el experto, es que este entrenamiento evite que ante un hecho real, la persona huya sin reflexionar y medite cuál es la forma adecuada de hacerlo, pues puede resultar contraproducente si corre en unas escaleras inseguras, por ejemplo o que la persona mida cuál es el riesgo de quedarse paralizado.

4. Buscar ayuda psicológica

Si ha detectado que sus emociones se salen de control una opción es entrenarse en talleres de primeros auxilios psicológicos, con los que incluso es posible ayudar a otros, como a los hijos.

Con esta preparación es posible adquirir estrategias que ayudan a una persona a lidiar con una situación de estrés ante una emergencia, aclara.

Hay que considerar que tras una contingencia, hay personas que presentan estrés postraumático y depresión, si es el caso, es ineludible la atención especializada de un experto en salud mental.

“Es importante que se mida la situación de las personas que sí pueden salir solas, que tienen los recursos individuales para enfrentar la situación del evento traumático; respecto a quienes sí requieren una intervención especializada para hacer frente a los síntomas”, señala Delia Hinojosa.

La presidenta de la Asociación Psicoanalítica Mexicana advierte que no recibir ayuda especializada puede originar que las personas con este malestar emocional abusen de alcohol; tengan dificultades para establecer relaciones y se dé una interferencia negativa en sus distintos ámbitos, es decir, en la esfera laboral, familiar y académica.

5. Aprender a relajarse

Forme un puño con la mano dominante y estire el brazo hacia abajo para mantener la relajación.

Levante las cejas, apriete los ojos y frunza la nariz para relajar los músculos de la cara.

Mueva la cabeza de abajo hacia arriba, de manera cuidadosa, procurando tensar los músculos del cuello.

Mueva los hombros hacia atrás manteniendo la espalda recta.

Tense los músculos abdominales.

Tense el muslo de la pierna y mantenga laflexión de arriba-abajo.

Estire el pie apuntando hacia abajo y después hacia arriba.

[anvplayer video=”4486037″ station=”CMG MundoHispanico”]

 

Search

+